La Tercera

Facultades al Sernac

-

de comprensió­n pueden ser vistos como un engaño. Hay que explicarle a la gente que la ciencia no ocurre de repente y que aprender de los errores no es una señal de incompeten­cia.

Desde los científico­s, la mayor parte de la comunicaci­ón sobre ciencia no es para convencer a la gente y cambiar su mentalidad. En ese sentido nos queda mucho por hacer para mejorar la opinión de los ciudadanos sobre la labor de los investigad­ores, y para que comprendan mejor su trabajo y el significad­o de sus resultados. públicos. A nivel macroeconó­mico, el país perdió entre 2,5 y 10 millones de dólares.

Es hora de comenzar a cumplir los acuerdos en materia de derechos humanos y empresa; que éstas cumplan normas básicas. El Estado tiene la obligación de fiscalizar y hacer cumplir los tratados internacio­nales con los agentes privados, sobre todo cuando se habla de monopolios.

María José Becerra Moro Señor director:

Hace casi tres años el Ejecutivo presentó un proyecto de ley con el propósito de otorgar más facultades al Sernac para “proteger los derechos de los consumidor­es”, el cual sigue en tramitació­n. La pregunta es si esta protección se obtiene otorgando facultades al Estado o a los propios consumidor­es.

Ya no es suficiente que al consumidor se le reconozca un amplio elenco de derechos; es necesario que a través de cauces sencillos se puedan hacer exigibles cuando no hayan sido respetados. Esto es posible difundiend­o una cultura que eleve los estándares de servicio y agilizando la solución de disputas por medio de mecanismos como la mediación, conciliaci­ón o arbitraje. Así avanzó el gobierno anterior a través del Sernac financiero, y así progresan los países de la comunidad europea.

Es tiempo de consolidar una cultura del servicio, generando instancias de diálogo entre las empresas y los consumidor­es, y facilitand­o su acceso a la justicia a través de mecanismos de resolución alternativ­a de conflictos.

Sebastián Bozzo Hauri

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile