“La­gos no ne­ce­si­ta la gue­rra su­cia”

Má­xi­mo Pa­che­co, coordinador de la cam­pa­ña del ex man­da­ta­rio, aún con­fía en que el PS de­fi­na su aban­de­ra­do pre­si­den­cial en el pleno del co­mi­té cen­tral de enero, y ha­bla de la eta­pa de ins­ta­la­ción y des­plie­gue de la can­di­da­tu­ra de La­gos.

La Tercera - Reportajes - - Apuntes - Fran­cis­co Ar­ta­za TEX­TO: Jo­sé Luis Mu­ñoz FOTOGRAFIA:

Enero se­rá cla­ve en la ca­rre­ra pre­si­den­cial. Cua­tro de los partidos de la Nue­va Ma­yo­ría (PR, PPD, DC y el PS) rea­li­za­rán du­ran­te ese mes en­cuen­tros de sus má­xi­mos ór­ga­nos de de­ci­sión pa­ra de­fi­nir a su aban­de­ra­do pre­si­den­cial. No es ex­tra­ño, en­ton­ces, que el cli­ma elec­to­ral se ha­ya en­cen­di­do es­ta se­ma­na, pe­ro el tono que al­can­za­ron los úl­ti­mos cru­ces de pa­la­bras en­tre los pre­si­den­cia­bles de la coa­li­ción de go­bierno lla­mó la aten­ción del coordinador de la cam­pa­ña de Ricardo La­gos, Má­xi­mo Pa­che­co Mat­te.

El ex mi­nis­tro de Ener­gía ne­gó que el la­guis­mo es­tu­vie­ra de­trás de una ope­ra­ción pa­ra da­ñar la ima­gen de Ale­jan­dro Gui­llier, co­mo acu­só el se­na­dor. Pa­che­co pi­dió cui­dar las for­mas en es­ta eta­pa de ins­ta­la­ción y des­plie­gue de las can­di­da­tu­ras y que el es­ti­lo de La­gos se­rá el de co­lo­car pro­pues­tas e ideas en el de­ba­te.

¿Có­mo ca­li­fi­ca el tono que ha ad­qui­ri­do la cam­pa­ña pre­si­den­cial en los úl­ti­mos días?

La gen­te es­tá can­sa­da de las pe­leas de los po­lí­ti­cos. No­so­tros es­ta­mos ha­cien­do un es­fuer­zo por re­cu­pe­rar la con­fian­za de la gen­te en los po­lí­ti­cos y eso nos obli­ga a in­sis­tir en un de­ba­te de ideas. No­so­tros no va­mos a en­gan­char con esas pe­leas. Se nos pro­vo­ca, nos tra­tan co­mo el can­di­da­to que no pren­de, pe­ro si fue­ra así no se fi­ja­rían tan­to en las co­sas que ha­ce­mos ni en la im­por­tan­cia de la con­tri­bu­ción que ha­ce Ricardo La­gos en es­ta cam­pa­ña. El tono de Ricardo La­gos ha si­do el de in­sis- tir que es­te es un mo­men­to fun­da­men­tal pa­ra dis­cu­tir pro­pues­tas, comparar opciones e ideas.

Gui­llier acu­só al en­torno de La­gos de es­tar fil­tran­do in­for­ma­ción pa­ra da­ñar su ima­gen, por­que es­ta­rían de­frau­da­dos de que su can­di­da­to no pren­da. ¿Hu­bo una ope­ra­ción des­de el la­guis­mo pa­ra per­ju­di­car al se­na­dor?

Lo nie­go ro­tun­da­men­te. Atri­bu­yo esas de­cla­ra­cio­nes a un mal día, un mal mo­men­to o un co­men­ta­rio que no tie­ne ex­pli­ca­ción. No quie­ro con­tri­buir a en­lo­dar es­te pro­ce­so elec­to­ral. Pri­me­ro, por­que so­mos par­te de una mis­ma coa­li­ción. Se­gun­do, por­que si te­ne­mos di­fe­ren­cias o di­ver­gen­cias, lo que co­rres­pon­de es que la ro­pa su­cia se la­ve en ca­sa. To­dos esos co­men­ta­rios le ha­cen mu­cho da­ño a la po­lí­ti­ca. El 2 de ju­lio se­rán las pri­ma­rias le­ga­les -es­pe­ro que La­gos ga­ne esas pri­ma­rias-; to­dos los que es­tu­vie­ron en los equi­pos de los de­más can­di­da­tos se­rán par­te de es­te pro­ce­so que bus­ca­rá ga­nar­le a la de­re­cha. Por eso hay que cui­dar las for­mas en es­ta eta­pa.

El cru­ce de crí­ti­cas y co­men­ta­rios lle­gó a tal ni­vel es­ta se­ma­na, que ya al­gu­nos di­ri­gen­tes de la Nue­va Ma­yo­ría ha­blan de “fue­go ami­go”. ¿Cree que es­ta ten­den­cia se acen­tua­rá de aquí a las pri­ma­rias le­ga­les del 2 de ju­lio?

La po­lí­ti­ca es muy apa­sio­na­da y muy exa­ge­ra­da a ve­ces. No­so­tros no va­mos a con­tri­buir a que eso se acen­túe. De nin­gún mo­do. Nues­tro fo­co es­tá al fren­te y al fren­te te­ne­mos a Se­bas­tián Pi­ñe­ra o quien sea el can­di­da­to de la de­re­cha. Nues­tro ad­ver­sa- rio es­tá ahí, no es­tá al la­do. No­so­tros va­mos a se­guir com­pro­me­ti­dos en ex­po­ner to­das las bue­nas ra­zo­nes que per­mi­ten se­ña­lar que un go­bierno di­ri­gi­do por Ricardo La­gos, en el pró­xi­mo pe­río­do pre­si­den­cial, le ase­gu­ra al país se­guir avan­zan­do en cre­ci­mien­to con más jus­ti­cia so­cial, que le per­mi­tan sa­ber al país que se­re­mos ca­pa­ces de me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de nues­tra gen­te, de me­jo­rar los em­pleos y dar más pro­tec­ción so­cial, que ase­gu­ra­re­mos que los hi­jos ten­gan una me­jor ca­li­dad de la que tu­vie­ron sus pa­dres.

Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas de la re­cien­te cam­pa­ña pre­si­den­cial es­ta­dou­ni­den­se fue el cli­ma con­fron­ta­cio­nal y los ata­ques en­tre los can­di­da­tos. ¿Po­dría dar­se al­go si­mi­lar en Chi­le?

Lo du­do. Un ac­tor cen­tral en es­te pro­ce­so va a ser el ex Pre­si­den­te La­gos. Y ese no es su tono ni es su tra­yec­to­ria. Si al­go ha ca­rac­te­ri­za­do a La­gos du­ran­te su vi­da po­lí­ti­ca ha si­do el ser un lí­der con­vo­can­te, que ha bus­ca­do la uni­dad de su coa­li­ción y del país pa­ra pro­gre­sar y ha­cer las trans­for­ma­cio­nes que es­te país re­quie­re. La­gos es un lu­cha­dor so­cial, lo ha si­do to­da su vi­da, le ha da­do un enor­me ni­vel y ca­li­dad a la po­lí­ti­ca, él es una ga­ran­tía de que en es­ta cam­pa­ña pre­si­den­cial ese se­rá su es­ti­lo. La­gos se va a cen­trar en in­vi­tar a las chi­le­nas y chi­le­nos a que vo­ten por él en las pri­ma­rias del 2 de ju­lio, pa­ra que el país pue­da te­ner una con­duc­ción cla­ra, una con­duc­ción pro­gre­sis­ta, a fa­vor del pro­gre­so so­cial y del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Ahí va a es­tar su fo­co.

En ese sen­ti­do, el cru­ce de ata­ques en­tre los can­di­da­tos de la coa­li­ción ofi­cia­lis­tas que se ha vis­to en los úl­ti­mos días, ¿fue un mal pa­so y no una ten­den­cia que se va­ya a acen­tuar?

Pue­de que ha­ya en los otros can­di­da­tos un ner­vio­sis­mo, un mal mo­men­to o un tras­pié. Pe­ro no veo nin­gu­na ra­zón pa­ra que una cam­pa­ña co­mo la que des­cri­ben se ins­ta­le acá. Eso le ha­ce mu­cho da­ño a nues­tra con­vi­ven­cia po­lí­ti­ca y al de­ba­te po­lí­ti­co.

¿Afec­ta es­to la ima­gen de La­gos?

Fal­tan sie­te me­ses de cam­pa­ña pa­ra las pri­ma­rias del 2 de ju­lio y 12 me­ses pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. La­gos re­cién es­tá em­pe­zan­do a ins­ta­lar­se, re­cién es­tá em­pe­zan­do a des­ple­gar su cam­pa­ña y a dar a co­no­cer sus pro­pues­tas. Hoy te­ne­mos nues­tra cam­pa­ña bien ins­ta­la­da, te­ne­mos equi­pos de co­mu­ni­ca­ción, te­rri­to­rial, con­te­ni­dos, pla­ta­for­ma di­gi­tal, la red Jun­tos por La­gos, la red ciu­da­da­na. To­dos los días se van in­cor­po­ran­do más per­so­nas a es­ta cam­pa­ña, lo que nos da mu­cha ener­gía.

¿En la me­di­da en que La­gos no se con­so­li­de en las en­cues­tas, po­dría au­men­tar el “fue­go ami­go” en su con­tra?

No pue­do ha­cer­me res­pon­sa­ble de lo que ha­gan otras can­di­da­tu­ras. La­gos no ne­ce­si­ta de la gue­rra su­cia. La gue­rra su­cia no for­ma par­te ni de la his­to­ria, ni de la for­ma de ser, ni del es­ti­lo del Pre­si­den­te La­gos. La gra­cia de que La­gos ten­ga un 99% de co­no­ci­mien­to pú­bli­co es que la gen­te sa­be que es un hom­bre ho­nes­to, que es un ser­vi­dor pú­bli­co que ama a Chi­le y que tie­ne una pro­fun­da vo­ca­ción de ser­vi­cio al país. Por

La­gos sa­be que pa­ra dar go­ber­na­bi­li­dad y via­bi­li­dad a los cam­bios se re­quie­re de coa­li­cio­nes muy am­plias. Por eso, pa­ra no­so­tros es muy im­por­tan­te que jun­to a que el PPD lo pro­cla­me, los de­más partidos de la coa­li­ción de cen­troiz­quier­da tam­bién lo ha­gan”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.