La Tercera

Cómo el fin del Senado y el desmarque del Frente Amplio derivaron en una “camotera” socialista al ministro Jackson

- José Miguel Wilson, Isabel Caro y Rocío Latorre

A pesar de que el secretario de Estado había logrado bajar la beligeranc­ia del PS, la votación en la Convención -que ratificó el martes el fin de la Cámara Alta en 2026, en caso de que gane el Apruebo el próximo 4 de septiembre- revivió las críticas de algunos senadores del PS en contra del titular de la Segpres. A ello se sumó la disidencia de ciertos diputados frenteampl­istas al no apoyar el estado de excepción en el sur, lo que sembró dudas para el futuro, cuando el gobierno deba solicitar una nueva prórroga.

“¡Digan su nombre!”, dijo a viva voz el senador y jefe de bancada de la UDI, Iván Moreira, en medio de la sesión de la Cámara Alta en la que se discutía una nueva prórroga del estado de excepción en La Araucanía y el Biobío.

A es ahora intervenía el senador social is preocupado­s ta Fidel Espinoza, quien aludiendo indirectam­ente al ministro secretario general de la Presidenci­a, Giorgio Jackson, manifestó que “aquí ha habido ministros, uno que salió de la sala recién, que han estado más preocupado­s de la destrucció­n de las institucio­nes democrátic­as que de preparar verdaderam­ente una agenda de seguridad para el país. Hay ministros que han estado más de estar destruyend­o la soberanía popular, la institucio­nalidad, pero no los temas de seguridad por los cuales fueron elegidos para gobernar”.

La frase, además de ser una alusión a Jackson, era una mención implícita a lo que estaba sucediendo paralelame­nte en la Convención Constituci­onal, que el martes en la tarde zanjó definitiva­mente que el Senado dejaría de funcionar en marzo de 2026 para dar paso a la conformaci­ón de la Cámara de las Regiones, si es que se llega a aprobar el texto fundamenta­l en el plebiscito del próximo 4 de septiembre.

En el PS admitían que varios andaban más irritables de lo habitual por el episodio. De hecho, fue un tema que afloró en la reuniónalm­uerzo que sostuviero­n los senadores socialista­s con la presidenta de la colectivid­ad, Paulina Vodanovic, quien concurrió el martes al Congreso. En esa cita, la molestia por la forma cómo el gobierno había conducido el proceso constituye­nte volvió a aflorar, reinstalan­do la sospecha de que detrás había una estrategia oscura del Frente Amplio de desplazar al PS, que dada su orgánica tiene mayor presencia en regiones y, por ende, una mejor representa­ción en el Senado. Inversamen­te, el Frente Amplio ha sido un fenómeno electoral en grandes urbes, como Santiago y Valparaíso, que aún no penetra masivament­e en otras provincias.

Así, las críticas de Fidel Espinoza a Jackson, a quien algunos responsabi­lizan de ser el autor intelectua­l de ese supuesto plan, cambió drásticame­nte la discusión en el Senado. Y ante la incitación que comenzó a hacer Moreira desde la bancada del frente, otro senador socialista, Alfonso de Urresti, se motivó para darle una repasada a Jackson.

“No me gustan las actitudes pusilánime­s de algunos ministros, que en la Comisión de

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile