Sie­te mil ac­ci­den­tes en mo­to se re­gis­tra­ron el año pa­sa­do

Ba­lan­ce in­di­ca que se re­gis­tra­ron 7.098 si­nies­tros con es­te ti­po de vehícu­lo, el do­ble que ha­ce 10 años. Go­bierno exi­gi­rá se­llo de ca­li­dad a cas­cos y pro­mo­ve­rá de­mar­ca­ción de zo­nas de ade­lan­ta­mien­to en las ca­lles.

La Tercera - - PORTADA - Ale­xan­dra Che­chil­nitzky y Oria­na Fer­nán­dez

Tras la en­tra­da en vi­gor de la Ley de Con­vi­ven­cia Vial, el 10 de no­viem­bre pa­sa­do, po­co se ha ha­bla­do de los mo­to­ci­clis­tas, usua­rios de las vías que po­seen una al­ta ta­sa de ac­ci­den­ta­bi­li­dad se­gún el Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes. De acuer­do con ci­fras de esa car­te­ra, so­lo en 2017 hu­bo 7.098 si­nies­tros via­les que in­vo­lu­cra­ron a es­te ti­po de vehícu­lo, lo que equi­val­dría a 20 ac­ci­den­tes por día.

El ba­lan­ce ofi­cial in­di­ca que el año pa­sa­do se re­gis­tra­ron 94.879 ac­ci­den­tes pro­ta­go­ni­za­do por di­ver­sos mo­dos de trans­por­te a ni­vel nacional. En ellos fa­lle­ció un to­tal de 161 mo­to­ci­clis­tas, al tiem­po que otros 5.784 re­sul­ta­ron le­sio­na­dos de di­ver­sa con­si­de­ra­ción. Los mo­to­ci­clis­tas se con­vier­ten así en el ter­cer gru­po con ma­yor can­ti­dad de víc­ti­mas, des­pués de los pea­to­nes y au­to­mo­vi­lis­tas.

El re­por­te tam­bién se­ña­la que la ci­fra de ac­ci­den­tes en mo­to se du­pli­có en diez años: en 2008 hu­bo 3.821 even­tos, mien­tras que el año pa­sa­do se pro­du­je­ron 7.098 ca­sos — aun­que en el mis­mo pe­río­do se re­gis­tró un au­men­to en el par­que de mo­to­ci­cle­tas en Chi­le—. Se­gún los da­tos, la ma­yo­ría de los mo­to­ci­clis­tas en­vuel­tos en ac­ci­den­tes se ubi­ca en un ran­go de eda­des que va en­tre 19 y 33 años (ver

in­fo­gra­fía).

An­te ese es­ce­na­rio, la mi­nis­tra de Trans­por­tes, Glo­ria Hutt, se­ña­ló que esa car­te­ra bus­ca me­jo­rar las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad en torno al uso de es­tos vehícu­los mo­to­ri­za­dos. “Es­ta­mos im­pul­san­do nue­vas exi­gen­cias nor­ma­ti­vas y téc­ni­cas, co­mo la crea­ción de las zo­nas de de­ten­ción ade­lan­ta­das para mo­tos (mo­to­box)”, pre­ci­só, y re­cor­dó que ello que­da­rá es­ta­ble­ci­do en uno de los re­gla­men­tos de la Ley de Con­vi­ven­cia Vial.

Al mis­mo tiem­po, una de las preo­cu­pa­cio­nes de la au­to­ri­dad y de las or­ga­ni­za­cio­nes de usua­rios es el in­cre­men­to de la pre­sen­cia de mo­to­ci­cle­tas en las ca­lles, ex­pli­ca­do en par­te por el au­ge del mer­ca­do de re­par­to de pro­duc­tos a do­mi­ci­lio, úl­ti­ma­men­te potenciado por las apps. Se­gún el Ins­ti­tu­to Nacional de Es­ta­dís­ti­cas (INE), en 2017 ha­bía 177.961 uni­da­des en el país, fren­te a las 148.455 mo­tos que cir­cu­la­ban en 2013.

Cer­ti­fi­ca­ción de cas­cos

“Siem­pre con­si­de­ra­re­mos preo­cu­pan­te que ha­ya per­so­nas fa­lle­ci­das en ac­ci­den­tes de trán­si­to”, re­co­no­ció Luis Stu­ven, se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo de la Co­mi­sión Nacional de Se­gu­ri­dad del Trán­si­to (Co­na­set). La au­to­ri­dad in­di­có que en­tre las me­di­das que se es­tán desa­rro­llan­do se in­clu­ye la ela­bo­ra­ción de una pro­pues­ta para que las mo­to­ci­cle­tas que in­gre­sen al país ten­gan in­cor­po­ra­dos fre­nos ABS, tal co­mo se les exi­ge a los au­to­mó­vi­les par­ti­cu­la­res. Es­te me­ca­nis­mo ayu­da a evi­tar que el vehícu­lo res­ba­le en el pi­so y se de­ten­ga rá­pi­da­men­te en ca­so de una de­ten­ción brus­ca.

Stu­ven aña­dió que des­de sep­tiem­bre de 2019 se exi­gi­rá al im­por­ta­dor o ven­de­dor una cer­ti­fi­ca­ción a los cas­cos he­cha por un la­bo­ra­to­rio acre­di­ta­do, “pues se apre­cian muy di­ver­sos es­tán­da­res de ca­li­dad que pue­den ge­ne­rar gra­ves im­pac­tos para el usua­rio en ac­ci­den­tes”.

En ca­so de que el dis­po­si­ti­vo reúna las ca­rac­te­rís­ti­cas y es­pe­ci­fi­ca­cio­nes téc­ni­cas es­ta­ble­ci­das en es­te re­gla­men­to, el mi­nis­te­rio po­drá en­tre­gar un cer­ti­fi­ca­do con el nú­me­ro de acre­di­ta­ción. Del mis­mo mo­do, ca­da cas­co de­be­rá lle­var un có­di­go QR que, al ser es­ca­nea­do en un te­lé­fono mó­vil, des­plie­gue da­tos co­mo mar­ca, modelo, lo­te, fa­bri­can­te, país de ori­gen y so­li­ci­tan­te del im­ple­men­to de se­gu­ri­dad.

El se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo de la Co­na­set in­sis­tió en que la de­mar­ca­ción de “mo­to­box” en las ca­lles, que se ubi­can jun­to a la lí­nea de de­ten­ción de los se­má­fo­ros, de­be­ría ser im­por­tan­te para ayu­dar a re­du­cir la ta­sa de ac­ci­den­tes.

Cla­ri­ta Es­pi­no­za, pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción de Mo­to­ris­tas-Chi­le, lla­mó a los mu­ni­ci­pios a “dis­po­ner de re­cur­sos para de­mar­car es­tos si­tios. Son ne­ce­sa­rios, pues los mo­to­ci­clis­tas co­rren ries­gos al avan­zar jun­to a otros vehícu­los cuan­do el se­má­fo­ro da luz ver­de, sin te­ner un lu­gar ade­cua­do para ellos”. La di­ri­gen­ta con­si­de­ró que el re­gla­men­to de la ley, que es­tá ac­tual­men­te en es­tu­dio, de­be­ría con­tem­plar un rec­tán­gu­lo del an­cho de la ca­lle res­pec­ti­va, por dos me­tros de lar­go. Ca­be re­cor­dar que di­cho es­pa­cio de­be ser com­par­ti­do con los ci­clis­tas, de acuer­do a la nor­ma­ti­va.

¿Qué res­pon­sa­bi­li­dad tie­nen los pi­lo­tos en es­tos ca­sos? “No hay es­cue­las de con­duc­ción para no­so­tros. To­do de­pen­de de la des­tre­za de la per­so­na o de qué le di­ga el ven­de­dor”, se­ña­ló Es­pi­no­za. Y las ci­fras pa­re­cen res­pal­dar es­ta afir­ma­ción: por ejem­plo, la ma­yo­ría de los si­nies­tros ocu­rri­dos en 2017 se de­bió a la im­pru­den­cia del con­duc­tor, con 2.434 ca­sos. La si­guen el ex­ce­so de ve­lo­ci­dad, con 820 even­tos, y no res­pe­tar la se­ña­lé­ti­ca, que des­en­ca­de­nó 623 si­nies­tros.

La car­te­ra de Trans­por­tes tam­bién in­for­mó que jun­to con la Mu­tual de Se­gu­ri­dad desa­rro­lla un plan de tra­ba­jo di­ri­gi­do a la ca­pa­ci­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res que usan mo­tos en sus la­bo­res. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.