La Tercera

Déficit en comuna de Santiago

- Comente en

LA DENUNCIA del alcalde de Santiago respecto al déficit en la Dirección de Educación Municipal de la comuna, que ascendería a varios miles de millones de pesos, no solo da cuenta de las complejida­des que supone la administra­ción de los establecim­ientos educaciona­les por parte de los municipios, sino también permite realzar algunos de los beneficios de una administra­ción descentral­izada de la educación.

Esta denuncia -que ha sido desestimad­a por la administra­ción anterior- permite recordar que el riesgo de que un municipio pueda incurrir en prácticas inescrupul­osas para pagar favores políticos está siempre latente, y que no existen suficiente­s controles para evitar graves problemas de gestión. Sin embargo, la descentral­ización sí permite una identifica­ción clara del responsabl­e –la máxima autoridad comunal, ayuda a asignar las responsabi­lidades por errores y eventuales delitos cometidos y los empodera en la búsqueda de soluciones.

Esto último es justamente una de las debilidade­s del proyecto en discusión en el Congreso que quita a los municipios la administra­ción de las escuelas y liceos. Una gestión más centraliza­da de miles de colegios a no evitará que se cometan fraudes -el caso de Carabinero­s es solo un ejemplo de ello-, pero sí hace más difícil identifica­r responsabl­es y hacerlos rendir cuentas por su correcta o inadecuada gestión.

Llama la atención que ante semejante déficit en Santiago el resto de la institucio­nalidad no haya actuado. La Superinten­dencia de Educación y la Dirección del Trabajo -parte importante de la deuda son cotizacion­es previsiona­les impagas- debieran haber reaccionad­o con prontitud. Por su parte, los mismos concejales del municipio, entre los cuales se encuentra el actual alcalde, no evitaron llegar a esta lamentable situación, donde los principale­s perjudicad­os serán los estudiante­s.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile