A

La Tercera - Más Deco - - Espacios - LASSIETEVIDASDELMUEBLE.CL

Jai­me Na­va­rre­te y su so­cio –Jor­ge Arón– les gus­ta de­cir que Las Sie­te Vi­das del Mue­ble es una tien­da de de­co­ra­ción que con­tie­ne una mez­cla ecléc­ti­ca de co­sas an­ti­guas y res­tau­ra­das con ele­men­tos de di­se­ño pro­pio, que de esa ma­ne­ra ge­ne­ran es­pa­cios bas­tan­te úni­cos. En agos­to del año pa­sa­do cum­plie­ron sie­te años de exis­ten­cia y en no­viem­bre abrie­ron una se­gun­da tien­da en el fla­man­te pa­seo Las­ta­rria, no muy le­jos de su clá­si­ca ubi­ca­ción en Mer­ced. Di­cen que ellos apues­tan por el ba­rrio aun­que po­drían ha­ber in­ten­ta­do en los ba­rrios con­so­li­da­dos del ru­bro. Aún se sien­ten una tien­da de ni­cho, una es­pe­cie de se­cre­to. “Te­ne­mos clien­tes que nos si­guen y es­tán cons­tan­te­men­te pre­gun­tan­do por nues­tros ob­je­tos y mue­bles. Te­ne­mos una red y un cier­to pres­ti­gio que nos per­mi­ten se­guir cre­cien­do”, di­ce Jai­me. Es por ese pres­ti­gio, por­que ade­más ve­mos fre­cuen­te­men­te los pro­duc­tos de Las Sie­te Vi­das del Mue­ble en es­tas mis­mas pá­gi­nas, que su ca­sa cau­sa es­pe­cial cu­rio­si­dad. ¿Có­mo son los es­pa­cios que ha­bi­ta uno de sus due­ños? Bueno, es­tán a la al­tu­ra y re­fle­jan el ADN de su tien­da. En ellos se mez­clan ar­mo­nio­sa­men­te mue­bles an­ti­guos, otros que hi­zo in­ter­ve­nir con car­pin­te­ros y tam­bién al­gu­nos clá­si­cos re­co­no­ci­bles. La ca­sa es una Ley Pe­rei­ra en el ba­rrio Las Flo­res de Pro­vi­den­cia, con 120 m cons­trui­dos, tres dor­mi­to­rios, dos ba­ños, co­ci­na, li­ving, co­me­dor, te­rra­za y jar­dín con pis­ci­na. “Es una ca­sa que arrien­do, pe­ro me gus­ta vi­vir en ca­sas bo­ni­tas e in­vier­to. Pin­té las fa­cha­das, pu­se re­ja, tra­to de ha­cer jar­dín (ten­go un pastor ale­mán), vi­tri­fi­qué el pi­so. Lle­vo dos años vi­vien­do ahí y la sien­to mi ca­sa”. Ya te­nía to­dos es­tos mue­bles y los fue ubi­can­do en los dis­tin­tos es­pa­cios de la ma­ne­ra en que los co­lo­res y los es­ti­los se lo fue­ron su­gi­rien­do. Se reúnen así so­fás ta­pi­za­dos en lino blan­co con un cua­dro de cie­lo a pi­so de Bas­co Vaz­co, lleno de co­lo­res, ha­cien­do jue­go con una al­fom­bra sim­ple pe­ro tam­bién muy co­lo­ri­da. Los si­llo­nes LC 2 de Le Cor­bu­sier se mez­clan con mue­bles de mar­que­te­ría y una me­sa de cen­tro de vidrio. En las pa­re­des apa­re­cen gra­ba­dos de Mat­ta y uno de Pi­cas­so. En el co­me­dor res­ca­tó una me­sa art de­co con ébano de Ma­cas­sar e hi­zo un in­tere­san­tes con­tras­te con si­llas de di­se­ño mo­derno. Ahí tam­bién hay un mue­ble bu­fé con cu­bier­ta de már­mol de Val­dés pri­ma el ne­gro con ele­men­tos co­mo un an­ti­guo biom­bo chino y un bu­fé de Val­dés Frei­re. Frei­re que pin­tó ne­gro, y un biom­bo chino del 1800; mien­tras en el li­ving pri­ma el blan­co, en el co­me­dor abun­dan los to­nos ne­gros. “Co­mo hay gen­te a la que le gus­ta el surf o via­jar, a otros nos ha­ce vi­brar la ar­qui­tec­tu­ra o la de­co­ra­ción. Has­ta aho­ra no he co­no­ci­do a al­guien a quien no le gus­te vi­vir en un lu­gar bo­ni­to. Qui­zás las prio­ri­da­des son dis­tin­tas, qui­zás pa­ra al­gu­nos es­tán an­tes la ro­pa o el au­to, pe­ro en Chi­le ves ca­sas fan­tás­ti­cas, de 400 y 500 m , pe­ro sin ni un cua­dro. Cuan­do te gus­ta te preo­cu­pas. Pa­ra mí es un go­ce per­so­nal”, con­clu­ye Jai­me.

EN EL CO­ME­DOR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.