Abra­za­do­res, ¿un nue­vo tra­ba­jo?

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

El car­tel di­ce “free hugs” (“abra­zos gra­tis”), aun­que la fra­se se re­pi­te en va­rios idio­mas, ade­más del in­glés. Lo em­pe­za­ron a por­tar jó­ve­nes de to­do el mun­do, des­de que en 2004 un aus­tra­liano sa­lió a las ca­lles de Syd­ney ofre­cien­do abra­zos en pro­tes­ta con­tra el mun­do des­con­fia­do y glo­ba­li­za­do. Al­guien lo gra­bó y es­to des­pe­gó. Hoy ya hay una in­dus­tria de “pro­fe­sio­na­les” que en Es­ta­dos Uni­dos ga­nan has­ta 89 dó­la­res (unos 54 mil pe­sos) por ho­ra dan­do abra­zos en fies­tas don­de los in­tere­sa­dos pa­gan en­tra­das de has­ta 43 dó­la­res (unos 30 mil pe­sos) pa­ra ser abra­za­dos sin nin­gún ob­je­ti­vo se­xual, por cier­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.