Pó­ci­ma

La Tercera - Más Deco - - Buscador - PINTEREST.COM/ AN­TO­NIA MO­RO @ANTONIAMOROW

Se lo de­bo a mi ve­ci­na, que vi­ve al la­do y te­ne­mos un ac­ce­so de ca­sa a ca­sa por­que so­mos muy ami­gas. Pri­me­ro la veía que lim­pia­ba su pis­ci­na, pa­san­do la as­pi­ra­do­ra con ener­gía y mus­cu­la­tu­ra; des­pués, por ser pis­ci­na natural sin clo­ro se le ha­ce una le­ve ca­pa de al­ga; ella con go­rra de na­da­do­ra, len­tes y ce­pi­llos en ca­da mano se su­mer­ge a re­fre­gar las pa­re­des, yo la mi­ra­ba sin­tién­do­me ca­da se­gun­do más y más flo­ja. Ac­to se­gui­do se com­pra un kit de TRX y lo po­ne en su te­rra­za. Ya pa­re­cie­ra que es­toy min­tien­do, pe­ro no, no tie­ne jar­di­ne­ro por­que ella cor­ta el pas­to, des­ma­le­za y man­tie­ne su huer­ta. Ahí uno em­pie­za a pen­sar “ah con tiem­po cual­quie­ra”, pe­ro no… es una des­ta­ca­da doc­to­ra y sa­le a tra­ba­jar to­dos los días a las 7 a.m. Le di­go cuán­to ad­mi­ro el mo­do en que apro­ve­cha su tiem­po y su ener­gía, y me cuen­ta que tie­ne un se­cre­to… en su te­rra­za de atrás, in­tri­ga­da co­mo si me fue­sen a mos­trar la pó­ci­ma de la juventud, la si­go, y ahí en me­dio de una vi­ga veo es­te columpio de gé­ne­ro col­gan­do: ‘ae­ro­yo­ga’, al co­mien­zo me de­frau­dó, pen­sé me da­ría un da­to que no in­clu­ye­ra ejer­ci­cio ya que to­do lo que im­pli­ca ago­tar­se y su­dar nun­ca ha si­do lo mío. Pe­ro bas­tó su­bir­me para enamo­rar­me per­di­da­men­te de la sen­sa­ción má­xi­ma entre flo­tar, vo­lar y elon­gar, es bá­si­ca­men­te tra­ba­jar la mus­cu­la­tu­ra sin no­tar que es­tas ha­cién­do­lo; de he­cho siempre que ha­go me da ri­sa, ri­sa de ni­ño por­que hay cier­tos mo­men­tos en que li­be­ras las ma­nos y te en­tre­gas al va­cío, al sol­tar­se se tra­ba­ja la con­fian­za en uno mis­mo, en re­su­men: ‘for­ta­le­ce’; así es co­mo yo la veía a ella fuer­te, en for­ma, ágil, enér­gi­ca, y lo me­jor de to­do es que se pue­de ha­cer des­de la ca­sa una vez que te ha­yan en­se­ña­do a usarlo. O sea, no sien­tes que es­tás ha­cien­do ejer­ci­cio, y des­de tu ca­sa. Era cier­to, te­nía un gran se­cre­to, me­jor que una pó­ci­ma. Por eso lo com­par­to: www.ae­ro­yo­ga.cl ins­ta­gram :isi­do­ra­mu­niz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.