Ve­ne­zo­la­nos pi­den más de 1.500 vi­sas en un día

Un gru­po de ve­ne­zo­la­nos fo­to­gra­fía los re­qui­si­tos pa­ra pos­tu­lar a las vi­sas hu­ma­ni­ta­rias en el con­su­la­do chi­leno en Ca­ra­cas.

La Tercera - - PORTADA - S. Ve­do­ya / EFE

Ayer en­tra­ron en vi­gen­cia las dos pri­me­ras vi­sas es­pe­cia­les que el go­bierno creó co­mo par­te de la nue­va po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, an­te el au­men­to ex­po­nen­cial de ex­tran­je­ros re­gis­tra­do du­ran­te los úl­ti­mos años. Se tra­ta de la Vi­sa de Res­pon­sa­bi­li­dad De­mo­crá­ti­ca pa­ra ve­ne­zo­la­nos y el vi­sa­do con­su­lar de tu­ris­mo di­ri­gi­do a los hai­tia­nos.

Y en su pri­me­ra jor­na­da, las ci­fras de am­bos per­mi­sos fue­ron dis­pa­res. Se­gún in­di­có Can­ci­lle­ría, en Venezuela 1.520 per­so­nas so­li­ci­ta­ron el vi­sa­do es­pe­cial (1.400 en Ca­ra­cas y 120 en Puer­to Or­daz), mien­tras que en Hai­tí, so­lo sie­te ciu­da­da­nos acu­die­ron a la ofi­ci­na chi­le­na en Puer­to Prín­ci­pe pa­ra ha­cer el trá­mi­te.

La di­fe­ren­cia entre am­bas vi­sas ra­di­ca en que una, la destinada a los ve­ne­zo­la­nos, otor­ga re­si­den­cia tem­po­ral por un año, pro­lon­ga­ble por el mis­mo pe­rio­do, con au­to­ri­za­ción la­bo­ral. Mien­tras, el vi­sa­do con­su­lar pa­ra hai­tia­nos es un re­qui­si­to pre­vio que de­be­rán so­li­ci­tar los is­le­ños a la ho­ra de in­gre­sar a Chi­le en ca­li­dad de tu­ris­tas. Di­cha au­to­ri­za­ción per­mi­ti­rá el in­gre­so por 30 días, ex­ten­si­ble has­ta por 90.

Am­bos pro­ce­sos dan ini­cio a una se­rie de re­gu­la­cio­nes im­pul­sa­das por el go­bierno vía de­cre­to. Entre es­tos, se in­clu­ye una eta­pa de re­gu­la­ri­za­ción ex­tra­or­di­na­ria y el sur­gi­mien­to de una vi­sa de opor­tu­ni­dad la­bo­ral. To­dos ellos co­men­za­rán a ope­rar de ma­ne­ra su­ce­si­va du­ran­te las pró­xi­mas se­ma­nas (ver re­cua­dro).

Al­to in­te­rés en Ca­ra­cas

Las pri­me­ras ho­ras de ayer de­ja­ron de ma­ni­fies­to el in­te­rés que mi­les de ve­ne­zo­la­nos tie­nen por migrar ha­cia Chi­le, da­da la si­tua­ción so­cio­eco­nó­mi­ca que se vi­ve al in­te­rior de di­cho país. Así que­dó en evi­den­cia en el ex­te­rior del Con­su­la­do de Chi­le en Ca­ra­cas, lue­go que cien­tos de per­so­nas se agol­pa­ran a so­li­ci­tar el nue­vo per­mi­so de re­si­den­cia. Una cin­ta con la fra­se “pe­li­gro no pa­se” bor­dea­ba un cos­ta­do del edi­fi­cio, en el es­te de la ciu­dad, mien­tras va­rias per­so­nas for­ce­jea­ban pa­ra leer en una pe­que­ña pi­za­rra los pa­sos pa­ra ob­te­ner el do­cu­men­to.

Pe­se a la al­ta ci­fra de so­li­ci­tu­des, las cua­les pue­den ser rea­li­za­das vía web, aún exis­te in­cer­ti­dum­bre entre los in­tere­sa­dos, prin­ci­pal­men­te en aque­llos que ya com­pra­ron sus pa­sa­jes aé­reos. “Quie­nes te­ne­mos pa­sa­jes a Chi­le pa­ra es­ta se­ma­na es­ta­mos en un lim­bo”, di­jo an­gus­tia­do Leip­zig Mi­ja­res, (44 años), quien lle­gó muy tem­prano a la se­de di­plo­má­ti­ca bus­can­do lu­ces so­bre la lla­ma­da vi­sa de Res­pon­sa­bi­li­dad De­mo­crá­ti­ca. “Sa­be­mos que ve­nía una ley mi­gra­to­ria, por­que en Chi­le la mi­gra­ción ha si­do des­or­de­na­da, pe­ro no nos da tiem­po de tra­mi­tar­la an­tes del via­je”, aña­dió el ve­ne­zo­lano, quien tie­ne bo­le­tos pa­ra via­jar el vier­nes a Chi­le jun­to a su pri­mo.

Pe­se a los ki­ló­me­tros de dis­tan­cia, des­de el Pa­la­cio de La Mo­ne­da sur­gie­ron las res­pues­tas a las in­te­rro­gan­tes. “Ac­tual­men­te, las lí­neas aé­reas han es­ta­do con­ver­san­do el te­ma y efec­ti­va­men­te esas per­so­nas de­ben con­ver­sar con ellas pa­ra una po­si­ble de­vo­lu­ción o re­pro­gra­ma- ción”, in­di­có Víc­tor Na­ka­da, je­fe de Ex­tran­je­ría y Po­li­cía In­ter­na­cio­nal de la PDI. Da­das las nue­vas exi­gen­cias que ten­drán los con­su­la­dos en el ex­tran­je­ro, des­de la po­li­cía ci­vil ase­gu­ra­ron que pre­pa­ran un con­tin­gen­te de fun­cio­na­rios, quie­nes se tras­la­da­rán has­ta Venezuela y Hai­tí, con el ob­je­ti­vo de per­mi­tir “un flu­jo ma­yor y con un fil­tro ma­yor”.

Va­lo­ran me­di­da

En el plano po­lí­ti­co, par­la­men­ta­rios de la opo­si­ción ve­ne­zo­la­na des­ta­ca­ron la apli­ca­ción del nue­vo vi­sa­do pro­mo­vi­do por Chi­le.

En opinión de la dipu­tada Del­sa Solórzano, “a los ve­ne­zo­la­nos nos gus­ta es­tar en Venezuela, so­mos gen­te de nues­tra tie­rra. Pe­ro la­men­ta­ble­men­te co­mer de la ba­su­ra, vi­vir en el país me­nos se­gu­ro del mun­do y con peo­res ín­di­ces de­mo­crá­ti­cos, no es al­go agra­da­ble pa­ra na­die”.

El dipu­tado ve­ne­zo­lano Armando Ar­mas, si bien res­pal­dó la me­di­da im­pul­sa­da por el go­bierno chi­leno, ex­pre­só que le ge­ne­ra “sen­ti­mien­tos con­tra­dic­to­rios”: “Lo que necesitamos es re­sol­ver la tra­ge­dia pa­ra pa­rar el des­la­ve hu­ma­ni­ta­rio de nues­tros ta­len­tos y nues­tra gen­te. Y eso so­lo lo po­de­mos ha­cer re­to­man­do la de­mo­cra­cia y nues­tro es­ta­do de de­re­cho”, in­di­có.

En Chi­le, el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Vla­do Mi­ro­se­vic (PL), des­ta­có el nue­vo vi­sa­do, el cual con­si­de­ró “le ha­ce ho­nor a su nom­bre, de res­pon­sa­bi­li­dad de­mo­crá­ti­ca” y aña­dió que “Chi­le, co­mo un país de la re­gión, tie­ne una res­pon­sa­bi­li­dad de dar la mano a un pue­blo her- mano que es­tá su­frien­do mu­chí­si­mo”.

En tan­to, la dipu­tada Pau­li­na Nú­ñez (RN), va­lo­ró la de­ci­sión del Pre­si­den­te Se­bas­tián Piñera de ex­ten­der es­ta vi­sa.

La con­gre­sis­ta se reunió con los par­la­men­ta­rios ve­ne­zo­la­nos du­ran­te la Cum­bre de las Amé­ri­cas re­cien­te­men­te rea­li­za­da en Pe­rú y ex­pli­có que “apro­ve­cha­mos la opor­tu­ni­dad de ex­pli­car en qué con­sis­tía la vi­sa y quedaron muy agra­de­ci­dos”.

A ella se su­mó el dipu­tado Javier Ma­ca­ya (UDI), quien ase­gu­ró que la co­mu­ni­dad de es­te país “ha si­do un tre­men­do apor­te a Chi­le en te­mas co­mo sa­lud y ofi­cios tec­ni­fi­ca­dos, que hoy por las con­di­cio­nes de mi­se­ria que vi­ven en Venezuela no pue­den desa­rro­llar”. ●

“Lo que necesitamos es re­sol­ver la tra­ge­dia pa­ra pa­rar el des­la­ve hu­ma­ni­ta­rio”.

ARMANDO AR­MAS DIPU­TADO VE­NE­ZO­LANO

“La vi­sa le ha­ce ho­nor a su nom­bre, de res­pon­sa­bi­li­dad de­mo­crá­ti­ca”.

VLA­DO MI­RO­SE­VIC PDTE. CO­MI­SIÓN RR.EE.

“Nos reuni­mos con los dipu­tados y ex­pli­ca­mos en qué con­sis­tía es­ta vi­sa”.

PAU­LI­NA NÚ­ÑEZ DIPU­TADA RN

► Ciu­da­da­nos ve­ne­zo­la­nos apos­ta­dos al ex­te­rior del Con­su­la­do de Chi­le en Ca­ra­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.