Ciu­dad

La Tercera - Más Deco - - Viaje Al Patrimonio - Po­r_ FRANCISCAJIMÉNEZ

Cuan­do uno pa­sa por la ru­ta F-30 que re­co­rre el bor­de cos­te­ro de la V Re­gión a la al­tu­ra de las du­nas de Ri­to­que, se di­vi­san cons­truc­cio­nes que lla­man bas­tan­te la aten­ción. Las “ca­sas lo­cas” –co­mo de­cía uno de mis hi­jos cuan­do vi­si­ta­mos el lu­gar, la pri­me­ra vez fui­mos ha­ce ya más de una dé­ca­da, vi­si­ble­men­te ma­ra­vi­lla­do con las edi­fi­ca­cio­nes- fue­ron em­pla­za­das en la lla­ma­da Ciu­dad Abier­ta, la que se fun­dó en 1970 con la aper­tu­ra de aque­llos te­rre­nos que son atra­ve­sa­dos por la ca­rre­te­ra en una par­te al­ta (ha­cia las co­li­nas) y otra ba­ja (muy cer­ca­na al mar). Vol­ví a ese lu­gar en enero de es­te año en con­tex­to de un se­mi­na­rio so­bre la obra de Al­ber­to Cruz Co­va­rru­bias, uno de sus fun­da­do­res.

El pro­yec­to Ciu­dad Abier­ta tie­ne su ori­gen en la Fa­cul­tad de Ar­qui­tec­tu­ra y Di­se­ño de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Val­pa­raí­so (PUCV), en la cual con­ver­gie­ron, en aque­lla épo­ca, no so­lo ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res, sino que tam­bién fi­ló­so­fos, poe­tas, ar­tis­tas y es­cul­to­res pro­ve­nien­tes de Amé­ri­ca La­ti­na y Eu­ro­pa. Nom­bres ta­les co­mo Go­do­fre­do Iom­mi, Al­ber­to Cruz, Clau­dio Gi­ro­la, Jo­sé Vial, Jo­sé Bal­cells, en­tre otros, fue­ron quie­nes die­ron for­ma a es­te pro­yec­to que sur­ge del poe­ma “Ame­rei­da” (que mez­cla la pa­la­bra Amé­ri­ca con la epo­pe­ya Enei­da, del poe­ta ro­mano Vir­gi­lio). Ori­gi­nal­men­te, se tra­tó de una tra­ve­sía con ese nom­bre, que se reali­zó en 1965 des­de Tie­rra del Fue­go has­ta San­ta Cruz de la Sierra, Bo­li­via. Es­tos via­jes se ha­cen has­ta el día de hoy con es­tu­dian­tes y pro­fe­so­res de la Es­cue­la de Ar­qui­tec­tu­ra y Di­se­ño de la PUCV con el fin de apren­der so­bre el mo­do en que ha­bi­ta­mos los ame­ri­ca­nos. La ex­pe­ri­men­ta­ción en cuan­to a las for­mas y los ma­te­ria­les de cons­truc­ción (la­dri­llos, ce­men­to y ma­de­ra) cons­ti­tu­ye uno de los se­llos de la Ciu­dad Abier­ta. Al re­co­rrer la Sa­la de Mú­si­ca y el Pa­tio de Agua, en el sec­tor ba­jo de ese con­jun­to, así co­mo el Ce­men­te­rio y el Pa­la­cio del Alba y el Oca­so, ubi­ca­dos en la par­te al­ta del te­rreno, uno que­da asom­bra­do con la ma­ne­ra de cons­truir de esa épo­ca, por un la­do, tan sim­ple y por el otro tan mo­der­na y van­guar­dis­ta.

Ade­más, la to­po­gra­fía es par­te im­por­tan­te de los re­sul­ta­dos ya que, con el ob­je­ti­vo de mi­ni­mi­zar la in­ter­ven­ción so­bre el te­rri­to­rio, los ar­qui­tec­tos apro­ve­cha­ron to­das las con­di­cio­nes geo­grá­fi­cas del te­rreno, ta­les co­mo las que­bra­das, las di­fe­ren­cias de ni­ve­les en las du­nas y en los ce­rros y los cur­sos de agua, en­tre otros ele­men­tos. El te­rri­to­rio, fi­nal­men­te, es el se­llo de es­te lu­gar que, a ca­si 50 años de ser idea­do, si­gue vi­gen­te y ha sen­ta­do las ba­ses pa­ra una ar­qui­tec­tu­ra sus­ten­ta­ble acor­de con nues­tros pai­sa­jes cul­tu­ra­les y par­te im­por­tan­te de nues­tro pa­tri­mo­nio ar­qui­tec­tó­ni­co.

EL POE­MA AME­REI­DA es una edi­ción que re­co­pi­la tex­tos, ano­ta­cio­nes y poe­mas rea­li­za­dos por los par­ti­ci­pan­tes de la pri­me­ra tra­ve­sía (1965) y cartas de los pri­me­ros cro­nis­tas ame­ri­ca­nos. El ob­je­ti­vo era in­da­gar en el ser ame­ri­cano, pen­sa­mien­to que sen­tó las ba­ses pa­ra la cons­truc­ción de es­tos edi­fi­cios. La ubi­ca­ción de es­tos al in­te­rior de la ciu­dad re­mi­te a la vi­gi­lia cons­tan­te del te­rreno en el que se en­cuen­tran em­pla­za­dos.Pa­ra vi­si­tar Ciu­dad Abier­ta es­cri­bir al mail se­cre­ta­[email protected]­rei­da.cl

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.