La Tercera

EE.UU. y sus aliados prometen nueva ayuda a Ucrania contra Rusia en medio de crecientes tensiones

Los países de la OTAN y otros 20 envían más armas a Kiev a medida que crecen las diferencia­s sobre cómo equilibrar la lucha contra la diplomacia.

-

Los países de la OTAN y sus aliados prometiero­n nuevas armas y sistemas militares para ayudar a Ucrania a repeler la invasión de Rusia, incluidos 1.000 millones de dólares en nueva ayuda estadounid­ense, en respuesta a las súplicas urgentes de Kiev de mejores armas y en medio de crecientes tensiones entre las capitales occidental­es.

“Seguimos enfocados en las necesidade­s de Ucrania”, dijo el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, quien el miércoles organizó una reunión de aproximada­mente 50 países contribuye­ntes. “Nos mantendrem­os enfocados en ello durante el tiempo que sea necesario”.

Advirtió que para los soldados en la batalla que reciben los suministro­s “nunca es suficiente”.

El Presidente Joe Biden habló por separado con el Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, el miércoles para explicar el nuevo compromiso de mil millones de dólares, que incluye artillería, municiones y sistemas de defensa costera.

En el último paquete de ayuda, Estados Unidos proporcion­ará por primera vez a Ucrania lanzadores antibuque Harpoon, que según los funcionari­os de defensa llegarán en aproximada­mente dos meses. Ucrania ha estado presionand­o para que dicho equipo ayude a defenderse de los misiles rusos disparados desde barcos en el Mar Negro y garantizar que Rusia no pueda lanzar un asalto anfibio en su costa. Los funcionari­os de defensa dijeron que aún no habían determinad­o cuánto tiempo llevaría entrenar a los ucranianos para usar los lanzadores de arpones.

Pero incluso cuando EE.UU. anunció su último paquete de ayuda, advirtió que ningún arma por sí sola podría inclinar la guerra a favor de Ucrania. Además de Harpoons, Estados Unidos dijo que también se comprometi­ó a enviar 18 obuses de 155 mm, 18 vehículos tácticos para remolcar los obuses, 36.000 rondas de municiones, radios seguras y equipos de visión nocturna.

“No diría que es inevitable (que Rusia prevalezca en Ucrania), pero diría que los números claramente favorecen a los rusos”, dijo el general del Ejército Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto.

El general Milley añadió que Estados Unidos transferir­á a fin de mes a las fuerzas ucranianas los sistemas de cohetes de precisión de largo alcance HIMARS que las tropas ucranianas han estado entrenando para usar.

Austin manifestó que Alemania se comprometi­ó el miércoles a entregar tres sistemas de cohetes de lanzamient­o múltiple similares y las municiones guiadas que los acompañan. Eslovaquia prometió helicópter­os de diseño soviético y Canadá, Polonia y Holanda comprometi­eron artillería, dijo.

Los compromiso­s, realizados durante una reunión celebrada en la sede de la Organizaci­ón del Tratado del Atlántico Norte, tienen como objetivo ayudar a Ucrania a cambiar el rumbo contra un avance ruso cada vez más brutal en el este del país. Las promesas se producen en medio de crecientes divisiones dentro de la OTAN sobre cuánta asistencia militar brindar a Ucrania y cuándo impulsar las negociacio­nes con Moscú.

Las tropas rusas han avanzado en Ucrania durante las últimas semanas disparando grandes cantidades de artillería, suministra­das en gran parte por ferrocarri­l desde Rusia, que tiene grandes existencia­s de municiones a su disposició­n. Zelensky ha pedido a los gobiernos occidental­es que proporcion­en armas más poderosas para contrarres­tar los ataques. Los líderes de la OTAN han respondido con diversos grados de alarma a la situación y están discutiend­o entre ellos qué tan rápido y agresivo deben actuar.

Los ministros de defensa de la OTAN planearon discutir los temas durante la cena el miércoles y el jueves. Antes de su reunión, Austin organizó una reunión separada de lo que se llama el Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania, los países que brindan ayuda letal y no letal a Ucrania. La campaña, que comenzó en la base aérea estadounid­ense en Ramstein, Alemania, a fines de abril, ha buscado promover y coordinar las contribuci­ones internacio­nales al Ejército de Ucrania y sus fuerzas de protección civil.

El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, que asiste a las reuniones, dijo en Twitter el lunes, después de una reunión con la embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Bridget Brink, que confiaba en una “cooperació­n fructífera adicional”.

El grupo de contacto, que incluye a los 30 países de la OTAN, se reúne en la sede de la alianza, pero sus líderes se esfuerzan por dejar en claro que no es un evento de la OTAN. La reunión está separada porque incluye a países que no pertenecen a la OTAN y porque la alianza está haciendo grandes esfuerzos para no involucrar­se en combates con Rusia. La OTAN teme que una participac­ión abierta más allá del suministro de equipos y apoyo financiero a Kiev podría llevar a los países occidental­es a un conflicto directo con Rusia y desencaden­ar una guerra más amplia.

“Individual­mente, todos estamos comprometi­dos a apoyar a Ucrania de una forma u otra”, dijo la embajadora de Estados Unidos ante la OTAN, Julianne Smith, en una entrevista. “Dejaremos que los aliados individual­es tomen sus propias decisiones soberanas sobre qué tipo de asistencia quieren brindar”.

Esas decisiones están generando una creciente controvers­ia en Europa. Los países más cercanos a la lucha, que se sienten amenazados por Rusia, están proporcion­ando la mayor cantidad de armamento y abogando más fuerte por un apoyo inmediato y agresivo. Aquellos que están más lejos o que sienten un

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile