“El Fren­te Am­plio no se sos­tie­ne en Ga­briel y en Gior­gio”

La Tercera - Reportajes - - REPORTAJES - POR FOTOGRAFÍA

Por es­tos días, el Fren­te Am­plio vi­ve una nue­va dis­yun­ti­va: Jack­son se de­cla­ró en re­ce­so de la pri­me­ra lí­nea y Bo­ric re­cién re­gre­sa tras una lar­ga li­cen­cia mé­di­ca. “Te­ne­mos li­de­raz­gos su­fi­cien­tes”, ase­gu­ra el edil al en­fren­tar la in­quie­tud por la ame­na­za de un va­cío de po­der en el con­glo­me­ra­do.

EMARÍA JO­SÉ AHUMADA

DEDVI MISSENE

El jue­ves 25, jus­to cuan­do se cum­plía un mes de su li­cen­cia mé­di­ca -debido a un Tras­torno Ob­se­si­vo Com­pul­si­vo (TOC)-, el dipu­tado Ga­briel Bo­ric re­gre­só a sus la­bo­res par­la­men­ta­rias. Lo hi­zo la mis­ma se­ma­na en que su par de Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca, Gior­gio Jack­son, re­afir­mó que no iría a la re­elec­ción, una de­ci­sión que Bo­ric tam­bién ya ha­bía anun­cia­do y que abre una in­cer­ti­dum­bre so­bre el fu­tu­ro po­lí­ti­co de dos de los fun­da­do­res del Fren­te Am­plio y los ros­tros más in­flu­yen­tes del blo­que. Una apues­ta dis­tin­ta tie­ne el abo­ga­do de 33 años y al­cal­de de Valparaíso, Jorge Sharp. El mi­li­tan­te del Mo­vi­mien­to Au­to­no­mis­ta es­pe­ra man­te­ner­se has­ta el 2025 en el mu­ni­ci­pio.

En las en­cues­tas a ni­vel na­cio­nal, las fi­gu­ras me­jor eva­lua­das del Fren­te Am­plio -an­tes que us­ted- son los dipu­tados Ga­briel Bo­ric y Gior­gio Jack­son. El pri­me­ro se ha con­cen­tra­do en sus pro­ble­mas mé­di­cos y el se­gun­do es­tá en un apa­ren­te re­ce­so, ¿hay un va­cío de po­der en el Fren­te Am­plio?

La fuer­za del Fren­te Am­plio no es­tá en los sa­lo­nes del Con­gre­so o en los con­se­jos mu­ni­ci­pa­les, es­tá en la ba­se de la so­cie­dad chi­le­na.

Sin em­bar­go, dos de las fi­gu­ras más im­por­tan­tes del blo­que han anun­cia­do que no van a ir a la re­elec­ción, pre­ci­sa­men­te cuan­do el Fren­te Am­plio es­tá re­cién ini­cian­do su par­ti­ci­pa­ción en el Par­la­men­to, ¿có­mo se ex­pli­ca eso?

Pien­so que se ex­pli­ca se­ña­lan­do que el Fren­te Am­plio no se sos­tie­ne en Ga­briel y en Gior­gio. Ellos mis­mos lo han di­cho, y cuan­do lo di­cen creo que les asis­te una con­vic­ción. El Fren­te Am­plio tie­ne li­de­raz­gos su­fi- cien­tes tan­to en el ám­bi­to ins­ti­tu­cio­nal co­mo tam­bién en el ám­bi­to so­cial pa­ra se­guir sien­do una fuer­za po­lí­ti­ca incidente.

¿No le pa­re­ce que es un error que ellos de­ci­dan to­mar una pau­sa?

No creo que con su de­ci­sión de no re­pos­tu­lar Gior­gio y Ga­briel se va­yan pa­ra la ca­sa, de he­cho, les pe­di­ría que no se va­yan pa­ra la ca­sa, que si­gan ju­gan­do don­de me­jor es­ti­men un rol. Ellos son un aporte fun­da­men­tal pa­ra lo que es­ta­mos ha­cien­do.

¿Cuá­les cree que son las ra­zo­nes que los han lle­va­do a to­mar es­ta de­ci­sión?

Me es di­fí­cil ha­blar a nom­bre de ellos, pe­ro si me apu­ra, creo que es la con­vic­ción que a am­bos les asis­te de que el Fren­te Am­plio es­tá lla­ma­do a cons­truir una po­lí­ti­ca nue­va y eso su­po­ne, por ejem­plo, te­ner lí­mi­tes a la re­elec­ción par­la­men­ta­ria. Es un ges­to de des­pren­di­mien­to de po­der bas­tan­te cla­ro. Más to­da­vía con­si­de­ran­do los gra­dos de apo­yos que tie­nen.

¿Có­mo afec­ta al con­glo­me­ra­do que ellos ha­yan anun­cia­do es­to?

Lo for­ta­le­ce. Da una se­ñal inequí­vo­ca de que no­so­tros no que­re­mos aper­nar­nos en el po­der. Da una se­ñal cla­rí­si­ma de que el Fren­te Am­plio no se sos­tie­ne en ellos, sino que en mi­les de ros­tros a lo lar­go de to­do Chi­le que es­tá que­rien­do que es­te país sea dis­tin­to.

¿No cree que son se­ña­les que pue­den dar a en­ten­der que hay un va­cío de li­de­raz­gos?

No cen­tre­mos to­do en Ga­briel y en Gior­gio, pen­se­mos en lo que ha­cen Bea­triz Sán­chez, los de­más par­la­men­ta­rios, lo que es­ta­mos ha­cien­do en la mis­ma al­cal­día. Lo que hay es que al­gu­nos li­de­raz­gos muy im­por­tan­tes, por dis­tin­tas ra­zo­nes han di­cho que es­tán por ju­gar otro rol, en otro lu­gar.

No po­cos con­si­de­ran un error que Bo­ric ha­ya trans­pa­ren­ta­do su es­ta­do de sa­lud. En po­lí­ti­ca se sue­len es­con­der las en­fer­me­da­des. ¿Qué cree us­ted?

Ga­briel fue va­lien­te. Ga­briel es un hom­bre de con­vic­cio­nes fuer­tes y, sin du­da, cre­yó, al mo­men­to de co­mu­ni­car la si­tua­ción por la que es­ta­ba pa­san­do, que era lo me­jor pa­ra él y lo res­pal­do.

¿Sa­bía que pa­de­cía de TOC?

Lo co­noz­co des­de ha­ce años y sa­bía que efec­ti­va­men­te con­vi­vía con si­tua­cio­nes co­mo es­ta.

¿Lo ha­bló an­tes con él?

No.

Mu­chos han se­ña­la­do que us­ted po­dría ju­gar un rol de li­de­raz­go en el Fren­te Am­plio.

Nues­tra pri­me­ra preo­cu­pa­ción es­tá en Valparaíso. Y, en se­gun­do lu­gar, na­tu­ral­men­te te­ne­mos un rol en el ac­tual con­tex­to po­lí­ti­co. A mí me in­tere­sa que la ex­pe­rien­cia de Valparaíso sir­va co­mo ca­ta­li­za­dor pa­ra que en la pró­xi­ma elec­ción mu­ni­ci­pal ten­ga­mos otras al­cal­días. Y creo que en los he­chos es­ta­mos con­tri­bu­yen­do a lo que us­ted me se­ña­la.

Us­ted en­tre­gó ha­ce po­cos días un do­cu­men­to pa­ra la elec­ción mu­ni­ci­pal. Al­gu­nos en­ten­die­ron que su pro­pues­ta era un in­ten­to de li­de­rar el pro­ce­so, ¿qué le pa­re­cen esos co­men­ta­rios?

Es un in­ten­to que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo con­ver­tir la elec­ción mu­ni­ci­pal y de go­bier­nos re­gio­na­les en una opor­tu­ni­dad pa­ra que el Fren­te Am­plio se cons­ti­tu­ya en la pri­me­ra fuer­za po­lí­ti­ca del país.

Al­ber­to Ma­yol di­jo que us­ted es­ta­ba apro-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.