La Tercera

Cornejo se cae y deja el Dakar

La gran carta chilena se despide tras sufrir un accidente inconscien­te por algunos minutos en la etapa 10.

- Matías Parker

“Me caí fuerte en la especial. Pude terminar, pero perdí el conocimien­to por algunos minutos. Cuando seguí estaba un poco mareado. Pude terminar, pero acá al final de la especial me están revisando los médicos (...) Parece que estoy fuera, pero todavía no sé si es 100% confirmado. Voy al hospital porque me pegué fuerte en la cabeza, pero ya estoy bien. Recuperé la conciencia y todo. Por unos minutitos me fui a negro”, se escucha en el audio enviado por Ignacio Cornejo al momento de subirse a la ambulancia que lo traslada al hospital de Tabuk, una vez finalizada la décima etapa del Dakar. La última para él. Un accidente saca al líder de motos los tres últimos días, la gran esperanza chilena.

Nacho lo intentó, pero no pudo. Se puso de pie, sin importar el golpe en la cabeza y que lo dejó inconscien­te por varios minutos a la altura del kilómetro 252’. Mareado y con su moto averiada, el iquiqueño llegó igual a la meta ubicada en Al’Ula. Antes de su caída, marchaba en la segunda posición, a un minuto de Brabec, último campeón.

La caída de Cornejo justo cuando los titulares en Chile se imaginaban el triunfo al fin de un paisano en la categoría reina, puso tensa a la organizaci­ón. También a su padre, que está en Arabia Saudita como miembro del equipo de Chaleco López. “Venía con la aplicación siguiendo los tiempos y noté algo raro. Nacho venía un poquito atrás del parcial y eso me llamó la atención. Llamé a mi hijo Antonio en Chile y le dije que algo estaba pasando. Después me enteré que había sufrido un accidente”, revela don Pepe, como le dicen.

“Esa zona tenía mucha piedra, mucho polvo. Cuando uno viene al Dakar sabe los riesgos que existen. Todos los pilotos sufren accidentes, caídas”, dice. “No hay mucho que hacer y desesperar­se no sirve mucho. Es cierto que venía peleando sólido. Lamentable­mente nos tocó ahora, pero Nacho es joven y le quedan muchos Dakar por delante”.

Cornejo fue trasladado en un avión médico a Jeddah tras ser revisado en Tabuk. Se quedará hasta el 16 de enero en Arabia Saudita.

“Estoy adolorido entero, pero lo que más duele es el corazón. Veníamos haciendo un carrerón, veníamos casi asegurado y creo que eso llevó a un poco relajarse hoy día. Iba un poco más tranquilo que los otros días y quizás eso llevó a cometer un error”, resumió el iquiqueño sobre su percance, que no lo tiene muy grabado. “Lo único que recuerdo es que le pegué a algo que no vi, supongo que una piedra. Ahí perdí el conocimien­to por algunos minutos. Cuando volví, estaba un poco mareado. Había gente y les dije que quería seguir porque quería llegar a la meta. Seguí tranquilo, con problemas para concentrar­me pero después pude retomar la ruta y llegar a la meta (...) Me hice los exámenes y estoy bien, pero un poco adolorido. La cabeza no está al 100. Fue buena decisión tirar la toalla en esta y ya vendrá una próxima (...) Esperamos volver el próximo año con más ganas, más experienci­a y más sabio”, cierra.

 ??  ?? Nacho está en observació­n en el hospital de Jeddah.
Nacho está en observació­n en el hospital de Jeddah.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile