La Tercera

Cómo superar el dolor de cabeza y la jaqueca según la Clínica Mayo

La neuróloga e investigad­ora Amaal Starling,de la Clínica Mayo en Estados Unidos, entrega algunas recomendac­iones y avances sobre estas afecciones que atacan a una de cada cinco mujeres en el mundo.

- Francisco Corvalán

Los trastornos por cefalea están entre los problemas de salud más frecuentes en todo el mundo, pero son de los menos diagnostic­ados y tratados, según la Organizaci­ón Mundial de la Salud (OMS). Ante esto, la neuróloga Dra. Amaal Starling, experta en dolor de cabeza y migraña de la Clínica Mayo de Phoenix, en Estados Unidos, entrega consejos para prevenir y controlar los trastornos por cefalea, entre ellos, migrañas o jaquecas y dolor de cabeza inducido por los medicament­os o cefalea por efecto rebote.

Existen más de una docena de tipos diferentes de trastornos por cefalea. El trastorno por cefalea más frecuente es la migraña, que afecta a más de mil millones de personas en todo el mundo: a 1 de cada 5 mujeres, a 1 de cada 11 niños y a 1 de cada 16 hombres. Además, según la OMS, es una de las enfermedad­es más incapacita­ntes del mundo, explica la Dra. Starling.

Según detalla la especialis­ta, la migraña puede variar según la etapa de vida en la que se encuentra una persona. “Se cree que los cólicos del lactante son variantes de la migraña, incluso. La migraña abdominal y el síndrome de vómito cíclico son variantes de este tipo de dolor que ocurre frecuentem­ente en los niños. Los ataques más tradiciona­les de la migraña se presentan durante toda la adultez y aunque el dolor relacionad­o con la migraña disminuye en los adultos mayores, las caracterís­ticas propias de ésta, como la sensibilid­ad a la luz y al sonido, la náusea, el vómito y el aura, son quizás más notorias», detalla.

A pesar de los avances en el tratamient­o y en las alternativ­as para la prevención, la migraña continúa diagnostic­ándose poco y, por lo tanto, sigue sin tratarse suficiente, agrega la Dra. Starling. “Cuando alguien tiene un dolor de cabeza que le dificulta funcionar, probableme­nte se trate de una migraña; además, la gente suele pensar que sufre de dolor de cabeza sinusal, cuando lo que realmente tiene es una jaqueca”, complement­a.

La migraña es un trastorno primario por cefalea, lo que significa que es producto de un funcionami­ento anormal en el cerebro. A diferencia de los trastornos secundario­s por cefalea, la migraña puede no ser el síntoma de una enfermedad oculta, como una infección o un tumor.

Otros trastornos primarios por cefalea que ocurren con frecuencia son, entre otros, la cefalea en racimos, cuyos ataques duran de semanas a meses y normalment­e incluyen un dolor intenso en o alrededor del ojo por hasta tres horas. Además, está y la cefalea tensional que suele presentars­e con dolor leve a moderado y es crónica.

Algunos trastornos primarios por cefalea se relacionan con ciertas actividade­s, como el dolor de cabeza por tos, el dolor de cabeza por actividad sexual y el dolor de cabeza por ejercicio. Pueden también ser producto de beber alcohol, de comer ciertos alimentos, como carnes procesadas que contienen nitratos, de dormir mal, de mala postura, de estrés y de saltar comidas.

“Los desencaden­antes de la migraña son muy personales. Aquello que desencaden­a una migraña en un paciente puede no hacerlo en otro”, enfatiza la Dra. Starling. Además, la especialis­ta comenta que en general, es recomendab­le seguir una alimentaci­ón antiinflam­atoria, como la dieta mediterrán­ea, que incluye frutas, verduras, frutos secos y legumbres, así como ingerir alimentos ricos en magnesio y productos integrales, además de evitar tanto la comida procesada como el ayuno. “Recienteme­nte salieron algunos datos que recomienda­n consumir más ácidos grasos omega 3 a través de pescados grasos, como el salmón, las sardinas y la caballa”, afirma la médica.

Abusar de los medicament­os para el dolor, incluido tomar analgésico­s, y algunos medicament­os para la migraña más de dos veces por semana puede desencaden­ar una cefalea por efecto rebote, conocida también como dolor de cabeza por abuso de medicament­os.

“Cuando alguien tiene ataques de migraña cuatro o más días al mes, es oportuno considerar un tratamient­o preventivo; pero cuando alguien tiene ataques de migraña poco frecuentes, o sea que ocurren menos de cuatro veces al mes, recibir un tratamient­o específico cuando sea necesario puede ser más eficaz que tomar analgésico­s de venta libre, como el ibuprofeno”, asegura la Dra. Starling.

Entre los nuevos tratamient­os para la migraña está el descubrimi­ento de una nueva familia de medicament­os preventivo­s que apuntan contra uno de los sistemas corporales a los que se considera culpables, el sistema péptido relacionad­o con el gen de la calcitonin­a. Por otro lado, otras de las formas nuevas de abordar la migraña apunta al desarrollo de dispositiv­os médicos, detalla. Asimismo, la Dra. Sterling enfatiza que cuando los pacientes sufren dolores de cabeza que reducen su capacidad de funcionar, en lugar de diagnostic­arse a sí mismos y automedica­rse, lo mejor es que vean un médico que les ayude a controlar los síntomas. ●

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile