Chi­na nom­bra a un “du­ro” pa­ra apli­car la ley en Hong Kong

Zheng Yan­xiong en­ca­be­za­rá nue­va agen­cia crea­da por la po­lé­mi­ca Ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, en vi­gor des­de el miér­co­les.

La Tercera - - MUNDO -

El Con­se­jo de Es­ta­do de Chi­na nom­bró a un al­to fun­cio­na­rio de lí­nea du­ra al fren­te de la nue­va agen­cia de se­gu­ri­dad de Hong Kong, in­for­mó ayer la pren­sa es­ta­tal, días des­pués de que Bei­jing im­pu­sie­ra en la ex­co­lo­nia bri­tá­ni­ca una se­ve­ra ley.

Zheng Yan­xiong di­ri­gi­rá la con­tro­ver­ti­da Ofi­ci­na pa­ra la Sal­va­guar­dia de la Se­gu­ri­dad Na­cio­nal del Go­bierno chino en Hong Kong, una agen­cia crea­da por es­ta ley, que am­plía los po­de­res del Eje­cu­ti­vo de Bei­jing en el te­rri­to­rio se­mi­au­tó­no­mo.

Es­ta ofi­ci­na tie­ne po­de­res pa­ra in­ves­ti­gar y pro­ce­sar en temas re­la­cio­na­dos con la se­gu­ri­dad na­cio­nal. En al­gu­nos ca­sos, podrá re­mi­tir a los pro­ce­sa­dos a la jus­ti­cia con­ti­nen­tal chi­na. La agen­cia, que ope­ra­rá jun­to a la Ofi­ci­na del Co­mi­sio­na­do del Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res de Hong Kong y el go­bierno lo­cal, de­be­rá adop­tar me­di­das pa­ra “for­ta­le­cer la ges­tión” de las or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les y las agen­cias de no­ti­cias ex­tran­je­ras, se­gún la nor­ma.

Zheng hi­zo ca­rre­ra en el go­bierno lo­cal de la pro­vin­cia de Guang­dong, fron­te­ri­za con Hong Kong, y fue se­cre­ta­rio ge­ne­ral del co­mi­té provincial del Par­ti­do Co­mu­nis­ta Chino.

Es­te hom­bre de 56 años es con­si­de­ra­do de la lí­nea du­ra del po­der. “Es un du­ro en la apli­ca­ción de la ley y en la im­po­si­ción del or­den”, di­jo a Fran­ce Pres­se Willy Lam, ex­per­to en el par­ti­do del ré­gi­men de la Uni­ver­si­dad de Hong Kong.

Jun­to a Yan­xiong, Bei­jing de­sig­nó a Li Jiangz­hou y Sun Qing­ye co­mo subdirecto­res de la ofi­ci­na, crea­da en vir­tud de la nue­va Ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal pa­ra Hong Kong, que en­tró en vi­gor el miér­co­les.

Por otra par­te, la in­for­ma­ción so­bre el fun­cio­na­mien­to de la ofi­ci­na de se­gu­ri­dad na­cio­nal no se di­vul­ga­rá y sus de­ci­sio­nes no es­tán su­je­tas a nin­gu­na re­vi­sión ju­di­cial. To­dos los de­par­ta­men­tos de la ad­mi­nis­tra­ción hong­ko­ne­sa de­ben coope­rar con el nuevo or­ga­nis­mo y ren­dir cuen­tas.

En lí­neas ge­ne­ra­les, la nue­va Ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal im­pli­ca que el go­bierno de Bei­jing ejer­ce­rá su ju­ris­dic­ción so­bre ca­sos “com­pli­ca­dos” de Hong Kong, co­mo los re­la­cio­na­dos con in­je­ren­cias ex­tran­je­ras, cuan­do las autoridade­s lo­ca­les no pue­dan ha­cer cum­plir la ley o cuan­do la se­gu­ri­dad na­cio­nal del te­rri­to­rio es­té ba­jo ame­na­zas “gra­ves o rea­lis­tas”.

La nor­ma, am­plia­men­te cri­ti­ca­da en la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, enu­me­ra cua­tro ca­te­go­rías de de­li­tos: se­ce­sión, sub­ver­sión, te­rro­ris­mo y co­lu­sión con un país ex­tran­je­ro o ele­men­tos ex­ter­nos pa­ra po­ner en pe­li­gro la se­gu­ri­dad na­cio­nal. La pena má­xi­ma pa­ra ca­da de­li­to es la ca­de­na per­pe­tua aun­que la sen­ten­cia su­ge­ri­da pa­ra al­gu­nos de­li­tos me­no­res es de tres años de pri­sión.

Más de 300 per­so­nas fue­ron arres­ta­das el miér­co­les en las ma­ni­fes­ta­cio­nes ce­le­bra­das en Hong Kong con­tra la im­po­si­ción de la nue­va ley. ●

► Zheng Yan­xiong en un dis­cur­so de 2011, cuan­do era se­cre­ta­rio del PC en Shan­wei.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.