AL IGUAL

La Tercera - Más Deco - - Editorial -

que plan­tar un ár­bol y te­ner un hi­jo, la crea­ti­vi­dad tam­bién es un le­ga­do, y es el ca­mino que de­ci­di­mos to­mar en es­ta re­vis­ta pa­ra ce­le­brar a los hom­bres. Va­rios de los per­so­na­jes que ele­gi­mos son efec­ti­va­men­te pa­dres, pe­ro aquí los mos­tra­mos a tra­vés de sus pro­yec­tos, ob­se­sio­nes, la ca­rre­ra que han cons­trui­do y a la cual le han de­di­ca­do ener­gía y pa­sión... es otra ma­ne­ra de ‘criar’. Ca­da uno de ellos nos mues­tra un ca­mino, una idea que pue­de ilu­mi­nar nues­tro día a día, co­mo la vi­sión del ar­qui­tec­to ita­liano Ste­fano Boe­ri, quien se ubi­ca en los lí­mi­tes de lo que se en­tien­de por ciu­dad, pa­ra con­vi­vir de ma­ne­ra sus­ten­ta­ble y real con el en­torno, al re­cor­dar­nos que so­mos una es­pe­cie más en la ca­de­na de la vi­da y co­mo tal de­be­mos in­ter­ac­tuar con las otras de bue­na ma­ne­ra. Tam­bién qui­si­mos sa­ber qué es­tá pa­san­do en el mun­do de lo ar­te­sa­nal, de lo he­cho a mano, y qué me­jor ejem­plo que maes­tros co­ci­ne­ros que es­tán re­cu­pe­ran­do el ar­te de la char­cu­te­ría, una pa­la­bra que por sí so­la ya sue­na a ri­co y tam­bién a al­go má­gi­co, que cues­ta pre­ci­sar. De mis años en Lon­dres me acuer­do del res­pe­to que se tie­ne por el ofi­cio del car­ni­ce­ro, co­no­ci­mien­to que se tras­pa­sa de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción y que po­ne en las ma­nos de es­tos pro­fe­sio­na­les pro­ce­sar los cor­tes más ri­cos y lin­dos (mi­rar la vi­tri­na de una car­ni­ce­ría en Lon­dres es ad­mi­rar una ver­da­de­ra ins­ta­la­ción de ar­te), pe­ro son tam­bién los res­pon­sa­bles de ha­cer los sub­pro­duc­tos ar­te­sa­na­les, co­mo las sal­chi­chas y em­bu­ti­dos; se di­ce que ca­da re­gión del país tie­ne sus pro­pias re­ce­tas y es­tas son me­jo­ra­das por ca­da car­ni­ce­ro, y que se po­dría co­mer por diez años un ti­po dis­tin­to, sin re­pe­tir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.