WINEBOX

La Tercera - Más Deco - - Guía -

“Dor­mir en un con­tai­ner (chec­ked)”. No me di cuen­ta en el mo­men­to que esa ex­pe­rien­cia es­ta­ba en mi lis­ta de co­sas por ha­cer, por­que tra­ba­jan­do en es­to ha­bía es­cri­to so­bre mu­chos pro­yec­tos in­tere­san­tes que usa­ban con­tai­ners, pe­ro su­pon­go que en el fon­do, co­mo mu­chos pa­sa­je­ros del WineBox con­fie­san, te­mía pa­sar frío o te­ner sen­sa­ción de claus­tro­fo­bia. Na­da de eso. 2,8 m es una al­tu­ra ge­ne­ro­sa y la ha­bi­ta­ción más pe­que­ña del ho­tel tie­ne 30 m . Las sui­tes tienen entre 90 y 105 m . To­das es­tán muy bien ais­la­das con ce­lu­lo­sa pro­yec­ta­da (pa­pel de dia­rio re­ci­cla­do).

No se pue­de en­ten­der el ori­gen de es­te pro­yec­to sin en­trar en la biografía de su due­ño, el enó­lo­go neo­ze­lan­dés Grant Phelps. Él na­ció en Ch­rist­church, una ciu­dad que se hi­zo fu­gaz­men­te co­no­ci­da en 2011 por de­rrum­bar­se en un 70% a cau­sa de un te­rre­mo­to.

Las au­to­ri­da­des ha­bla­ron de 25 años de re­cons­truc­ción, pe­ro al­go de­bían ha­cer pa­ra le­van­tar­la mien­tras tan­to. La so­lu­ción fue­ron es­truc­tu­ras tem­po­ra­les de con­tai­ners y que­da­ron tan bien he­chas que fas­ci­na­ron a Grant. Su es­pa­ñol chi­leno y sus garabatos son tan na­tu­ra­les por­que lle­gó a Chi­le ha­ce ya 18 años, con­tra­ta­do por una em­pre­sa in­gle­sa pa­ra ela­bo­rar vi­nos ba­ra­tos que se ven­de­rían en los su­per­mer­ca­dos de ese país. Él te­nía ex­pe­rien­cia en eso pe­ro nun­ca le ha­bían pe­di­do ha­cer vino de 3,99 li­bras con un Cin­sault de 120 años. “No po­día creer que un pa­tri­mo­nio así se fue­ra en un vino tan ba­ra­to”, re­cuer­da.

Re­su­mien­do, Grant que­ría cons­truir con con-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.