Goic y po­si­bles re­nun­cias de obis­pos: “Ca­da uno es res­pon­sa­ble de sus ac­tos”

Pre­la­do de Ran­ca­gua y pre­si­den­te de la Ofi­ci­na de Pre­ven­ción de Abu­sos, del Epis­co­pa­do, se reunió con de­nun­cian­tes del ca­so ma­ris­tas.

La Tercera - - NACIONAL - Car­los Re­yes

“Sin du­da es inédito que sea­mos in­vi­ta­dos to­dos los obis­pos a raíz de es­tos he­chos”.

El obis­po de Ran­ca­gua, Ale­jan­dro Goic, se re­fi­rió ayer a la cri­sis que vi­ve la Igle­sia Ca­tó­li­ca, tras la car­ta que el Pa­pa Fran­cis­co en­vió a los obis­pos chi­le­nos, lue­go de re­ci­bir las con­clu­sio­nes del in­for­me del Ar­zo­bis­po de Mal­ta, Char­les Sci­clu­na. Es­te úl­ti­mo vi­si­tó el país a prin­ci­pios de año, pa­ra re­co­pi­lar in­for­ma­ción so­bre el ca­so del obis­po de Osorno, Juan Ba­rros.

“Sin du­da ha si­do el do­lor más gran­de de nues­tra Igle­sia, pe­ro la vo­lun­tad de la má­xi­ma au­to­ri­dad de la Igle­sia, el Pa­pa, y de no­so­tros los obis­pos, es lu­char con to­das las fuer­zas pa­ra erra­di­car es­te mal. Así que es­pe­ra­mos po­der ha­blar con pro­fun­da sin­ce­ri­dad en la per­so­na de Fran­cis­co”, sos­tu­vo Goic.

Sus de­cla­ra­cio­nes las for­mu­ló des­pués de la reunión que, en su rol de pre­si­den­te del Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra la Pre­ven­ción de Abu­sos a Menores de Edad, sos­tu­vo ayer con un gru­po de de­nun­cian­tes de pre­sun­tos abu­sos en la Con­gre­ga­ción de Her­ma­nos Ma­ris­tas.

La car­ta que Fran­cis­co en­vió a los obis­pos mo­vió las aguas den­tro de la Igle­sia chi­le­na. Y re­mar­có las di­fe­ren­cias que so­bre el te­ma Ba­rros tie­ne la trein­te­na de los pre­la­dos.

Con­sul­ta­do res­pec­to de si a raíz de es­ta cri­sis es ne­ce­sa­rio que al­gu­nos obis­pos re­nun­cien, Goic fue en­fá­ti­co en in­di­car que no pue­de po­ner­se en el lu­gar de otros re­li­gio­sos. “Ca­da uno es res­pon­sa­ble de sus ac­tos. Y si al­gu­nos her­ma­nos con­si­de­ran que ese es un ca­mino, es res­pon­sa­bi­li­dad de ellos”, señaló.

En re­la­ción a la reunión que sos­ten­drán los obis­pos con Fran­cis­co, la que se­gún tras­cen­dió se rea­li­za­ría entre el 14 y el 17 de ma­yo, el obis­po de Ran­ca­gua di­jo que “sin du­da es al­go inédito que sea­mos in­vi­ta­dos to­dos los obis­pos a raíz de es­tos he­chos, pe­ro de­trás de es­to yo me que­do con las pa­la­bras de San Pa­blo, que di­ce que pa­ra los que aman a Dios to­do con­cu­rre al bien. Ten­go la cer­te­za y la es­pe­ran­za cris­tia­na de que es­te do­lor trae­rá una re­no­va­ción a nues­tra que­ri­da Igle­sia”.

Reunión con de­nun­cian­tes

Por cerca de dos ho­ras se ex­ten­dió ayer la reunión que un gru­po de de­nun­cian­tes de pre­sun­tos abu­sos por par­te de miem­bros de la Con­gre­ga­ción de Her­ma­nos Ma­ris­tas sos­tu­vo con la el Con­se­jo de Pre­ven­ción de Abu­sos de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal.

A la sa­li­da, Jai­me Con­cha, uno de los de­nun­cian­tes, di­jo que “le he­mos pe­di­do que ace­le­ren el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción ca­nó­ni­ca que lle­va (el sa­cer­do­te) Da­vid Al­bor­noz, que se en­tre­gue pron­ta­men­te ese in­for­me y que lle­gué al Va­ti­cano”.

Otro de­nun­cian­te, Isaac Gi­vo­vich, de­cla­ró que “ellos se com­pro­me­tie­ron a lle­var­le nues­tros re­la­tos al San­to Pa­dre en ma­yo, pa­ra con­tar­le to­do lo que es­tá su­ce­dien­do al in­te­rior de

ALE­JAN­DRO GOIC, OBIS­PO DE RAN­CA­GUA.

los her­ma­nos ma­ris­tas”.

Santiago Sil­va

Ayer tam­bién se dio a co­no­cer una editorial del pre­si­den­te de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal, obis­po cas­tren­se Santiago Sil­va, pu­bli­ca­da en la pá­gi­na web del epis­co­pa­do.

En la mi­si­va, la au­to­ri­dad in­di­có que “co­mo Igle­sia en Chi­le no es­ta­mos bien. La cri­sis se ins­ta­ló en ella, pe­ro en cuan­to Pue­blo de Dios, pues no se tra­ta só­lo de una cri­sis del Epis­co­pa­do”.

Aña­dió que “tam­po­co úni­ca­men­te de la ma­ni­pu­la­ción de con­cien­cia ni de abu­sos se­xua­les. Me pa­re­ce que es­tas abe­rra­cio­nes son ma­ni­fes­ta­ción del nú­cleo de la cri­sis: el pro­gre­si­vo des­ha­ci­mien­to –a to­do ni­vel– del te­ji­do dis­ci­pu­lar y ecle­sial y, a la vez, la fal­ta de ca­pa­ci­dad co­mo Igle­sia de dia­lo­gar con los nue­vos con­tex­tos cul­tu­ra­les y sus desafíos an­tro­po­ló­gi­cos y so­cia­les. No son reali­da­des in­co­ne­xas. Una afec­ta a la otra, y am­bas con­fi­gu­ran la si­tua­ción crí­ti­ca de hoy”.b

“Co­mo Igle­sia en Chi­le no es­ta­mos bien. La cri­sis se ins­ta­ló en ella”.

SANTIAGO SIL­VA, PDTE. CON­FE­REN­CIA EPIS­CO­PAL.

► El obis­po Ale­jan­dro Goic ayer, en la se­de de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.