La im­por­tan­cia de la edu­ca­ción téc­ni­co-pro­fe­sio­nal

La Tercera - - TEMAS DE HOY -

¿ Qué tie­ne en co­mún el anun­cio pre­si­den­cial de in­cre­men­to de la gra­tui­dad al 70% de los más po­bres de Chi­le que es­tu­dian en la Edu­ca­ción téc­ni­co-pro­fe­sio­nal (TP) con em­pre­sas co­mo Te­le­fó­ni­ca, Chu­qui­ca­ma­ta o su ca­sa par­ti­cu­lar? Fá­cil, to­das fun­cio­nan gra­cias a los téc­ni­cos. No son los abo­ga­dos, pe­rio­dis­tas ni doc­to­res quie­nes ha­cen fun­cio­nar la luz eléc­tri­ca, el re­fri­ge­ra­dor, la te­le­vi­sión o el ca­le­font de una ca­sa. En las em­pre­sas pa­sa lo mis­mo: la co­lum­na ver­te­bral de su fun­cio­na­mien­to son los téc­ni­cos pro­fe­sio­na­les. Ellos lo­gran que mi­llo­nes de chi­le­nos vean te­le­vi­sión, ha­blen por ce­lu­lar, to­men leche pas­teu­ri­za­da o se ha­gan exá­me­nes mé­di­cos.

El vier­nes re­cién pa­sa­do Te­le­fó­ni­ca fir­mó un acuer­do de com­ple­men­ta­ción con el Duoc y el Ina­cap, dos IP que edu­can a más de 200 mil téc­ni­cos. Te­le­fó­ni­ca sa­be que so­lo pue­de pres­tar un buen ser­vi­cio de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes si tie­ne bue­nos téc­ni­cos que man­ten­gan esas lí­neas fun­cio­nan­do 24/7. Por eso Clau­dio Muñoz, pre­si­den­te de la em­pre­sa, lo di­jo tan bien: “No ha­ce­mos es­to por res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, lo ha­ce­mos por la ne­ce­si­dad de dis­po­ner de los me­jo­res téc­ni­cos pa­ra pres­tar un ser­vi­cio de ex­ce­len­cia que es lo que los chi­le­nos de­man­dan”.

Ina­cap y Duoc no son exi­to­sos por azar; sa­ben que edu­can a mi­les de jó­ve­nes, pa­ra ca­pa­ci­tar­los en lí­nea con las ne­ce­si­da­des de las em­pre­sas. Por eso les sa­le na­tu­ral tra­ba­jar co­do a co­do con ellas, pa­ra en­ten­der lo que ne­ce­si­tan y adap­tar­se rá­pi­da­men­te al cam­bio. Es­te con­ve­nio con Te­le­fó­ni­ca es par­te de los cien­tos de con­ve­nios que mu­chos CFT e IP man­tie­nen con la em­pre­sa pri­va­da y que de­be­mos trans­for­mar en mi­les. Por eso, la pre­sen­cia de Al­fon­so Swett, pre­si­den­te de la CPC -má­xi­ma en­ti­dad em­pre­sa­rial- no fue ca­sual. El gre­mio tam­bién en­tien­de que el fu­tu­ro la­bo­ral y em­pre­sa­rial de Chi­le pa­sa por la ca­pa­ci­ta­ción téc­ni­ca per­ma­nen­te de nues­tros tra­ba­ja­do­res. Y los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les com­par­ten es­te diag­nós­ti­co, por eso es­tán preo­cu­pa­dos del en­tre­na­mien­to y ca­pa­ci­ta­ción sis­te­má­ti­ca de sus re­pre­sen­ta­dos.

Mien­tras en las fa­cul­ta­des de De­re­cho se si­gue es­tu­dian­do de­re­cho ro­mano, el mun­do TP se ca­rac­te­ri­za por su per­ma­nen­te ac­tua­li­za­ción. Se­ría im­pen­sa­ble e in­con­ve­nien­te de otra ma­ne­ra por­que la ob­so­les­cen­cia es ver­ti­gi­no­sa. Es­to obli­ga a los CFT e IP a ser fle­xi­bles y adap­ta­ti­vos en sus ca­rre­ras, mé­to­dos de en­se­ñan­za e in­ver­sión tec­no­ló­gi­ca, así co­mo ade­cuar sus ho­ra­rios a las dis­po­ni­bi­li­da­des de sus es­tu­dian­tes y man­te­ner­se al día en las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria. Y no po­dría ser di­fe­ren­te si que­re­mos po­si­cio­nar la op­ción TP -el puen­te más efec­ti­vo entre el mun­do del estudio y el mun­do la­bo­ral- co­mo una al­ter­na­ti­va ver­da­de­ra­men­te com­pe­ti­ti­va y de ex­ce­len­cia.

El Pre­si­den­te Oba­ma re­fle­xio­na­ba: “Si us­te­des creen que la edu­ca­ción es ca­ra, es­pe­ren a ver lo ca­ra que es la ig­no­ran­cia”. La lu­cha por la igual­dad de opor­tu­ni­da­des se ga­na edu­can­do en las au­las y tra­ba­jan­do más y me­jor. La edu­ca­ción téc­ni­co-pro­fe­sio­nal ha­ce las dos co­sas y por eso el país ce­le­bra el re­cien­te anun­cio del Pre­si­den­te Piñera que be­ne­fi­cia a más de 13 mil es­tu­dian­tes TP y se en­mar­ca en el pro­fun­do com­pro­mi­so de es­te go­bierno con la cla­se me­dia chi­le­na.

Gerardo Va­re­la Mi­nis­tro de Edu­ca­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.