Test dri­ve de la nue­va Cla­se A de Mer­ce­des-Benz

La Tercera - MT Motores - - PORTADA -

» Mau­ri­cio Monroy S. » Fotos: M. Benz. La fir­ma de la es­tre­lla so­li­ta­ria se pu­so a la van­guar­dia tec­no­ló­gi­ca con la cuar­ta ge­ne­ra­ción del Cla­se A, mo­de­lo que se rein­ven­ta so­bre una nue­va pla­ta­for­ma, con un an­dar más de­por­ti­vo y un asis­ten­te con in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. Du­ro ma­za­zo a sus ri­va­les, que de­be­rán res­pon­der sin ba­jar el es­tán­dar.

Mer­ce­des-Benz lo hi­zo de nue­vo. Si en la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción del Cla­se A rom­pió con lo que te­nía en su mo­de­lo

de en­tra­da y sa­lió a la ca­za de un pú­bli­co jo­ven, aho­ra la fir­ma ale­ma­na vuel­ve a gol­pear la me­sa con una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes de que los pro­duc­tos que sal­gan a la ca­lle con la es­tre­lla so­li­ta­ria de­ben ser el es­tán­dar de un au­to de al­ta ga­ma.

Es que en tiem­pos en los que se es­cu­cha de­cir de cual­quier fa­bri­can­te "te­ne­mos un mo­de­lo pre­mium", Mer­ce­de­sBenz le po­ne freno a esa li­ge­re­za de pa­la­bras con un mo­de­lo que pa­re­ce que se hu­bie­se sal­ta­do dos o tres ge­ne­ra­cio­nes res­pec­to de la ver­sión sa­lien­te. Y, de pa­so, les de­ja enor­me ta­rea a sus ri­va­les, el BMW Se­rie 1 y el Au­di A3.

Tal fue la sen­sa­ción que nos de­jó el Cla­se A con su nue­va ge­ne­ra­ción, don­de se apre­cia un cam­bio sus­tan­ti­vo que va des­de el di­se­ño al an­dar, pe­ro es­pe­cial­men­te en nues­tra re­la­ción con el vehícu­lo. Es que Mer­ce­des-Benz con su mo­de­lo más ju­ve­nil nos in­tro­du­ce en el mun­do de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial.

Es­te es qui­zás el ma­yor le­ga­do que po­de­mos en­con­trar­le, aun­que eso no le qui­ta mé­ri­tos a la evo­lu­ción es­té­ti­ca que lo ha­ce ver un po­co más ra­di­cal (y más cer­cano a un CLS), o a las ma­yo­res di­men­sio­nes que le per­mi­ten te­ner la de­bu­tan­te pla­ta­for­ma so­bre la que se cons­trui­rán los vehícu­los con trac­ción de­lan­te­ra de Mer­ce­des-Benz y que brin­dan más es­pa­cio y co­mo­di­dad.

En el in­te­rior los avan­ces son no­to­rios, con ma­yor ca­li­dad en ma­te­ria­les y una sen­sa­ción de­por­ti­va que va de la mano con una ima­gen tec­no­ló­gi­ca que no se apre­cia­ba en es­te seg­men­to. Ob­via­men­te, el ele­men­to cen­tral es el ta­ble­ro di­gi­tal que in­cor­po­ra dos pan­ta­llas, una pa­ra la in­for­ma­ción del vehícu­lo y la otra pa­ra el sis­te­ma de in­foen­tre­ten­ción. Es co­mo un mi­ni Cla­se S.

Jue­ga bien sus car­tas Mer­ce­de­sBenz con es­te pun­to, ya que em­po­de­ra al con­duc­tor con la op­ción de ele­gir su am­bien­te, pa­ra que lo adap­te a su es­ti­lo y con los co­lo­res que le gus­tan. To­do de for­ma sen­ci­lla, per­so­na­li­za­ble me­dian­te man­dos en el vo­lan­te.

Lo mis­mo con la se­gun­da pan­ta­lla, de 10,25'', la que se pue­de ajus­tar de for­ma tác­til (a di­fe­ren­cia de lo que en­con­tra­mos en otros Mer­ce­des-Benz) o me­dian­te un touch pad que va acom­pa­ña­do por bo­to­nes la­te­ra­les. Fun­cio­na­mien­to sim­ple y que, de pa­so, au­men­ta la se­gu­ri­dad.

Aho­ra, en to­do es­te apa­ra­ta­je tec­no­ló­gi­co, la guin­da de la tor­ta es el MBUX (Mer­ce­des-Benz User Ex­pe­rien­ce), sis­te­ma que per­mi­te re­la­cio­nar­se con el au­to me­dian­te co­man­dos de voz en el mis­mo es­ti­lo de los asis­ten­tes vir­tua­les co­mo Si­ri o Ale­xa. Acá, bas­ta de­cir­le “ho­la, Mer­ce­des”, pa­ra que "una voz" te con­tes­te y lue­go reali­ce los ajus­tes que se so­li­ci­tan me­dian­te sim­ples ór­de­nes, des­de cam­biar la tem­pe­ra­tu­ra, a ha­cer lla­ma­dos o cam­biar la ra­dio.

Pe­ro por mu­cha tec­no­lo­gía y avan­ces que se ten­gan, al­go que no de­be des­cui­dar­se es el an­dar. Y en es­te ca­so, con el mo­tor de 1.4 li­tros tur­bo que en­tre­ga 163 Hp y 250 Nm, to­do fun­cio­na tal y co­mo uno es­pe­ra, con gran agi­li­dad y ra­pi­dez. Qui­zás si lo úni­co en que uno po­dría re­pa­rar (con­si­de­ran­do el si­tial en el que se ins­ta­la) es que la ca­ja de do­ble em­bra­gue de sie­te ve­lo­ci­da­des po­dría ser un po­co más ve­loz en los pa­sos de mar­cha.

Del res­to, so­lo elo­gios. Per­mi­te per­so­na­li­zar el es­ti­lo de ma­ne­jo con el Dy­na­mic Se­lect (Eco, Con­fort, Sport), tie­ne una ais­la­ción que me­jo­ra con­si­de­ra­ble­men­te lo an­te­rior, una pues­ta en pa­vi­men­to que per­mi­te en­trar con fuer­za en cur­vas, apo­ya­do por el kit AMG Li­ne que in­clu­ye un tren de ro­da­je de al­tu­ra re­ba­ja­da, po­nien­do más cer­ca del pi­so el cen­tro de gra­ve­dad, lo que in­cre­men­ta la se­gu­ri­dad. Por úl­ti­mo, la di­rec­ción, que pa­ra al­gu­nos po­drá ser al­go asis­ti­da, per­mi­te lle­var el con­trol del Cla­se A con sen­ci­llez y con do­mi­nio de lo que ocu­rre en el pa­vi­men­to.

En con­clu­sión, un mo­vi­mien­to que po­ne en ja­que al seg­men­to pre­mium con un mo­de­lo que da tres pa­sos ade­lan­te en tec­no­lo­gía y que con­ci­lia esa van­guar­dia con un an­dar de pri­mer ni­vel.

Tec­no­ló­gi­co. Apar­te de su nue­va es­té­ti­ca ex­te­rior y del am­plia­do es­pa­cio del ha­bi­tácu­lo, lo que más lla­ma la aten­ción de es­ta nue­va ge­ne­ra­ción es el di­se­ño in­te­rior, su pan­ta­lla y el sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.