LAS TRANSITION TOWN

CON­VO­CAN A CO­MU­NI­DA­DES EN TO­DO EL MUN­DO, Y en Chi­le tam­bién hay una, El Man­zano, en la Re­gión del Bio­bío. SUS PLAN­TEA­MIEN­TOS RA­DI­CAN EN LA RE­SI­LIEN­CIA LO­CAL, EL DE­CRE­CI­MIEN­TO ECO­NÓ­MI­CO, LA AU­TO­SU­FI­CIEN­CIA LO­CAL, LA PERMACULTURA, LA CO­MU­NI­DAD Y EL COM­POR­TA

La Tercera - Más Deco - - Reportaje -

Vier­nes del dia­rio La Se­gun­da a prin­ci­pios de año, hay ar­gu­men­tos de pe­so que di­cen por qué el mun­do de­be de­jar de cre­cer. “Hoy es­ta­mos vi­vien­do el co­lap­so de la ci­vi­li­za­ción del cre­ci­mien­to. La so­lu­ción a la cri­sis an­tro­po­ló­gi­ca ac­tual so­la­men­te pue­de ser ‘el de­cre­ci­mien­to o la bar­ba­rie’. Finalmente, las so­cie­da­des azo­ta­das por ca­tás­tro­fes de to­do ti­po (eco­nó­mi­cas, eco­ló­gi­cas, so­cia­les, cul­tu­ra­les y, finalmente, de ci­vi­li­za­ción) y ame­na­zas que po­drían ser peo­res, tie­nen dos op­cio­nes: en­con­trar los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra rein­ven­tar­se en so­cie­da­des eco­ló­gi­cas y con bue­na con­vi­ven­cia, o su­cum­bir a las peo­res for­mas de to­ta­li­ta­ris­mo que sal­drán de ese caos, si es que pu­dié­ra­mos so­bre­vi­vir a él. Por lo tan­to, el de­cre­ci­mien­to va inevi­ta­ble­men­te en con­tra del ca­pi­ta­lis­mo. No por­que de­nun­cie sus con­tra­dic­cio­nes o sus lí­mi­tes eco­ló­gi­cos y so­cia­les, sino por­que in­te­rro­ga su ‘es­pí­ri­tu’”. Ade­más aña­de un pun­to in­tere­san­te. Di­ce que pa­ra lle­gar a es­te de­cre­ci­mien­to de­be­mos apli­car una teo­ría que de­no­mi­na la ‘de las 8 R’, que es: re­va­luar, re­con­cep­tua­li­zar, re­es­truc­tu­rar, re­dis­tri­buir, re­lo­ca­li­zar, re­du­cir, re­usar y re­ci­clar. Ca­da una de es­tas 8 R de­be apli­car­se en el mun­do de dis­tin­tas ma­ne­ras ba­jo los cri­te­rios de sen­si­bi­li­dad y pro­gra­ma­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.