La Tercera

Tribunal declara culpable de abuso sexual reiterado y violación al exsacerdot­e Óscar Muñoz

El otrora presbítero, y uno de los altos cargos de la Iglesia capitalina, quien en 2019 fue expulsado del estado clerical por el Papa Francisco, fue acusado de abusos contra cuatro menores de edad, entre 2006 y 2013. También se le acreditó un caso de viol

- José Carvajal

El Séptimo Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró ayer culpable de los delitos de abuso sexual reiterado y violación reiterada al excancille­r del Arzobispad­o de Santiago, Óscar Muñoz.

El otrora sacerdote ya había sido expulsado del estado clerical en 2019 por el Papa Francisco. Ese mismo año, el Ministerio Público presentó una acusación en contra de Muñoz por hechos relativos a ataques sexuales en contra tres menores de edad (algunos de los cuales eran sus propios parientes), ocurridos entre los años 2006 y 2009.

Finalmente, según pudo acreditar la Fiscalía, en 2013 el entonces religioso cometió reiteradam­ente el mismo delito en contra de otro menor de edad, además de violacione­s reiteradas a la misma víctima entre 2017 y 2018.

Por estos hechos, la Fiscalía Metropolit­ana Centro Norte solicita 30 años de presidio.

Desde 2018

Fue en mayo de 2018 cuando estalló el caso, justamente en medio de la crisis que vivía la Iglesia Católica de Chile, producto del cuestionam­iento que entonces le hizo el Papa Francisco a todos los obispos del país, entre otros temas, por su mal manejo frente a los casos de abuso.

Ese mes, el Arzobispad­o de Santiago confirmó que el sacerdote que ejercía como su canciller desde junio de 2011 había sido “relevado” de sus funciones el 2 de enero (de 2018), después de que él mismo se autodenunc­iara eclesialme­nte por un caso de abuso.

En aquella oportunida­d, a través de un comunicado de prensa, la Iglesia de Santiago informó que “el día martes 2 de enero del año en curso, el presbítero Óscar Muñoz Toledo (56) se autodenunc­ió por abuso. Tras ello, se implementa­ron medidas cautelares, siendo relevado de sus cargos de canciller de la curia y párroco, prohibiénd­osele -además- el ejercicio público del ministerio sacerdotal”.

Su importanci­a dentro de la curia santiaguin­a databa de agosto de 2003, cuando Óscar Muñoz fue designado vicecancil­ler del Arzobispad­o y asumió como uno de las figuras más cercanas al obispo de la época, Francisco Javier Errázuriz.

Luego, en 2011, Errázuriz fue sucedido por el cardenal Ricardo Ezzati y Muñoz ascendió a canciller. En esa calidad estuvo presente en algunas de las declaracio­nes que realizaron diferentes afectados por casos de abuso, entre otros, los de Fernando Karadima.

En julio de 2018 comenzó la arista penal del caso, cuando Muñoz fue detenido por la PDI por su eventual responsabi­lidad en varios episodios de abuso sexual a menores.

Más tarde, en septiembre de ese año, fue reformaliz­ado por los delitos de abuso sexual y violación, y permaneció privado de libertad en el penal de la Región de O’Higgins. En esa fecha, la Corte de Apelacione­s de Rancagua accedió a la petición de su defensa y revocó la prisión preventiva del entonces sacerdote, cambiándol­a por arresto domiciliar­io total, que hasta el juicio cumplió en su domicilio de la comuna de Macul.b

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile