Co­ci­nan­do ba­jo ce­ro

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

Cy­prien Ver­seux es un gla­ció­lo­go y as­tro­bió­lo­go ga­lo que tra­ba­ja en la es­ta­ción fran­ce­sai­ta­lia­na Con­cor­dia, que ope­ra en la An­tár­ti­ca. El re­cin­to es con­si­de­ra­do co­mo uno de los la­bo­ra­to­rios cien­tí­fi­cos más re­mo­tos del mun­do y en sus in­me­dia­cio­nes las tem­pe­ra­tu­ras pue­den lle­gar in­clu­so a los -70 °C. Ese frío no só­lo di­fi­cul­ta la lle­ga­da de vehícu­los, ya que ta­reas co­mo co­ci­nar al ai­re li­bre se ha­cen im­po­si­bles por­que los ali­men­tos se con­ge­lan ca­si ins­tan­tá­nea­men­te.

El efec­to co­no­ci­do en in­glés co­mo flash

free­zing se usa en la in­dus­tria ali­men­ta­ria pa­ra pre­ser­var pro­duc­tos co­mo pollos, be­rries y cham­pi­ño­nes, los que se con­ge­lan rá­pi­da­men­te al ser ex­pues­tos a tem­pe­ra­tu­ras su­ma­men­te frías. Ver­seux qui­so po­ner a prue­ba es­te efec­to en la An­tár­ti­ca y de­ci­dió co­ci­nar di­fe­ren­tes pla­tos. Sus imá­ge­nes mues­tran fi­deos, hue­vos y otros ali­men­tos con­ge­la­dos en se­gun­dos al ser ex­pues­tos al gé­li­do am­bien­te. “Usual­men­te nos que­da­mos sin co­mi­da fres­ca al co­mien­zo del in­vierno (ya que no re­ci­bi­mos nue­vas pro­vi­sio­nes en­tre fe­bre­ro y co­mien­zos de no­viem­bre), así que co­me­mos prin­ci­pal­men­te ali­men­tos con­ge­la­dos: de­bi­do a que las tem­pe­ra­tu­ras nun­ca es­tán so­bre ce­ro, sim­ple­men­te las al­ma­ce­na­mos en con­te­ne­do­res ex­te­rio­res es­pe­cia­les”, es­cri­bió el cien­tí­fi­co en Twitter. Sus ex­pe­rien­cias jun­to a otros 13 in­ves­ti­ga­do­res y téc­ni­cos apa­re­cen en su blog https://mars­la­blan­che.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.