UNO

La Tercera - Más Deco - - Espacios -

lle­ga a los es­ta­cio­na­mien­tos, ca­mi­na ha­cia la du­na, lle­ga a la ci­ma y lo que ve es un cu­bo de vidrio. Ca­da sa­li­da y pues­ta de sol, así co­mo de lu­na, es un es­pec­tácu­lo, cu­ya vi­sión re­ma­ta en el océano, a so­lo 55 m cuan­do la ma­rea es­tá al­ta.

“Es co­mo un acua­rio y no­so­tros so­mos los pe­ces”, di­ce uno de los her­ma­nos que ocu­pan es­ta ca­sa los ve­ra­nos, los fi­nes de se­ma­na y en reali­dad ca­da vez que pue­den.

Las par­ti­cu­la­ri­da­des de es­ta ca­sa no ter­mi­nan en su in­ten­ción de pecera. A pe­sar de que ha­bría si­do mu­cho más fá­cil apla­nar la du­na para le­van­tar­la, los her­ma­nos de­ci­die­ron de­jar­la tal cual co­mo era en su ori­gen, con la for­ma que le ha da­do el vien­to por si­glos. “No qui­si­mos in­ter­ve­nir la na­tu­ra­le­za. Re­cu­pe­ra­mos to­da la flo­ra an­tes de hacer las ex­ca­va­cio­nes y lue­go la tras­plan­ta­mos, to­dos esos coiro­nes fue­ron al mis­mo te­cho de la ca­sa. Es tan así, que aquí se ca­mi­na a tra­vés de pa­sa­re­las, no se pi­sa la are­na. La idea es po­der lle­gar has­ta a la ori­lla del mar a tra­vés de ellas, sin pi­sar la flo­ra del lu­gar”, con­ti­núa uno de los due­ños.

El otro her­mano se lla­ma Yan­ko Ba­ku­lic, es ac­tor pe­ro en Nueva York –don­de vi­vió por 14 años– fue

EL SI­LLÓN DEL LI­VING es­tá he­cho con ma­de­ra de aler­ce de de­mo­li­ción, muy año­sa. Los co­ji­nes se sos­tie­nen so­bre ma­lla de pes­ca­do­res ten­sa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.