Re­ti­ros de aho­rro pre­vi­sio­nal vo­lun­ta­rio de las AFP se dis­pa­ran tras la cri­sis

Afi­lia­dos re­ti­ra­ron en no­viem­bre US$ 35 mi­llo­nes de sus cuen­tas in­di­vi­dua­les, el do­ble de un mes pro­me­dio. La ci­fra equi­va­le al 1% del sal­do to­tal. Oc­tu­bre ya ha­bía mar­ca­do un ré­cord.

La Tercera - - PORTADA -

4

El ejer­ci­cio de in­ter­pe­la­ción en el Con­gre­so nos ofre­ce un diá­lo­go or­de­na­do al más al­to ni­vel. La co­mu­ni­ca­ción di­rec­ta de am­bas par­tes es par­ti­cu­lar­men­te va­lio­sa en es­tos mo­men­tos de di­vi­sión y vio­len­cia. Si hu­bie­se si­do un exa­men, la mi­nis­tra Zaldívar re­ci­bi­ría un sie­te. Su ex­pe­rien­cia de más de una dé­ca­da en la Sub­se­cre­ta­ría de Pre­vi­sión So­cial y el Cie­dess la ha­ce una au­to­ri­dad en el te­ma pre­vi­sio­nal, y su for­ma­ción de abo­ga­da aflo­ra en su ca­pa­ci­dad de es­cu­char, re­fle­xio­nar y res­pon­der en for­ma pre­ci­sa.

El dipu­tado Mar­ce­lo Díaz pre­pa­ró pre­gun­tas que re­pre­sen­tan el sen­tir y a ve­ces la con­fu­sión de mu­chas per­so­nas res­pec­to al sis­te­ma, dán­do­le la opor­tu­ni­dad a la mi­nis­tra de in­for­mar y edu­car. Él re­ci­bi­ría so­lo un 4,5 por su agre­si­vi­dad, su in­sis­ten­cia en re­cri­mi­nar el sis­te­ma, en vez de aten­der a po­si­bles so­lu­cio­nes, y por­que a ra­tos no es­cu­chó con su­fi­cien­te aten­ción y des­di­jo a la mi­nis­tra. To­dos sa­be­mos que mu­chas pen­sio­nes son ba­jas y que es ne­ce­sa­rio ha­cer ajus­tes.

A la pre­gun­ta de si el sis­te­ma de AFP de­bía ser re­em­pla­za­do, la mi­nis­tra fue cla­ra: “el sis­te­ma de­be re­es­cri­bir­se”, “de­ben exis­tir nue­vas en­ti­da­des, in­clu­yen­do en­ti­da­des sin fi­nes de lu­cro” y “una en­ti­dad fis­cal que ad­mi­nis­tre la nue­va co­ti­za­ción de car­go del em­plea­dor”. Acla­ró que el go­bierno in­ten­ta res­pe­tar la de­ci­sión de las per­so­nas a ele­gir quien le ad­mi­nis­tre sus aho­rros.

Chi­le tie­ne un sis­te­ma de pen­sio­nes mix­to don­de el Es­ta­do jue­ga dos ro­les im­por­tan­tes. El pri­me­ro es otor­gar una pen­sión ga­ran­ti­za­da y un sub­si­dio a per­so­nas de ba­jos in­gre­sos. En es­te rol cum­ple una fun­ción re­dis­tri­bu­ti­va im­por­tan­te. Es­ta fun­ción se fi­nan­cia con re­cur­sos de im­pues­tos ge­ne­ra­les, cui­dan­do que los aho­rros de los tra­ba­ja­do­res se des­ti­nen ín­te­gra­men­te a fi­nan­ciar sus pro­pias pen­sio­nes. Su se­gun­do rol es re­gu­lar y su­per­vi­sar el ma­ne­jo de los aho­rros de los tra­ba­ja­do­res.

El dipu­tado Díaz pre­sen­tó ci­fras que re­fle­ja­ban so­lo la pen­sión ge­ne­ra­da por aho­rros in­di­vi­dua­les. Es­ta for­ma de pre­sen­tar da­tos es ses­ga­da. No se con­di­ce con el di­se­ño del sis­te­ma en el cual el apor­te fis­cal es sig­ni­fi­ca­ti­vo en tra­mos de pen­sio­nes au­to­fi­nan­cia­das de ba­jo mon­to.

La mi­nis­tra fue cla­ra al res­pon­der so­bre las uti­li­da­des de la AFP. Ex­pli­có por qué las al­tas uti­li­da­des re­fle­jan al­ta ren­ta­bi­li­dad de los fon­dos de los tra­ba­ja­do­res. Y a la pre­gun­ta de si el go­bierno es­ta­ría dis­pues­to a li­mi­tar las uti­li­da­des de las AFP, acla­ró que las ad­mi­nis­tra­do­ras sin fi­nes de lu­cro no ten­drán uti­li­da­des, y que­da­rá a vo­lun­tad de los tra­ba­ja­do­res qué ti­po de AFP te­ner. Más aún si las uti­li­da­des de las AFP se re­par­tie­ran, el mon­to se­ría in­sig­ni­fi­can­te pa­ra ca­da pen­sio­na­do.

En el te­ma del tra­ba­jo de los pen­sio­na­dos o la pos­ter­ga­ción de la pen­sión, el dipu­tado Díaz cul­pó al sis­te­ma, mien­tras la mi­nis­tra, res­pe­tuo­sa­men­te, des­cri­bió dis­tin­tas reali­da­des de quie­nes si­guen tra­ba­jan­do y/o pos­ter­gan la pen­sión. La con­ver­sa­ción so­bre las 40 ho­ras re­fle­jó tam­bién una ac­ti­tud me­di­da de la mi­nis­tra, res­pe­tan­do las pre­fe­ren­cias de los tra­ba­ja­do­res que bus­can me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da, pa­ra lo cual es tan im­por­tan­te la fle­xi­bi­li­dad co­mo la re­duc­ción del nú­me­ro de ho­ras.

Ale­jan­dra Cox Pro­fe­so­ra de Eco­no­mía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.