Ch­ris­tian Ga­rin: “Pue­do lo­grar co­sas gran­des”

Ch­ris­tian Ga­rin Nú­me­ro 2 de Chi­le, 86 del mun­do Un cie­rre de año exi­to­so en cha­llen­gers lle­va­ron a Ga­rin a su pri­mer Grand Slam de ma­ne­ra di­rec­ta, tras co­men­zar a sa­car lec­cio­nes po­si­ti­vas de to­do lo bueno o ma­lo que le su­ce­die­ra. El Tan­que dis­fru­ta y cu

La Tercera - - PORTADA - Se­bas­tián Vi­de­la

Ch­ris­tian Ga­rin (22 años) se pre­pa­ra in­ten­sa­men­te para dar una sor­pre­sa. El sor­teo de­ter­mi­nó que el chi­leno ha­rá su es­treno ab­so­lu­to en el Abier­to de Aus­tra­lia an­te -has­ta ha­ce me­nos de un año top ten- Da­vid Gof­fin (22º ATP). El tan­que en­tre­na a so­las con su coach, el ar­gen­tino An­drés Sch­nei­ter, y al fi­na­li­zar se fo­to­gra­fia con hin­chas chi­le­nos que lo fue­ron a ver. No hay áni­mo, tiem­po, ni ga­nas para char­lar. Al día si­guien­te, sí, con más cal­ma, acep­ta con­ver­sar con

La Ter­ce­ra en la sa­la de los ju­ga­do­res de Mel­bour­ne Park.

¿Cuá­les son las sen­sa­cio­nes des­de que lle­gó a Aus­tra­lia?

La ver­dad es que sú­per bue­nas. Ju­gué dos tor­neos en la pre­via an­tes de es­te grand Grand Slam, mis pri­me­ros tor­neos en es­te país, por lo que no ha si­do fá­cil acos­tum­brar­se. A pe­sar de que só­lo es­tu­ve en las qualy, me sen­tí bien, ga­né dos par­ti­dos y su­mé en­tre­na­mien­tos con ju­ga­do­res top, lo que me ha le­van­ta­do el ni­vel. Ya po­nes un pie acá en Mel­bour­ne Park y las co­sas son dis­tin­tas, es otra ca­li­dad.

¿Más pre­sión?

Para na­da, to­do lo con­tra­rio. Me en­can­ta es­tar aquí y es­toy mo­ti­va­do. Más an­sie­dad sí hay, por­que lo úni-

co que quie­ro es que lle­gue el mar­tes para en­trar a la can­cha y ju­gar.

¿Qué tal el en­tre­na­mien­to con Di­mi­trov y an­te su téc­ni­co, Agas­si?

Fue un pri­vi­le­gio. Di­mi­trov es uno de los ju­ga­do­res más top, con ma­yor ca­li­dad téc­ni­ca del cir­cui­to y fue es­pec­ta­cu­lar. Y ahí tam­bién con Agas­si, con quien no pu­de ha­blar mu­cho. Ya el he­cho de com­par­tir en la can­cha con él fue tre­men­do. Es un ído­lo para mí, cre­cí vién­do­lo ju­gar des­de que yo era muy chi­co. Son el ti­po de ex­pe­rien­cias que te re­ga­lan los Grand Slam y que no des­apro­ve­cho, sino que ab­sor­bo al má­xi­mo. Es­pe­ro ju­gar es­tos even­tos mu­chos años.

¿Es el cam­bio de Challenger a ATP uno de los desafíos más di­fí­ci­les?

Es muy du­ro, y más en­ci­ma par­tir en es­ta su­per­fi­cie cues­ta. Es­te ce­men­to es muy rá­pi­do, dis­tin­to al de Es­ta­dos Uni­dos que me­jor co­noz­co, y me fal­ta to­da­vía apren­der mu­cho so­bre có­mo ju­gar acá, por­que cla­ro, soy más ar­ci­lle­ro. Pe­ro me gus­tan bas­tan­tes es­tas con­di­cio­nes. Me tie­ne con­ten­to ha­ber po­di­do in­gre­sar a los ATP sud­ame­ri­ca­nos, ade­más que an­tes es­tá la Co­pa Da­vis en Aus­tria, que se­rá un muy lin­do desafío y me pren­de un mon­tón.

¿Se sa­có una mo­chi­la de en­ci­ma al en­trar di­rec­to a un ma­jor?

Sí, se­gu­ro que sí. Era una de las coE­so

“Es­ta su­per­fi­cie cues­ta. Es­te ce­men­to es muy rá­pi­do, dis­tin­to al de EE UU, y me fal­ta to­da­vía apren­der mu­cho so­bre có­mo ju­gar acá, por­que cla­ro, soy más ar­ci­lle­ro”.

“Me ha ido me­jor des­de que co­men­cé a res­ca­tar siem­pre lo po­si­ti­vo a to­das las co­sas. En reali­dad, la me­tas son es­tar sano y com­pe­ti­ti­vo ca­da se­ma­na”.

sas que que­ría para es­te año y lo lo­gré a la pri­me­ra. Es­pe­ro ju­gar es­tos even­tos du­ran­te mu­chos años. Da la tran­qui­li­dad de que acá es­tás con to­dos los me­jo­res. Si es­toy pre­pa­rán­do­me bien to­da la tem­po­ra­da, al­gu­na se­ma­na tie­nen que dar­se gran­des triun­fos, co­mo pa­só a fi­nes de 2018.

Par­te con un ri­val du­ro, Gof­fin.

Es muy di­fí­cil, él es­tu­vo top ten mu­cho tiem­po y tie­ne tre­men­do ni­vel. Pe­ro es­ta­mos en el Abier­to de Aus­tra­lia, mi­ras el cua­dro y ves que na­die la tie­ne fá­cil. Hay par­ti­da­zos en pri­me­ra ron­da. Yo es­toy tran­qui­lo con mi pre­pa­ra­ción. Lle­go po­ten­te fí­si­ca­men­te ha­blan­do.

Pe­ro Gof­fin no ga­na un so­lo par­ti­do des­de el US Open.

es al­go apar­te, lo cier­to es que aun­que ven­ga con ma­la ra­cha es un tre­men­do te­nis­ta y voy a te­ner que dar lo me­jor de mí si quie­ro ga­nar. Es una lin­da opor­tu­ni­dad en­fren­tar a al­guien de su ca­te­go­ría.

¿Qué me­tas se plan­teó para 2019?

Es­toy dis­fru­tan­do mu­cho mi tra­ba­jo y to­do lo que es­toy ha­cien­do en torno al tenis. Me ha ido me­jor des­de que co­men­cé a res­ca­tar siem­pre lo po­si­ti­vo a to­das las co­sas. En reali­dad, las me­tas son es­tar sano y com­pe­ti­ti­vo ca­da se­ma­na. Se me vie­nen co­sas muy bue­nas con un ca­len­da­rio en­tre­te­ni­do lleno de tor­neos ATP. Sien­to que mi jue­go es­tá bien y que pue­do lo­grar co­sas gran­des, só­lo ten­go que es­tar tran­qui­lo. En lo per­so­nal soy exi­gen­te con mis nú­me­ros, con mi rán­king, pe­ro creo que re­cién co­mien­za el año y el úni­co ob­je­ti­vo tie­ne que ser se­guir dis­fru­tan­do.

¿Es lo que más le in­cul­can?

An­drés se preo­cu­pa mu­cho de to­dos los de­ta­lles y es sú­per exi­gen­te en los en­tre­na­mien­tos. En­con­tré un equi­po sú­per bueno, con el que tra­ba­jo muy fuer­te y la pa­so muy bien. A es­te rit­mo y con es­te tra­ba­jo, gran­des re­sul­ta­dos irán lle­gan­do de a po­co. Por lo mis­mo es que sien­to que plan­tear­me aho­ra ob­je­ti­vos a lar­go pla­zo, se­ría apre­su­ra­do. Si no par­to ga­nan­do aho­ra no me voy a frus­trar,

por­que sé que ya me iré adap­tan­do a es­te nue­vo ni­vel. Si lle­go y gano, me­jor, pe­ro si no, no me acha­co por­que en­tien­do es­to co­mo un pro­ce­so.

¿Ha­bló con al­gún ex­te­nis­ta chi­leno an­tes de via­jar a Aus­tra­lia?

No.

¿Có­mo se sien­te cuan­do se en­cuen­tra con tan­tos com­pa­trio­tas fue­ra del país?

No sa­bía que en Mel­bour­ne vi­vían tan­tos chi­le­nos y la ver­dad que es una sor­pre­sa muy agra­da­ble. Me apo­yan en los en­tre­na­mien­tos y me man­dan bue­nas vibras. Ha­ce una se­ma­na en Síd­ney ha­bía más de cien hin­chan­do por mí y fue muy lin­do. No me ge­ne­ra una pre­sión ex­tra. Más bien me gus­ta y lo ha­ce más es­pe­cial.

¿Có­mo se lle­va con los de­más te­nis­tas de su edad? ¿Tie­ne al­gún ami­go?

Los co­noz­co a to­dos por­que he­mos com­par­ti­do siem­pre, no sé si ten­go amis­tad es­pe­cial con al­guno, pe­ro sí hay bue­na on­da. Me gus­ta­ría en­fren­tar a to­dos los que es­tán ahí me­ti­dos arri­ba.

¿Qué opi­na de que a Andy Mu­rray le que­den po­cos me­ses com­pi­tien­do?

¡Una lás­ti­ma! He cre­ci­do vien­do a Mu­rray ga­nan­do Grand Slam, me­da­llas olím­pi­cas, y ju­gan­do fi­na­les bue­ní­si­mas. Por suer­te pu­de com­par­tir al­gu­nos tor­neos con él. Hi­zo una gran ca­rre­ra. ●

Ga­rin, en una can­cha del Mel­bour­ne Park, se­de del Abier­to de Aus­tra­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.