TIEM­PO DE LU­JO. Re­lo­jes con ma­te­ria­les na­tu­ra­les.

En una era don­de la tec­no­lo­gía se ha to­ma­do prác­ti­ca­men­te to­dos los ám­bi­tos de la vi­da, y los nue­vos ma­te­ria­les de al­ta re­sis­ten­cia pe­ne­tran ca­da vez más en el mun­do de la re­lo­je­ría, al­gu­nos fa­bri­can­tes han de­ci­di­do dar una mi­ra­da al pa­sa­do y vol­ver a los

La Tercera - MT MAG Motores - - SUMARIO - » Por CA­RO­LI­NA RO­JAS ARE­NAS. » Fo­tos MAR­CAS.

Que­rá­mos­lo o no, gran par­te de nues­tra vi­da dia­ria orbita al­re­de­dor del plás­ti­co... Nues­tros au­tos, te­lé­fo­nos, elec­tro­do­més­ti­cos, e in­clu­so al­gu­nas pie­zas de ro­pa. Con el pa­so del tiem­po se ha pre­fe­ri­do la con­ve­nien­cia de lo desecha­ble en lu­gar de la se­gu­ri­dad de lo que se pue­de re­pa­rar.

El mun­do de la re­lo­je­ría no es­tá exen­to de es­ta ten­den­cia, e in­clu­so ya nos he­mos acos­tum­bra­do a al­gu­nas pul­se­ras de cau­cho o go­ma, de vi­da útil más bre­ve, pe­ro que per­mi­ten una ma­yor per­so­na­li­za­ción.

Pe­ro la tra­di­ción re­lo­je­ra siem­pre bus­ca vol­ver a la me­cá­ni­ca más pu­ra y a los ma­te­ria­les ele­men­ta­les, ce­le­bran­do la he­ren­cia de un tra­ba­jo rea­li­za­do a mano, con de­di­ca­ción y con un ar­duo tra­ba­jo. Es por eso que los ma­te­ria­les na­tu­ra­les han vuel­to a ocu­par la men­te de di­se­ña­do­res y re­lo­je­ros.

Bron­ce, cue­ro e in­clu­so ma­de­ra se pue­den en­con­trar en es­tas pie­zas, que com­bi­nan la ca­li­dez de lo na­tu­ral con la in­trin­ca­da me­cá­ni­ca del tiem­po.

Sin du­da, el Bell & Ross Ins­tru­ment de Ma­ri­ne es uno de esos mo­de­los.

Rein­ter­pre­tan­do los ins­tru­men­tos de las gran­des em­bar­ca­cio­nes del si­glo XVIII, es­te mo­de­lo cua­dra­do ins­pi­ra tra­di­ción y mo­der­ni­dad, al mis­mo tiem­po que rin­de ho­me­na­je a los re­lo­jes de ma­ri­na que han mar­ca­do la his­to­ria na­val.

En su ver­sión BR X1 Tour­bi­llon Ch­ro­no­graph es don­de se pue­de apre­ciar más es­ta ins­pi­ra­ción, uti­li­zan­do una ma­de­ra co­no­ci­da co­mo pa­li­san­dro de la In­dia, que re­cuer­da a los más­ti­les de los bar­cos, ade­más de bron­ce, que con el tiem­po ad­qui­ri­rá una pá­ti­na de oxi­da­ción úni­ca, dán­do­le una iden­ti­dad es­pe­cial.

El nos­tál­gi­co pa­trón náu­ti­co tam­bién es­tá pre­sen­te en el Oris Carl Bras­hear Ch­ro­no­graph Li­mi­ted Edi­tion, que con su ca­ja, bi­sel, co­ro­na y pul­sa­do­res de bron­ce no so­lo evo­ca el sub­ma­ri­nis­mo, tam­bién rin­de ho­me­na­je al re­co­no­ci­do Carl Bras­hear, pri­mer ins­truc­tor de bu­ceo afro­ame­ri­cano y pri­mer mu­ti­la­do de la Ar­ma­da de Es­ta­dos Uni­dos, cu­ya his­to­ria fue lle­va­da al ci­ne en el año 2000 en la cin­ta "Men of Ho­nour".

Más arries­ga­dos fue­ron en Hublot, que se aso­cia­ron con Ber­lu­ti Scrit­to pa­ra dar vi­da a un mo­de­lo don­de la piel de ter­ne­ra gra­ba­da lle­ga de la

pul­se­ra al dial, con un pa­trón de co­lo­res lo­gra­do a mano a ba­se de acei­tes esen­cia­les y pig­men­tos.

Y si bien el Tu­dor He­ri­ta­ge Black Bay Bron­ze une el bron­ce con el alu­mi­nio, la ins­pi­ra­ción náu­ti­ca es in­dis­cu­ti­ble, so­bre to­do si se con­si­de­ra la vo­ca­ción de re­loj de sub­ma­ri­nis­mo de es­te mo­de­lo, cu­ya pá­ti­na cam­bia­rá de acuer­do a los há­bi­tos de uso del por­ta­dor, com­bi­nán­do­se con los to­nos do­ra­dos y bei­ge pa­ra un look na­tu­ral­men­te añe­ja­do.

De re­gre­so al uso de las ter­mi­na­cio­nes de ma­de­ra, Ralph Lau­ren ins­pi­ra sus re­lo­jes en los au­tos an­ti­guos, co­mo el cro­nó­ga­fo de la fo­to prin­ci­pal, que re­cuer­da el cua­dro de ins­tru­men­tos del Bu­gat­ti Ty­pe 57SC

Atlan­tic Cou­pe de 1938 con su ani­llo de ma­de­ra de ol­mo, que en­mar­ca los con­ta­do­res cen­tra­les pa­ra dar­les ese to­que de lu­jo dia­rio que ofre­cen los ma­te­ria­les na­tu­ra­les.

La reac­ción na­tu­ral del bron­ce a las con­di­cio­nes de hu­me­dad am­bien­tal y al pH del usua­rio ha­ce que ca­da re­loj fa­bri­ca­do con es­te ma­te­rial ad­quie­ra un pa­trón de oxi­da­ción per­so­nal, lo que le co­nfie­re una ima­gen úni­ca, im­po­si­ble de re­pli­car con la fa­bri­ca­ción en se­rie o con ter­mi­na­cio­nes ar­tifi­cia­les.

Ralph Lau­ren Au­to­mo­ti­ve Ch­ro­no­graph. Ins­pi­ra­do en los cua­dros de ins­tru­men­tos de los Bu­gat­ti de los años 30 y 40, es­te mo­de­lo cuen­ta con un ani­llo de ma­de­ra de ol­mo en­tre los con­ta­do­res y el ta­quí­me­tro, lo que le otor­ga un es­ti­lo de lu­jo vin­ta­ge.

Bell & Ross BR-X1 Tour­bi­llon Ch­ro­no­graph. Es­te mo­de­lo de la co­lec­ción Ins­tru­ment de Ma­ri­ne se fa­bri­ca­rá en una edi­ción li­mi­ta­da de 20 pie­zas, y cuen­ta con ma­de­ra, bron­ce y cue­ro.

3 3- Hublot Clas­sic Fu­sion Ch­ro­no­graph Ber­lu­ti Scrit­to. Cue­ro bur­deo Ve­ne­zia Scrit­to, mar­ca de la ca­sa Ber­lu­ti y tra­ba­ja­do a mano, es el ma­te­rial prin­ci­pal de es­te es­pe­cial mo­de­lo.

1 1- Tu­dor He­ri­ta­ge Black Bay Bron­ze. Bron­ce y alu­mi­nio se unen en es­te mo­de­lo de sub­ma­ri­nis­mo de 43 mm, con co­rrea de te­ji­do Jac­quard en bei­ge y ma­rrón.

2 2- Oris Ca­ri Bras­hear Ch­ro­no­graph. Dos mil uni­da­des con ca­ja de bron­ce y gra­ba­das con el man­tra de Bras­hear "No es un pe­ca­do ser de­rri­ba­do, es pe­ca­do per­ma­ne­cer hun­di­do".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.