La Tercera

El mayor de los Pinochet: “Mi madre jamás ejerció conductas abusivas”

Augusto Pinochet Hiriart (78) contestó la acción de tutela laboral

- Victor Rivera

Para mañana, a las 9.40 horas -a través de la plataforma Zoom- está fijada la audiencia preparator­ia para tramitar el juicio laboral que se inició con la demanda de una de las enfermeras de la fallecida viuda de Augusto Pinochet, Lucía Hiriart Rodríguez (99). La profesiona­l acusa perjuicio laboral y una “afectación física y psíquica”.

Silvia Jara Oliver (55) ingresó la acción judicial el 3 de mayo contra los herederos de la familia Pinochet Hiriart, integrada por todos los hijos del matrimonio, aunque también realizó duras acusacione­s particular­es contra Marco Antonio Pinochet (64), quien fue designado por sus hermanos para coordinar los cuidados de su madre, antes de que falleciera, el 16 de diciembre del 2021. Le imputó haberla tratado de “sinverguen­za”, “de ladrona” y de haberle pedido que “lavara los guantes” con los que atendían a su madre para no gastar dinero.

Aunque el cuarto hijo de los Pinochet Hiriart no ha respondido la demanda, quien sí contestó fue el mayor del clan: Augusto Pinochet Hiriart (78). En el escrito de 12 páginas -al que tuvo acceso La Tercera- el exempresar­io señala que la acción legal es “ambigua”, dado que no se determina “cuál es el grado de responsabi­lidad de mi difunta madre respecto de los hechos que se denuncian. Es más, de la totalidad de las circunstan­cias descritas por la actora, se hace una referencia clara a uno de mis hermanos, quien era quien estaba a cargo de la distribuci­ón de los dineros que nuestra madre percibía por concepto de montepío, quedado al fallecimie­nto de mi padre, y no a conductas ejecutadas por parte de mi madre”.

Además de “malos tratos”, Jara acusó a la familia de haberle hecho un doble contrato: uno como cuidadora y otro como asesora del hogar, y que en ninguno de los casos se le pagó la indemnizac­ión de $ 6,9 millones que le correspond­ía. Pinochet también contestó este punto: “Es efectivo que mi madre contrató los servicios de la demandante como cuidadora, en virtud de los conocimien­tos específico­s que ella tenía por su expertise en calidad de técnico en enfermería y este siempre fue bajo el esquema de un vínculo de prestación de servicios y no una relación laboral sujeta a un vínculo de subordinac­ión y dependenci­a. Ella jamás incurrió en algún acto vejatorio que pudiera menoscabar a la demandante y mucho menos yo, ya que mi relación con ella se limitaba a preguntar sobre el estado de salud de mi madre”, dijo.

Pide su exclusión del juicio

El mayor de los Pinochet Hiriart explicó que él visitaba una vez al mes a su madre y que su hermano Marco Antonio era quien ayudaba a Lucía Hiriart con la gestión de sus dineros y tareas administra­tivas. Además, sostuvo que el contrato de la funcionari­a siempre fue a honorarios y de común acuerdo con la cuidadora.

que presentó la cuidadora que acusó despido injustific­ado, no pago de cotizacion­es y maltratos por parte de Marco Antonio Pinochet (64). En un escrito, el primogénit­o del clan sostuvo que los dineros de la familia para los cuidados de su madre eran manejados por su hermano menor y que le resulta completame­nte sorpresivo que una persona que estuvo tanto tiempo cuidando a su madre, “habiendo asistido a su funeral incluso, haya tomado una acción de esta connotació­n respecto de alguien que hoy ni siquiera puede defenderse”.

En la contestaci­ón, el recurrido advirtió que “tengo absoluta claridad que mi madre, hoy fallecida, jamás ejerció conductas abusivas o tomó decisiones unilateral­mente en relación a los tratos a los cuales llegaba con sus cuidadoras, siempre fue de trato cortés y completame­nte respetuoso hacia ambas profesiona­les, ya que ambas se dedicaban a brindarle los cuidados y atenciones que por su edad y condición se requerían”.

Es más, Pinochet agregó que “tengo conocimien­to tanto por comentario­s de mi propia madre como de mi hermano que mi madre al saber del delicado estado de salud del marido de la demandante, en más de una oportunida­d le brindó ayuda económica para los exámenes médicos y otras necesidade­s que pudieran suscitarse”.

Augusto Pinochet Hiriart en distintos pasajes de su alegación se desmarca de la relación laboral con la enfermera, dado que era llevada por su hermano y no particular­mente por él. Por lo mismo, pide ser excluido del juicio, pues como heredero descarta haber cometido actos que vulneren los derechos laborales y fundamenta­les de la demandante.

Por último, sostuvo que “me parece a lo menos extraño que una persona que prestó servicios para mi madre, hasta el día de su muerte, hubiera presentado una denuncia y demanda de las caracterís­ticas de la causa de autos y contra de ella (a través de su sucesión), y no se hubiere presentado con anteriorid­ad, con a lo menos un reclamo ante la Inspección del Trabajo respectiva (...). Resulta completame­nte sorpresivo que una persona que estuvo tanto tiempo cuidando de mi madre, habiendo asistido a su funeral incluso, haya tomado una acción de esta connotació­n respecto de alguien que hoy ni siquiera puede defenderse”. ●

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile