Res­ca­te pa­tri­mo­nial en Pan­gui­pu­lli

La Tercera - Más Deco - - Viaje Al Patrimonio - Po­r_ FRAN­CIS­CA JI­MÉ­NEZ

Ha­ce unos años es­cri­bí so­bre la igle­sia de Pan­gui­pu­lli (nom­bre que sig­ni­fi­ca “tie­rra de pu­mas” en ma­pu­dun­gún), una cons­truc­ción en ma­de­ra de 1947 a car­go de los mon­jes ca­pu­chi­nos, que re­fle­ja­ba a la per­fec­ción el tra­ba­jo de los car­pin­te­ros de esa zo­na y que se man­te­nía muy bien con­ser­va­da. Y no so­lo eso. El edi­fi­cio tam­bién da­ba cuen­ta de la pau­la­ti­na re­cu­pe­ra­ción pa­tri­mo­nial que co­men­za­ba a ex­pe­ri­men­tar esa lo­ca­li­dad su­re­ña.

Ha­ce po­co me en­te­ré de la res­tau­ra­ción de una an­ti­gua ca­so­na en el cen­tro de esa pe­que­ña ciu­dad que fue trans­for­ma­da en un cen­tro cul­tu­ral al ale­ro de la Cor­po­ra­ción de Ade­lan­to de Ami­gos de Pan­gui­pu­lli.

Ser­gio Ira­rrá­za­val, ge­ren­te ge­ne­ral de esa en­ti­dad, ex­pli­ca que és­ta se creó en 2006 co­mo un co­mi­té de ami­gos y que en 2011 se trans­for­mó en cor­po­ra­ción. “Nues­tra mi­sión es pro­mo­ver el desa­rro­llo de la co­mu­na de Pan­gui­pu­lli, con sus sie­te la­gos (Ca­laf­quén, Pu­llin­que, Pe­llai­fa, Nel­tu­me, Ri­ñihue, Pi­rihuei­co y Pan­gui­pu­lli), de for­ma in­te­gral y a lar­go pla­zo. Es­to, fo­ca­li­zán­do­se en pro­gra­mas de edu­ca­ción a tra­vés de ca­pa­ci­ta­ción a pro­fe­so­res, di­rec­to­res y mil ni­ños que es­tu­dian ins­tru­men­tos mu­si­ca­les doc­tos con seis or­ques­tas que son par­te del pro­gra­ma “Vi­ve la Mú­si­ca”. En se­gun­do lu­gar, en áreas re­la­cio­na­das con la cul­tu­ra, me­dian­te un cen­tro cul­tu­ral que es el pun­to de en­cuen­tro y de desa­rro­llo de las ar­tes pa­ra to­da la co­mu­ni­dad y que se em­pla­za en una ca­so­na an­ti­gua que se res­tau­ró re­cien­te­men­te. En ter­cer lu­gar, a tra­vés de los ofi­cios me­dian­te un res­ca­te con iden­ti­dad y pues­ta en va­lor con ca­pa­ci­ta­cio­nes a 130 mu­je­res de zo­nas ru­ra­les y una tien­da. Fi­nal­men­te, con una pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na y ru­ral pa­ra un cre­ci­mien­to sus­ten­ta­ble, con su­ge­ren­cias a la au­to­ri­dad”, co­men­ta.

Ira­rrá­za­val agre­ga que el cen­tro ac­tual­men­te cuen­ta con dos edi­fi­cios: Por un la­do, la ca­so­na cul­tu­ral mis­ma que tie­ne sa­las de ar­te, dan­za, ga­le­ría, ca­fe­te­ría, au­di­to­rio y pér­go­la. Y por otro, una tien­da, ta­lle­res de ofi­cios, hos­pe­de­ría y sa­las de cla­ses de mú­si­ca pa­ra los ni­ños. Im­pe­ca­ble­men­te res­tau­ra­da, la ca­so­na don­de se en­cuen­tra la Es­cue­la de Ofi­cios de Pan­gui­pu­lli me lla­mó in­me­dia­ta­men­te la aten­ción. Ade­más, el tra­ba­jo de res­ca­te de la ar­te­sa­nía de la zo­na me pa­re­ce digno de imi­tar por par­te de otras en­ti­da­des que deseen rea­li­zar una la­bor si­mi­lar a lo lar­go de nues­tro país.

En es­te ca­so, se tra­ba­ja prin­ci­pal­men­te con las co­mu­ni­da­des ma­pu­che de la zo­na quie­nes han tra­ba­ja­do de ma­ne­ra tra­di­cio­nal con ma­te­ria­les ta­les co­mo la ño­cha (una fi­bra ve­ge­tal que cre­ce en va­rias zo­nas del sur de Chi­le), la la­na, la ma­de­ra y la gre­da. En el ca­so de es­ta úl­ti­ma, re­sul­ta es­pe­cial­men­te des­ta­ca­ble el res­ca­te de pie­zas ins­pi­ra­das en la an­ti­gua cul­tu­ra Pi­trén, el pri­mer com­ple­jo hor­ti­cul­tor que ha­bi­tó el área en­tre el río Bío Bío y la ri­be­ra nor­te del la­go Llan­quihue y des­de la cor­di­lle­ra de los An­des has­ta la de Nahuel­bu­ta, la cual es­tu­vo pre­sen­te en la zo­na de Pan­gui­pu­lli.

Si se en­cuen­tra de va­ca­cio­nes en la zo­na, va­le la pe­na pa­sar a co­no­cer el cen­tro cul­tu­ral y vi­si­tar la tien­da de ar­te­sa­nía.

UBI­CA­DA EN LA CA­LLE BER­NAR­DO O’HIG­GINS S/N, es­ta ca­so­na de más de 1.000 m ² cons­trui­dos ha si­do pau­la­ti­na­men­te res­tau­ra­da y ac­tual­men­te cuen­ta con sa­las de mú­si­ca, tien­da de ar­te­sa­nía y la es­cue­la de ofi­cios con ta­lle­res, en­tre otros. Se en­cuen­tra en...

Re­gión de los Ríos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.