Por qué los hon­gos es­tán de mo­da

El reino Fun­gi es­tá ca­da vez más pre­sen­te en la co­ci­na, en Ins­ta­gram y co­mo so­lu­ción de te­mas me­dioam­bien­ta­les. Acá cin­co ra­zo­nes que ex­pli­can por qué lo ama­mos.

La Tercera - Tendencias - - APUNTES - JO­SÉ MI­GUEL JA­QUE GIU­LIA­NA FURCI

Ma­yor ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca

“Los hon­gos son un ti­po de in­gre­dien­te im­pre­sio­nan­te”, di­ce des­de Fran­cia Ro­dol­fo Guzmán, chef y due­ño del Bo­ra­gó. “Tie­ne po­si­bi­li­da­des in­fi­ni­tas y la es­ta­cio­na­li­dad lo ha­ce más es­pe­cial: es­pe­ra­mos to­do el año pa­ra te­ner­lo y cuan­do lo te­ne­mos ¡guau! Es cap­tu­rar un mo­men­to”, ex­pli­ca. Guzmán des­ta­ca el aroma y la tex­tu­ra de los hon­gos en­tre sus atrac­ti­vos, y se­ña­la que, res­pec­to de su po­ten­cial, “la co­ci­na chi­le­na es­tá to­da­vía en pa­ña­les”.

Por su par­te, Gino Fal­co­ne, em­pre­sa­rio gas­tro­nó­mi­co y due­ño de Sa­ri­ta Co­lo­nia, di­ce que ca­da vez hay más in­te­rés en ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre los hon­gos y sus pro­pie­da­des. “Hoy les te­ne­mos me­nos mie­do a los hon­gos sil­ves­tres y sa­be­mos que los hon­gos es­tán en to­do”, di­ce. Tal cual: el pan, el que­so, la cer­ve­za, el vino, el cho­co­la­te... Nin­guno exis­ti­ría sin los hon­gos, que son los en­car­ga­dos del pro­ce­so de fer­men­ta­ción pa­ra ela­bo­rar­los.

Fal­co­ne agre­ga: “Hoy sa­be­mos que el hon­go ayu­da mu­cho al te­ma de la di­ges­tión, por ejem­plo, por eso tie­nen éxi­to los pa­nes de ma­sa ma­dre, don­de tam­bién hay un fer­men­to que es un hon­go; los vi­nos or­gá­ni­cos y más na­tu­ra­les tam­bién tie­nen que ver con pro­ce­sos más ar­te­sa­na­les; o las be­bi­das ti­po kom­bu­cha, un té que tam­bién se ela­bo­ra en ba­se a fer­men­tos...Yo la es­toy to­man­do por­que si­go una die­ta ce­to­gé­ni­ca”.

El boom de las fotos

Giu­lia­na Furci, mi­có­lo­ga y fun­da­do­ra de la Fun­da­ción Fun­gi, or­ga­ni­za­ción que in­ves­ti­ga y di­fun­de el co­no­ci­mien­to so­bre los hon­gos, y re­gis­tra el pa­tri­mo­nio fún­gi­co en Chi­le, ex­pli­ca que los hon­gos son ca­da vez más atrac­ti­vos pa­ra quie­nes les gus­ta to­mar fotos de la na­tu­ra­le­za. En los úl­ti­mos cin­co años, las fo­to­gra­fías y con­sul­tas re­ci­bi­das en la fun­da­ción pa­ra asis­tir en la iden­ti­fi­ca­ción de hon­gos han au­men­ta­do: “Ca­da día re­ci­bi­mos de­ce­nas y has­ta cien­tos de co­rreos so­li­ci­tan­do apo­yo pa­ra co­no­cer un hon­go en­con­tra­do o in­for­ma­ción so­bre có­mo sa­ber más”, di­ce. Ade­más, la pu­bli­ca­ción de las Guías de Cam­po Hon­gos de Chi­le Vol. 1 (2013) y Vol. 2 (2018), de la pro­pia Furci, ha per­mi­ti­do a los chi­le­nos co­no­cer más so­bre el reino Fun­gi y los fo­ros en re­des so­cia­les han pues­to el con­tac­to con ex­per­tos a un click.

Una so­lu­ción al plás­ti­co

El plás­ti­co se ha con­ver­ti­do en un ícono de las ba­ta­llas me­dioam­bien­ta­les por­que pue­de de­mo­rar cien­tos de años en des­com­po­ner­se. La so­lu­ción po­dría ve­nir de los hon­gos. Un es­tu­dio del Ro­yal Bo­ta­nic Gar­dens Kew de Lon­dres des­cu­brió que un hon­go (As­per­gi­llus tu­bin­gen­sis) es ca­paz de ace­le­rar la des­com­po­si­ción de los re­si­duos plás­ti­cos a unas se­ma­nas en lu­gar de años. Es­ta ca­pa­ci­dad po­dría trans­for­mar a es­tas se­tas en una de las he­rra­mien­tas pa­ra abor­dar es­te cre­cien­te pro­ble­ma am­bien­tal y así fue pre­sen­ta­do re­cien­te­men­te en el in­for­me Sta­te of the World’s Fun­gi 2018.

Sú­per po­de­res en vi­deo­jue­gos

Los fa­ná­ti­cos de Su­per Ma­rio Bros lo sa­ben: los hon­gos son el ob­je­to más útil e icó­ni­co de la se­rie. Cuan­do Ma­rio los to­ma, cre­ce y se ha­ce más fuer­te. Ese hon­go se lla­ma Ama­ni­ta mus­ca­ria, el alu­ci­nó­geno más an­ti­guo co­no­ci­do. Su apa­ri­ción en es­te jue­go alu­de a Ali­cia en el país de las ma­ra­vi­llas, don­de ella lo con­su­me pa­ra cam­biar de ta­ma­ño. De ahí sur­gió la idea de que Su­per Ma­rio tam­bién lo uti­li­za­ra.

El ma­te­rial del fu­tu­ro

Al igual que mu­chos ma­te­ria­les na­tu­ra­les, co­mo la ma­de­ra, el cue­ro y las fi­bras na­tu­ra­les, los pro­duc­tos he­chos de hon­gos son du­ra­de­ros. Me­jor que el po­li­es­ti­reno tra­di­cio­nal (po­lí­me­ro ter­mo­plás­ti­co) y otros plás­ti­cos por sus ven­ta­jas am­bien­ta­les, los pro­duc­tos a ba­se de mi­ce­lio (que son los fi­la­men­tos de los cua­les se com­po­nen los hon­gos) son bio­de­gra­da­bles y com­pos­ta­bles. Más aún, los pro­duc­tos a ba­se de mi­ce­lio fún­gi­co aho­ra se es­tán uti­li­zan­do co­mo sus­ti­tu­tos del cue­ro, de la es­pu­ma de po­li­es­ti­reno y de ma­te­ria­les de cons­truc­ción; y se pue­den en­con­trar a la ven­ta en di­fe­ren­tes paí­ses del mun­do.T

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.