Los otros mo­de­los de con­vi­ven­cia con la UE

La Tercera - - PORTADA - Por Cristina Ci­fuen­tes

No to­dos los paí­ses del Vie­jo Con­ti­nen­te han que­ri­do in­gre­sar a la Unión Eu­ro­pea. Es el ca­so de No­rue­ga y Sui­za, que man­tie­nen dis­tin­tas re­la­cio­nes con el blo­que. Sus víncu­los han sur­gi­do co­mo op­cio­nes para Reino Uni­do en ca­so de que fra­ca­se el acuer­do de sa­li­da que fir­mó el go­bierno de The­re­sa May con Bru­se­las.

Des­de los orí­ge­nes de la Unión Eu­ro­pea, no to­dos los paí­ses del Vie­jo Con­ti­nen­te han que­ri­do per­te­ne­cer al “club”. En me­dio de un es­ce­na­rio del al­ta in­cer­ti­dum­bre an­te la vo­ta­ción del 15 en el Par­la­men­to bri­tá­ni­co, que de­be pro­nun­ciar­se so­bre el acuer­do de sa­li­da y cuan­do fal­tan me­nos de tres me­ses para que el Bre­xit de­ba con­cre­tar­se, han sur­gi­do vo­ces que pi­den que Londres adop­te uno de los dis­tin­tos mo­de­los exis­ten­tes de con­vi­ven­cia con el blo­que. Es­to, siem­pre que el acuer­do de sa­li­da en­tre Londres y Bru­se­las sea apro­ba­do el mar­tes. Es­ta par­ti­cu­lar re­la­ción se ini­ció a fi­nes de los 80, cuan­do los en­ton­ces miem­bros del Área de Li­bre Co­mer­cio Eu­ro­peo (Ef­ta) -com­pues­ta por Fin­lan­dia, Sue­cia, Aus­tria, Sui­za, Is­lan­dia y No­rue­ga- ne­go­cia-

Mo­de­lo no­rue­go

ron con la Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea para for­mar el Área Eco­nó­mi­ca Eu­ro­pea (EEA), la que fi­nal­men­te fue de­cla­ra­da en 1992.

Mu­chos Es­ta­dos del Ef­ta de­ci­die­ron ser miem­bros de la UE, co­mo fue el ca­so de Aus­tria, Fin­lan­dia y Sue­cia, que se unie­ron en 1995. Pe­ro los no­rue­gos re­cha­za­ron es­ta idea. Por su par­te, Sui­za de­ci­dió no ser par­te de la EEA, mien­tras que el prin­ci­pa­do de Liech­tens­tein tam­bién se unió a es­te úl­ti­mo gru­po unos años des­pués.

Así, No­rue­ga es miem­bro de la EEA, al igual que los otros 28 paí­ses que per­te­ne­cen a la UE. Sin em­bar­go, no tie­nen voz ni vo­to en las de­ci­sio­nes que se to­man en Bru­se­las. “Es una mem­bre­sía sin in­fluen­cia. Uno no se sien­ta a la me­sa cuan­do se to­man las de­ci­sio­nes”, di­jo el director del Mo­vi­mien­to Eu­ro­peo No­rue­go, Jan Erik Grind­heim al dia­rio bri­tá­ni­co The Ti­mes.

Os­lo ha in­cor­po­ra­do cer­ca de tres cuar­tos de las ac­tas le­gis­la­ti- vas de la UE en su le­gis­la­ción. Tie­nen ac­ce­so al mer­ca­do úni­co para el li­bre mo­vi­mien­to de bie­nes, ser­vi­cios, ca­pi­ta­les y per­so­nas. Es­to sig­ni­fi­ca que los no­rue­gos pue­den vi­vir y tra­ba­jar en un país de la UE y vi­ce­ver­sa.

Pe­ro el país es­can­di­na­vo no for­ma par­te de las Po­lí­ti­cas Co­mu­nes de Pes­ca (CFP) y Agri­cul­tu­ra (CAP). Es de­cir, ma­ne­ja y con­tro­la su te­rri­to­rio y pro­duc­ción. Qui­zás es­te pun­to es uno de los más con­tro­ver­ti­dos en No­rue­ga. Por un la­do, mu­chos ven con des­pre­cio la CFP y con­si­de­ran que es una de las ra­zo­nes para nun­ca unir­se al blo­que.

Op­ción sui­za

Los sui­zos no per­te­ne­cen al Área Eco­nó­mi­ca Eu­ro­pea (EEA), pe­ro sí for­man par­te de la Aso­cia­ción de Li­bre Co­mer­cio Eu­ro­pea. Sus re­la­cio­nes con la UE se ba­san en más de 120 tra­ta­dos bi­la­te­ra­les ne­go­cia­dos a lo lar­go de las úl­ti­mas dé­ca­das. En el co­mer­cio de mer­can­cías, el ac­ce­so al mer­ca­do co­mún es ca­si pleno, aun­que es­to cam­bia en lo que ha­ce re­fe­ren­cia a los ser­vi­cios, co­mo la ban­ca, es un sec­tor que se en­cuen­tra mu­cho más res­trin­gi­do, que su­man el 80% de la eco­no­mía bri­tá­ni­ca. Se­gún la ca­de­na BBC, Sui­za con­tri­bu­ye con mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res a pro­yec­tos de la UE.

Mo­de­lo ca­na­dien­se

Ca­na­dá y la UE fir­ma­ron el Acuer­do Eco­nó­mi­co y Co­mer­cial Glo­bal (AECG) que co­men­zó a re­gir pro­vi­sio­nal­men­te en 2017. El pac­to le da a Ca­na­dá ac­ce­so pre­fe­ren­te al mer­ca­do úni­co, al eli­mi­nar la ma­yo­ría de las ta­ri­fas en los bie­nes, aun­que ex­clu­ye al­gu­nos pro­duc­tos del área de ali­men­tos, co­mo el po­llo, hue­vos, y ser­vi­cios. Ade­más, es­ti­pu­la que los ca­na­dien­ses prue­ben dón­de fue­ron fa­bri­ca­dos sus pro­duc­tos. Por ejem­plo, los pro­duc­tos que son ex­por­ta­dos a la UE tie­nen que cum­plir con los es­tán­da­res de pro­duc­tos eu­ro­peos y te­ner los re­que­ri- mien­tos téc­ni­cos, sin que ten­ga ni voz ni vo­to so­bre esos es­tán­da­res.

Mo­de­lo tur­co

Tur­quía siem­pre ha que­ri­do ser acep­ta­da en la UE. Al igual que An­do­rra o San Ma­rino, per­te­ne­ce a la unión adua­ne­ra, pe­ro no es miem­bro, ni to­tal ni par­cial del blo­que. Es de­cir, no per­te­ne­ce al Área Eco­nó­mi­ca Eu­ro­pea (EEA) ni a la Aso­cia­ción de Li­bre Co­mer­cio Eu­ro­pea.

En la prác­ti­ca sig­ni­fi­ca que Tur­quía po­see cier­tas fa­ci­li­da­des a la ho­ra de co­mer­ciar, a di­fe­ren­cia de otros paí­ses. A Tur­quía no se le apli­can aran­ce­les so­bre cier­tos pro­duc­tos ma­nu­fac­tu­ra­dos y pro­duc­tos agrí­co­las pro­ce­sa­dos, te­nien­do que adop­tar cier­tas nor­ma­ti­vas y re­glas co­mu­ni­ta­rias. Es así que se le con­si­de­ra una suer­te de acuer­do co­mer­cial bi­la­te­ral, pe­ro li­mi­ta­do y res­trin­gi­do a cier­tas áreas. Los ciu­da­da­nos tur­cos no han si­do exen­tos de vi­sa para in­gre­sar en la zo­na Schen­gen.b

Ma­ni­fes­tan­tes a fa­vor y en con­tra del Bre­xit pro­tes­tan fren­te al Par­la­men­to en Londres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.