Ca­rác­ter premium, per­for­man­ce de­por­ti­va

La Tercera - MT Motores - - TEST DRIVE -

» Lo­re­na Ga­llar­do Gil. » Fotos: Jaguar. La segunda apues­ta de Jaguar en el seg­men­to de los SUV ele­va con or­gu­llo los es­tan­dar­tes de la mar­ca in­gle­sa. Atrae con un di­se­ño atlé­ti­co y ele­gan­te a la vez, así co­mo tam­bién por su tac­to de­por­ti­vo, que se com­bi­na con unas ex­ce­len­tes ca­pa­ci­da­des fue­ra de ru­ta.

En enero pa­sa­do me to­có asis­tir al test dri­ve in­ter­na­cio­nal del Jaguar E-Pace, el baby Jaguar, co­mo se le co­no­ce, y que se po­si­cio­na de­trás de su exi­to­so her­mano ma­yor F-Pace. En aque­lla opor­tu­ni­dad la mar­ca tra­zó una ru­ta bien com­ple­ta por Cór­ce­ga, la is­la más mon­ta­ño­sa del Me­di­te­rrá­neo, fa­mo­sa por su be­lle­za, pe­ro tam­bién por sus in­con­ta­bles cur­vas. Fue­ron más de 300 ki­ló­me­tros -con zo­nas off-road, ca­rre­te­ras zig­za­guean­tes y ca­lles es­tre­cha­sa bor­do de un ejemplar equi­pa­do con el motor más po­ten­te de la ga­ma (2.0 li­tros, 300 Hp y 400 Nm), el cual sor­pren­dió por su agi­li­dad, sua­vi­dad y, por su­pues­to, po­de­río.

Pues bien, me­dio año des­pués me re­pe­tí el pla­to, es­ta vez por el ca­mino na­cio­nal ha­cia Pu­pu­ya, lo­ca­li­dad cos­te­ra a unos 180 ki­ló­me­tros al su­r­oes­te de San­tia­go. En­ton­ces vol­ví a en­can­tar­me con su di­se­ño, con esa mi­ra­da ele­gan­te, per­fil muscu­loso e in­creí­ble za­ga, de cin­tu­ra al­ta, atrac­ti­vos pilotos, pe­que­ño ale­rón y lla­ma­ti­vo di­fu­sor.

¿Aden­tro? Igual de atractivo. Hay un am­bien­te premium, in­du­da­ble­men­te, con ma­te­ria­les de gran fac­tu­ra y agra­da­bles al tac­to, así co­mo tam­bién ajus­tes de ca­li­dad. La ex­ce­len­te er­go­no­mía de los asien­tos se no­ta so­bre to­do en las bu­ta­cas de­lan­te­ras, re­gu­la­bles eléc­tri­ca­men­te y con bue­na su­je­ción la­te­ral. La ta­pi­ce­ría de cue­ro con cos­tu­ras en con­tras­te su­ma en es­ta at­mós­fe­ra.

Un pues­to de ma­ne­jo en­vol­ven­te, con to­do orien­ta­do ha­cia el con­duc­tor, por su par­te, to­ma ins­pi­ra­ción del de­por­ti­vo de la ca­sa, el F-Ty­pe.

So­bre­sa­le tam­bién una pan­ta­lla tác­til de 10 pul­ga­das, que al­ber­ga un sis­te­ma mul­ti­me­dia con bue­na in­ter­faz, flui­do me­nú y mu­cha in­for­ma­ción.

Por to­do el ha­bi­tácu­lo hay es­pa­cios pa­ra guar­dar ob­je­tos, in­clu­so bo­te­llas de agua gran­des en las puer­tas. El hue­co del apo­ya­bra­zos cen­tral se pue­de con­fi­gu­rar de cua­tro for­mas dis­tin­tas. Se­gún Jaguar, hay es­pa­cio pa­ra de­jar allí una ta­blet. Aquí se en­cuen­tran dos de las cin­co co­ne­xio­nes USB disponibles, las tres res­tan­tes es­tán en la par­te tra­se­ra de la con­so­la.

Si bien hay asas en las puer­tas, se echan de me­nos las clá­si­cas ma­ni­llas de te­cho, so­bre to­do pa­ra su­je­tar­se du­ran­te una con­duc­ción más off-road.

Por cier­to, el es­pa­cio es sor­pren­den­te­men­te am­plio pa­ra ser un SUV com­pac­to. Atrás ca­ben muy bien dos adul­tos de es­ta­tu­ra al­ta y con­tex­tu­ra grue­sa. In­clu­so, un ter­ce­ro más delgado o un ni­ño se aco­mo­da per­fec­to en la pla­za del me­dio.

Más allá de que la ha­bi­ta­bi­li­dad tra­se­ra no es­té en dis­cu­sión, se per­ci­be una sen­sa­ción un tan­to “claus­tro­fó­bi­ca” al ir sen­ta­do atrás, lo que se ex­pli­ca por la for­ma en que se re­ma­tan las ven­ta­nas.

En es­ta opor­tu­ni­dad me pu­se al vo­lan­te de un E-Pace ver­sión S, equi­pa­da con un motor 2.0 li­tros de 249 Hp y 365 Nm, el cual con unos po­cos ki­ló­me­tros de re­co­rri­do por ca­rre­te­ra se mos­tró no­ta­ble­men­te có­mo­do y bien in­so­no­ri­za­do, ideal pa­ra via­jes lar­gos.

Un gran confort de mar­cha, con una di­rec­ción li­via­na en los mo­dos nor­ma­les de con­duc­ción (Nor­mal y ECO) y que se en­du­re­ce li­ge­ra­men­te en Dy­na­mic, pa­ra con­se­guir mo­vi­mien­tos más pre­ci­sos.

Cua­li­da­des que se re­fuer­zan con una pues­ta a pun­to de la sus­pen­sión bas­tan­te efi­caz, que evi­ta cual­quier ba­lan­ceo ex­ce­si­vo de la ca­rro­ce­ría, dan­do así la sen­sa­ción de es­tar ma­ne­jan­do un hatch­back y no un SUV, con una ex­tra­or­di­na­ria es­ta­bi­li­dad y aplo­mo pa­ra afron­tar muy bien las cur­vas.

Una bue­na re­la­ción del motor con la ca­ja de cam­bios de nue­ve ve­lo­ci­da­des per­mi­ten mo­ver­se con sua­vi­dad, pe­ro tam­bién con de­ci­sión, mos­tran­do un buen em­pu­je de sa­li­da, ex­ce­len­tes re­cu­pe­ra­cio­nes y gran aplo­mo en la ca­rre­te­ra. Sus más de 1.800 ki­los de pe­so se mue­ven con mu­cha sol­tu­ra, gra­cias a sus bue­nas y rá­pi­das reac­cio­nes.

Per­for­man­ce de­por­ti­va que se com­bi­na con una ex­ce­len­te ca­pa­ci­dad de res­pues­ta en tie­rra -gra­cias a su trac­ción in­te­li­gen­te a las cua­tro rue­das-, la cual ter­mi­na por de­fi­nir a es­te nue­vo fe­lino.

Baby Jaguar. El Jaguar E-Pace ha­ce ga­la de un bo­ni­to di­se­ño, ins­pi­ra­do en el F-Ty­pe y que aú­na muy bien los con­cep­tos de de­por­ti­vi­dad y ele­gan­cia. Al in­te­rior el am­bien­te es de ca­li­dad, tec­no­lo­gía y con­for­ta­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.