EN VI­TRI­NA. Los mo­li­ni­llos de Peu­geot.

An­tes de la re­vo­lu­ción del au­to­mó­vil, Peu­geot ya desa­rro­lla­ba pro­duc­tos pa­ra fa­ci­li­tar la vi­da de las per­so­nas. En­tre ellos, los mo­li­ni­llos y pi­men­te­ros son los más re­co­no­ci­dos a ni­vel glo­bal, los cua­les tie­nen una pro­duc­ción anual de 2,5 mi­llo­nes de unid

La Tercera - MT MAG Motores - - SUMARIO - » Por MAU­RI­CIO MON­ROY S. » Des­de FRAN­CIA. » Fo­tos PEU­GEOT.

El nom­bre Peu­geot se sue­le aso­ciar a la in­dus­tria au­to­mo­triz, sin em­bar­go, su ori­gen es bas­tan­te an­te­rior a la re­vo­lu­ción que sig­nifi­có la apa­ri­ción del au­to­mó­vil. La em­pre­sa ga­la se fun­dó en 1810, pro­duc­to de ne­go­cios fa­mi­lia­res, desa­rro­llan­do mo­li­ni­llos de ca­fé y pi­mien­ta, pro­duc­tos que se man­tie­nen has­ta el día de hoy y que go­zan de un enor­me pres­ti­gio en el mun­do gas­tro­nó­mi­co, tan­to por su ca­li­dad co­mo por la es­té­ti­ca y la fun­cio­na­li­dad que ofre­cen.

“Des­de sus orí­ge­nes, Peu­geot ha di­se­ña­do y fa­bri­ca­do mi­llo­nes de ob­je­tos, do­més­ti­cos o al ser­vi­cio de la mo­vi­li­dad, prue­bas en am­bos ca­sos de nues­tro sa­voir­fai­re in­dus­trial y ver­sa­ti­li­dad, así co­mo de nues­tro co­no­ci­mien­to de las nue­vas for­mas apli­ca­das a la fun­ción. Nues­tro ob­je­ti­vo es ape­lar al má­xi­mo a los sen­ti­dos: la vis­ta, el gus­to, el ol­fa­to, el oí­do y el tac­to con una mo­der­ni­dad y una ar­mo­nía pro­pias de Peu­geot”, pre­ci­sa Gi­lles Vidal, di­rec­tor de di­se­ño de Peu­geot.

La re­le­van­cia de la mar­ca del león co­mo fa­bri­can­te de me­na­je de co­ci­na es lla­ma­ti­va, al pun­to de que sus ex­por­ta­cio­nes lle­gan a más de 80 paí­ses. Y si bien di­chos pro­duc­tos desa­rro­lla­dos y con­ce­bi­dos des­de la di­vi­sión De­sign Lab son di­ver­sos, en­tre

los que se en­cuen­tran de­can­ta­do­res de vino, sa­ca­cor­chos, va­ji­lla y ca­fe­te­ras, los más re­co­no­ci­dos son los mo­li­ni­llos y pi­men­te­ros, los que se en­cuen­tran pre­sen­tes en las me­sas de los más des­ta­ca­dos chefs. Mal que mal, se pro­du­cen 2,5 mi­llo­nes de uni­da­des anua­les de es­tos ele­men­tos, ci­fra que su­pera, in­clu­so, a los au­tos que cons­tru­ye Peu­geot por tem­po­ra­da.

Es­tos mo­li­ni­llos se fa­bri­can en la plan­ta de Quin­gey, en Fran­cia, en un pe­que­ño pue­blo ubi­ca­do cer­ca de la fron­te­ra con Sui­za. Di­cha ins­ta­la­ción fue ad­qui­ri­da en 2002 a un an­ti­guo pro­duc­tor de cu­chi­llos y de una su­pe­rfi­cie de cin­co mil me­tros cua­dra­dos se ex­pan­dió a 12 mil me­tros cua­dra­dos.

En es­te lu­gar el pro­ce­so es sim­ple y ha ido mez­clan­do la tec­no­lo­gía con la ar­te­sa­nía, pues­to que ca­da pro­duc­to es re­vi­sa­do a ma-

no por los tra­ba­ja­do­res pa­ra ver si cum­ple con los es­tán­da­res.

To­do em­pie­za con la lle­ga­da de blo­ques de ma­de­ra, los que se cor­tan de­pen­dien­do del ta­ma­ño del mo­li­ni­llo. Esa ma­de­ra pro­vie­ne de bos­ques lo­ca­les de la re­gión de la Fran­che-Com­té que cum­plen con una cer­tifi­ca­ción de sos­te­ni­bi­li­dad (PEFC), y su pri­mer pa­so al en­trar es ser es­cul­pi­dos di­gi­tal­men­te con la figu­ra res­pec­ti­va, adop­tan­do des­de el ini­cio sus cur­va­tu­ras ca­rac­te­rís­ti­cas.

Lue­go, el tra­ba­jo es­tá lleno de

de­ta­lles, con má­qui­nas que per­fo­ran de ma­ne­ra pre­ci­sa y ajus­ta­da, pa­ra lue­go pa­sar a la zo­na de pin­tu­ra. Co­mo la ca­li­dad es un te­ma cla­ve, la ma­de­ra se va con­tro­lan­do de for­ma cons­tan­te pa­ra ve­rifi­car que no ha­ya si­do da­ña­da por la hu­me­dad. Ese con­trol vi­sual de ca­da pie­za re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra man­te­ner el es­tán­dar, y si se apre­cia al­gún de­fec­to, el tro­zo de ma­de­ra se vuel­ve a pu­lir y en­tra de nue­vo en la ca­de­na de pro­duc­ción.

Al in­te­rior de los pi­men­te­ros y sa­le­ros es­tá el gran se­cre­to que los ha he­cho fa­mo­sos y que les per­mi- te ofre­cer ga­ran­tía de por vi­da. Dis­po­ne de una ca­li­dad de ma­te­ria­les con se­rru­chos que son tan fle­xi­bles co­mo re­sis­ten­tes. Es­to per­mi­te que el ta­ma­ño de la mo­lien­da se ajus­te gra­cias a una es­pe­cie de des­tor­ni­lla­dor con un sis­te­ma de­no­mi­na­do U-Se­lect, el que per­mi­te ajus­tar la mo­lien­da y gro­sor del grano con un sim­ple mo­vi­mien­to. Así, por ejem­plo, se pue­de sa­car pi­mien­ta más grue­sa pa­ra con­di­men­tar car­ne en una pa­rri­lla, o un pol­vo más fino que sir­va en la coc­ción de sal­sas.

Los pi­men­te­ros, ade­más, tie­nen otro de­ta­lle que in­cre­men­ta los sen­ti­dos. Se tra­ta de un sis­te­ma que les per­mi­te pi­car la pi­mien­ta jus­to an­tes de su uso, lo que re­sul­ta per­fec­to pa­ra in­cre­men­tar los sa­bo­res, pues­to que los aro­mas y la fres­cu­ra se li­be­ran cuan­do el co­ci­ne­ro o los co­men­sa­les lo re­quie­ren an­tes de co­mer.

Otra ca­rac­te­rís­ti­ca de es­tos pi­men­te­ros es que en el ex­tre­mo in­fe­rior lle­van el em­ble­ma del león, la mar­ca re­gis­tra­da des­de 1850 por Peu­geot, sin em­bar­go, aho­ra tam­bién lle­van en la par­te su­pe­rior una es­pe­cie de ta­pa me­tá­li­ca con el sím­bo­lo gra­ba­do, pa­ra que se vea de in­me­dia­to la mar­ca, sin ne­ce­si­dad de gi­rar­lo. MT

Ca­li­dad in­tac­ta. Los gra­nos de pi­mien­ta se co­lo­can en la par­te su­pe­rior del mo­li­ni­llo y so­lo se mue­len al mo­men­to de ser uti­li­za­dos, lo que per­mi­te man­te­ner in­tac­tos los sa­bo­res y aro­mas.

Es­té­ti­ca refi­na­da. Los pro­duc­tos desa­rro­lla­dos por De­sign Lab no so­lo apun­tan a fa­ci­li­tar la vi­da de los co­ci­ne­ros, tam­bién de­ben ser atrac­ti­vos y ver­sá­ti­les.

Ni­vel de gra­dua­ción. Gra­cias al sis­te­ma U-Se­lect, los pi­men­te­ros pue­den mo­ler so­bre la co­mi­da un pol­vo fino o gra­nos de ma­yor gro­sor. El co­ci­ne­ro se­rá el en­car­ga­do de de­ci­dir.

Di­ver­si­dad de co­lo­res. Los pi­men­te­ros de Peu­geot dis­po­nen de una va­rie­dad de has­ta 30 co­lo­res. Ade­más, se pue­de so­li­ci­tar una to­na­li­dad es­pe­cial pa­ra ha­cer­lo per­so­na­li­za­do.

Am­plia ofer­ta. El mo­de­lo Pa­rís es el más exi­to­so de los pi­men­te­ros de Peu­geot y se ven­de en ta­ma­ños que van des­de los 12 cm a los 40 cm.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.