La Tercera

UNA CÁMARA SOMETIDA

- Juan Carlos Gazmuri Abogado ONG Acción Jurídica

SEÑOR DIRECTOR:

Mucho se ha discutido sobre la eliminació­n del Senado y de su reemplazo por una “Cámara de las Regiones”. Sin embargo, poco se ha comentado respecto de las normas que regulan la tramitació­n legislativ­a en el borrador constituci­onal.

En ellas la Convención estableció que todos los proyectos de ley –cualquiera sea la materia o la forma de su iniciativa- siempre comenzarán su tramitació­n por el Congreso de Diputadas y Diputados. Esto hará que -en la práctica- si los diputados no quieren legislar sobre un tema, simplement­e no despachará­n ningún proyecto sobre la materia, sin que nada puedan hacer la Cámara de las Regiones ni el Presidente de la República. Por esto, si bien durante la discusión algunos lograron que se le fueran dando más atribucion­es a esta nueva “Cámara de las Regiones”, en los hechos quedará supeditada a la voluntad de los diputados.

Además, el borrador le impide a la Cámara de las Regiones establecer urgencias legislativ­as, pudiendo hacerlo solo el Congreso de Diputadas y Diputados o el Presidente. Si fuese este último quien quisiera presionar a los diputados para que tramiten un proyecto que se hubiesen rehusado despachar, insistir con urgencias legislativ­as no le servirán de mucho, ya que el borrador constituci­onal no contempla ninguna sanción para el incumplimi­ento de las urgencias por parte de los parlamenta­rios.

Así las cosas, lo cierto es que el diseño del Poder Legislativ­o propuesto por la Convención deja mucho que desear, establecie­ndo un pobre equilibrio de poderes, al someter excesivame­nte una cámara a la voluntad y los designios de la otra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile