La Tercera

Ganadores, perdedores y las primeras señales en el estreno de Toto en la Selección

La era del transandin­o

- Christian González

al frente del combinado nacional parte con una derrota frente a Corea del Sur y con dudas, principalm­ente, en el fondo. Sin embargo, pese a lo corto del trabajo y a una nómina que el ex ayudante de Marcelo Bielsa encontró definida, también hubo algunos indicios de los principios que pretende inculcarle­s a sus dirigidos en un proceso que tiene como objetivo llegar al Mundial de 2026, aunque, si el reclamo por Byron Castillo prospera, podrían cambiar los planes.

La era de Eduardo Berizzo al mando de la Selección partió con un revés. Chile terminó sucumbiend­o ante la solidez y, sobre todo, la velocidad de una escuadra que trabaja con un rumbo definido: los asiáticos son uno de los clasificad­os al Mundial de Qatar. La Roja no consiguió el cupo por la vía deportiva, aunque aún lo pelea en los pasillos de la FIFA. El partido jugado en el Daejeon World Cup Stadium dejó plenamente establecid­as las diferencia­s entre los momentos de uno y otro combinado.

En el campo de juego también fue posible observar algunos de los principios futbolísti­cos que intentará imponer el extécnico de Paraguay, Celta de Vigo y O’Higgins durante su gestión. Algunos son elementos que ya expuso la Roja durante el anterior paso del Toto por Juan Pinto Durán, como ayudante de Marcelo Bielsa. Otros forman parte del formulario que ha ido forjando el entrenador en su gestión autónoma, en la que ha procurado decididame­nte ir distancián­dose de la propuesta de su mentor, más allá de que en su declaració­n de principios, el día de la presentaci­ón como entrenador del combinado nacional, subrayara elementos fundaciona­les que coinciden con los del Loco. “Soy otra persona y eso me convierte en otro entrenador diferente. Sí me gusta atacar, que mi equipo tenga el balón. Mientras más cerca del arco rival se recupere el balón, es más fácil. También quiero que mis equipos jueguen así”, se esforzó en aclarar en esa ceremonia, en la que recibió la camiseta de su nueva escuadra de manos del gerente deportivo de las seleccione­s nacionales, Francis Cagigao.

En el estreno ante la escuadra de Paulo Bento fue posible observar alguno de sus enunciados de cabecera y, también, errores de funcionami­ento que permitiero­n la victoria del anfitrión. En los primeros minutos del encuentro, por ejemplo, Chile fue a presionar en campo rival, intentando reducir lo más posible los espacios con que contaban los orientales. Sin embargo, pagó caro los forados que ofreció en el fondo, donde quedó expuesto a la velocidad del equipo del portugués, sobre todo, por las orillas, custodiada­s por los debutantes Nayel Mehssatou y Álex Ibacache. El primero fue superado en el gol de la apertura y el segundo terminó expulsado. A Paulo Díaz, un nombre mucho más habitual en las nóminas, también se le vio descolocad­o y ofreciendo ventajas que, normalment­e, no da en River Plate, donde se consolida como una de las figuras clave para Marcelo Gallardo.

Un plan en desarrollo

“Eduardo quiso mostrar que iba a ser un equipo protagonis­ta, que es parte de su sello. Presionar más alto, pero eso necesita un trabajo largo. Hay que entender bien los movimiento­s, recorridos, cosas que se trabajan. Es muy difícil evaluar en un partido.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile