Los in­ter­cam­bios de co­rreos de úl­ti­ma ho­ra en­tre EVo­ting y la UDI por las elec­cio­nes

La Tercera - Reportajes - - APUNTES -

Fa­lló el sis­te­ma. Es­ta fue la ex­pli­ca­ción que el do­min­go 2 se entregó a los mi­li­tan­tes UDI que no pu­die­ron par­ti­ci­par de la elec­ción in­ter­na de la co­lec­ti­vi­dad. Un pro­ce­so de vo­ta­ción elec­tró­ni­ca que se ve­nía or­ga­ni­zan­do des­de fi­nes de oc­tu­bre , pe­ro que tu­vo pro­ble­mas des­de mu­cho an­tes, se­gún que­dó con­sig­na­do en una se­rie de co­rreos elec­tró­ni­cos - a los que tu­vo ac­ce­so Re­por­ta­jes- en­tre Die­go Ri­veaux, je­fe de ga­bi­ne­te del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del par­ti­do, dipu­tado Is­sa Kort, y re­pre­sen­tan­tes de la em­pre­sa EVo­ting.

En uno de ellos, con fe­cha del 26 de no­viem­bre, To­más Ba­rros, de EVo­ting, ad­vier­te al re­pre­sen­tan­te de la UDI por la fal­ta de in­for­ma­ción cla­ve que la co­lec­ti­vi­dad de­bía ha­ber­les en­via­do con an­te­la­ción: “Es- ti­ma­do, Die­go, te es­cri­bo con ex­tre­ma preo­cu­pa­ción, fal­tan muy po­cos días pa­ra la vo­ta­ción y no te­ne­mos na­da de lo que ne­ce­si­ta­mos, so­lo ar­mar la pa­pe­le­ta es un pro­ce­so len­to, cui­da­do­so y que requiere mu­chas re­vi­sio­nes. En par­ti­cu­lar, no te­ne­mos los can­di­da­tos, es de­ma­sia­do ur­gen­te con­tar con es­to. No te­ne­mos nin­gún lis­ta­do de vo­ca­les (...), no te­ne­mos pa­drón, tam­po­co sa­be­mos las di­rec­cio­nes don­de tie­nen que ir los mo­ni­to­res nues­tros el do­min­go”. Cin­co días des­pués, el sá­ba­do 1, a las 21.55, y cuan­do fal­ta­ban me­nos de 12 ho­ras pa­ra la elec­ción, que co­men­za­ba a las 9.00 am, Ri­veaux en­vía la in­for­ma­ción re­que­ri­da por EVo­ting. Una ho­ra más tar­de, Ba­rros se vuel­ve a co­mu­ni­car con el par­ti­do vía correo elec­tró­ni­co. “Re­ci­bi­mos ha­ce po­co una ac­tua­li­za- ción con va­rios cam­bios de can­di­da­tos y lis­tas. En par­ti­cu­lar, en el ca­so de los can­di­da­tos a con­se­je­ros en Co­quim­bo au­men­ta­ron en 12 más y con eso la lla­ve que ge­ne­ra­mos ayer ya no sir­ve pa­ra la vo­ta­ción (...)”. Ho­ras des­pués, cuan­do la elec­ción ya ha­bía si­do sus­pen­di­da, la em­pre­sa re­co­no­ce­ría su ne­gli­gen­cia: “De­bi­mos ha­ber pro­pues­to una pos­ter­ga­ción de la vo­ta­ción y no lo hi­ci­mos. Re­ci­bi­mos las úl­ti­mas mo­di­fi­ca­cio­nes en las úl­ti­mas ho­ras de la no­che del sá­ba­do y de bue­na vo­lun­tad tra­ta­mos de tra­ba­jar por sa­car la vo­ta­ción ade­lan­te que par­tía a la ma­ña­na si­guien­te”, se­ña­ló Ma­rio No­voa, ge­ren­te ge­ne­ral de EVo­ting, em­pre­sa a la que fi­nal­men­te no se le pa­gó los cer­ca de 20 mi­llo­nes que co­bra­ba por rea­li­zar la elec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.