UNA “IT GIRL” DE VER­DAD

La Tercera - Tendencias - - APUNTES - POR An­drés Benítez

¿Tie­nes un ci­ga­rri­llo?, me pre­gun­ta ape­nas ter­mi­na la con­ver­sa­ción. Y cla­ro, yo no te­nía. Ella, ca­si sin es­pe­rar una res­pues­ta, se da me­dia vuel­ta y se va.

A pri­me­ra vis­ta, Ale­xa Chung es un mis­te­rio. No es una ac­triz, can­tan­te o mo­de­lo. Pe­ro es mu­cho más fa­mo­sa que mu­chas ac­tri­ces, can­tan­tes o mo­de­los. Ella, di­cen, es la re­pre­sen­tan­te má­xi­ma de esa con­fu­sa ca­te­go­ría de­no­mi­na­da “It Girls”, que agru­pa a una se­rie de mu­je­res gua­pas que na­die sa­be mu­cho lo que ha­cen, pe­ro que mar­can ten­den­cia y son fi­gu­ras cen­tra­les es­tén don­de es­tén.

Si bien hoy el tér­mino “It Girl” apa­re­ce un tan­to frívolo, en el ori­gen tu­vo un sig­ni­fi­ca­do muy po­de­ro­so. Fue el es­cri­tor in­glés Rud­yard Ki­pling -pre­mio No­bel, 1907-quien pri­me­ro lo acu­ñó en su cuen­to “Mrs Bat­hurst”, don­de al des­cri­bir a la pro­ta­go­nis­ta, di­ce que su atrac­ti­vo no es­tá en su be­lle­za, ni en su for­ma de ha­blar. “Sim­ple­men­te ella te­nía eso”, con­clu­ye. Bueno, de ahí en ade­lan­te el tér­mino “It” co­men­zó a usar­se co­mo si­nó­ni­mo de la atrac­ción ab­so­lu­ta.

Ale­xa Chung lo ex­pli­ca así. “Vi­vi­mos en un mun­do es­tra­ti­fi­ca­do por lo que uno ha­ce. La pro­fe­sión, los es­tu­dios, la ac­ti­vi­dad. El con­cep­to It, por con­tra­rio, se an­cla en lo que uno es. En ese sen­ti­do me pa­re­ce al­go muy va­lio­so”.

-¿Y quién se­ría It?

-Aque­llos que po­seen una ac­ti­tud dis­tin­ti­va, pe­ro que es muy na­tu­ral en ellos. Eso va des­de su for­ma de mo­ver­se, ves­tir­se, ha­blar o in­clu­so fu­mar, que com­bi­na­dos re­sul­tan muy atrac­ti­vos. Fi­nal­men­te, eso les ge­ne­ra un es­ti­lo pro­pio, úni­co en cier­ta for­ma, y que tras­cien­de has­ta con­ver­tir­se en ten­den­cia.

-¿Por eso tú eres “It”?

-Por su­pues­to -di­ce, rién­do­se.

Si bien acla­ra que la des­crip­ción de “It” la ha­ce sin pen­sar en ella, bas­tan unos mi­nu­tos pa­ra en­ten­der que, sin du­da, es una fiel re­pre­sen­tan­te de es­te se­lec­to gru­po de per­so­nas que tie­ne eso. Pri­me­ro, por­que su ca­ris­ma tras­cien­de por mu­cho a lo que ha­ce. Es más, mu­cha gen­te ni si­quie­ra sa­be a qué se de­di­ca Ale­xa Chung, lo que ca­si es un re­qui­si­to pa­ra ser It: ser ad­mi­ra­do por lo que uno es, no por el car­go que se tie­ne.

Se­gun­do, por­que de­trás de eso que ella es hay una sen­si­bi­li­dad muy es­pe­cial ha­cia to­do ti­po de per­so­nas y si­tua­cio­nes que se mue­ven en ese mun­do. Es­to que­da bas­tan­te cla­ro en su li­bro It, que es­cri­bió cuan­do te­nía só­lo 26 años. Se tra­ta de un tex­to sor­pren­den­te, por­que por el tí­tu­lo uno es­pe­ra en­con­trar­se con un li­bro frívolo y se en­cuen­tra con uno de cul­to. O sea, un ver­da­de­ro li­bro It.

Aquí las re­fe­ren­cias son bá­si­ca­men­te a los años se­sen­ta y se­ten­ta. Na­da bueno sucedió en los ochen­ta, di­ce. En­ton­ces, cuan­do se pa­sea por el ci­ne, no du­da men­cio­nar en­tre otras, el es­ti­lo mas­cu­lino/fe­me­nino de Dia­ne Kea­ton en An­nie Hall.

La fan­ta­sía eró­ti­ca de Liv Ty­ler en Em­pi­re Re­cords, la in­creí­ble­men­te es­ti­lo­sa Mar­got Te­nen­baum (Gwy­neth Pal­trow), la ac­ti­tud de Na­ta­lie Port­man co­mo Mat­hil­da en Léon, o los la­bios ro­sa de Nas­tass­ja Kins­ki en Pa­ris Te­xas.

En la mú­si­ca, hay mu­chas re­fe­ren­cias, pe­ro sin du­da al­gu­nas obli­ga­das: Mick Jag­ger, Keith Ri­chards y Geor­ge Ha­rri­son, a quien no du­da en con­si­de­rar el Beatle fa­vo­ri­to. En ar­te, des­ta­ca so­bre to­do a Roth­ko.

Así las co­sas, va cons­tru­yen­do un re­la­to un tan­to des­or­de­na­do, que de pron­to ate­rri­za en co­sas muy con­cre­tas. Aquí un ejem­plo. Per­so­nas con buen cor­te de pe­lo: Ju­lie Ch­ris­tie, Mia Fa­rrow, Wi­no­na Ry­der, Ja­ne Bir­kin, Mick Jag­ger, Na­ta­lie Port­man (só­lo en Léon). Per­so­nas con mal cor­te de pe­lo: to­dos en­tre los años 1980-1989.

Ale­xa Chung se ríe del li­bro. “Eso lo es­cri­bí pa­ra ado­les­cen­tes”, me di­ce con gra­cia, pe­ro tam­bién de­jan­do cla­ro que la co­sa es mu­cho más que eso. Bueno, por al­go ella es It y yo no. ¿Tie­nes un ci­ga­ri­llo?, me di­ce y se va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.