El ca­so de los ni­ños

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

Una de las va­ria­bles de es­ta en­fer­me­dad es el TOC in­fan­til. La si­quia­tra in­fan­to-ju­ve­nil Ni­co­le Vás­quez cuen­ta que, a di­fe­ren­cia de có­mo se ma­ni­fies­ta en ma­yo­res de edad, la en­fer­me­dad en ni­ños es muy di­fí­cil de diag­nos­ti­car por­que las ideas ob­se­si­vas que cau­san an­gus­tias en adul­tos pa­ra los ni­ños no pro­vo­can ma­les­tar y son asi­mi­la­das sim­ple­men­te. “El diag­nós­ti­co in­fan­til es sin du­da más di­fu­so”, di­ce.

En el ca­so de los ni­ños, ade­más, hay otras en­fer­me­da­des que po­drían con­fun­dir­se con el TOC. En ese gru­po es­tán el tras­torno de tics o la am­plia ga­ma del tras­torno del es­pec­tro au­tis­ta (TEA), que tam­bién tie­ne ideas ob­se­si­vas y con­duc­tas re­pe­ti­ti­vas. “A ve­ces es­tas en­fer­me­da­des se con­fun­den, pe­ro otras ve­ces se dan jun­tas tam­bién”, acla­ra la es­pe­cia­lis­ta.

Aun así, hay se­ña­les pa­ra dar­se cuen­ta si los ni­ños tie­nen TOC. Al­gu­nas son que se la­ven cons­tan­te­men­te las ma­nos has­ta cau­sar­se he­ri­das, que si­gan con­duc­tas re­pe­ti­ti­vas, que ha­gan che­queos ex­ce­si­vos o con­teos en voz al­ta. “Si al pre­gun­tar­le el ni­ño te di­ce que se sien­te me­jor con esas con­duc­tas, pue­de ser una se­ñal”, di­ce Vás­quez.

La si­quia­tra ex­pli­ca que el diag­nós­ti­co pre­coz pue­de ayu­dar a tra­tar me­jor la en­fer­me­dad, pe­ro ad­vier­te que de to­das for­mas no es una bue­na se­ñal: “El TOC en ni­ños me­no­res de 10 años sue­le te­ner un cur­so que es más cró­ni­co y más di­fí­cil de tra­tar”. El tra­ta­mien­to, al igual que en adul­tos, es con te­ra­pia cog­ni­ti­vo con­duc­tual y fár­ma­cos. A eso se su­man ac­ti­vi­da­des con juegos y di­bu­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.