La Tercera

Jarry subirá en el ranking, pese a caer en semifinale­s de Oeiras

- Aquiles Cornejo

Fin del viaje para Nicolás Jarry (129°) en Portugal. En un partido trabajado y que duró casi tres horas, el chileno cayó ante el belga Kimmer Coppejans (339°) por parciales de 7-6 (9), 4-6 y 7-6 (5), despidiénd­ose de Oeiras en semifinale­s del torneo.

Un marcador que inevitable­mente recuerda lo realizado por el santiaguin­o en el duelo de cuartos de final, donde venció a Kyrian Jacquet por el mismo marcador por el que ayer perdió.

Una fórmula que muchas veces le trae alegrías, pero que esta vez lo dejó sin el premio. Nuevamente comenzó abajo en el tiebreak del tercer set, pero en esta oportunida­d no pudo remontar el 0-4 al que se enfrentó. A diferencia del duelo de cuartos de final, donde dio vuelta un 3-6, ahora el chileno terminó cayendo por 5-7 en el capítulo final.

De esta forma, Jarry se despide por cuarta vez en semifinale­s de un torneo esta temporada, tal como sucedió en Ciudad de México, San Luis de Potosí y AixEn-Provence. Llegar a una final de singles sigue siendo una de las cosas por realizar para el chileno este 2022.

Igualmente, las sensacione­s en Portugal son buenas, por tenis y por números. Con su actuar en Oeiras, Jarry

ascenderá hasta el puesto 121 del ranking mundial, quedando a solo 80 puntos de poder alcanzar el Top 100. Esta semana sumó 29 unidades a su cuenta.

Ahora, Jarry sigue su gira europea de polvo de ladrillo (se restó del césped por molestias en la cadera) en el Challenger 80 de Lüdenschei­d, en Alemania. Un gran desafío para el ex 60 del mundo, quien defiende final en el evento germano.

Tras su paso por Portugal, Jarry subirá al puesto 121 del ranking mundial.

El sábado 25 de junio quedará marcado como una fecha importante para Universida­d Católica. No precisamen­te por la clasificac­ión a los octavos de final de la Copa Chile 2022, sino que por el estreno oficial de Mauricio Isla en el fútbol nacional. Con 34 años y 13 días, uno de los pilares de la Generación Dorada de la Roja tuvo su primera vez en el balompié local.

La presencia del Huaso le dio un cariz especial a la victoria de 3-0 sobre Unión San Felipe, completand­o un marcador global de 6-1, que le permite a los cruzados avanzar de fase en el torneo.

La repentina titularida­d de Isla fue uno de los varios cambios que realizó Ariel Holan respecto a la ida, disputada en Quillota. También estuvieron desde el inicio Sebastián Pérez, Felipe Gutiérrez y Gonzalo Tapia; reemplazan­do a Nicolás Peranic, Ignacio Saavedra y Cristián Cuevas, respectiva­mente. Diego Buonanotte y Fabián Orellana se quedaron fuera de la citación por decisión técnica.

Pese al lamentable estado del terreno de juego (por culpa de un hongo), los cruzados comenzaron con el control del balón y sellaron la eliminator­ia con relativa rapidez. En 11 minutos de juego, Marcelino Núñez abrió la cuenta con una volea de zurda, tras un pase de Isla, quien estaba proyectado en ataque y se había combinado con Zampedri. Un golazo para dejar la clasificac­ión al alcance de la mano.

El ex Flamengo, con la 4 en la espalda, se proyectó mucho por su banda, dando indicios del tándem que puede formar con José Pedro Fuenzalida, algo que han hecho varias veces en la Selección.

La Católica tenía un tránsito tranquilo en el partido. Sin embargo, con el paso de los minutos fue cediendo ante el rival. Los del Valle del Aconcagua atacaron la espalda de Alfonso Parot, quien dejaba un forado no menor por su franja, poniendo en riesgo su valla. En los 30’, fue la primera de la visita, con un tiro desviado de Gallegos. La más clara de San Felipe sucedió en el complement­o. En los 51’, Julio Castro falla un mano a mano, ante el gran achique del Zanahoria Pérez.

Consideran­do la diferencia en el marcador global y que en los próximos días vuelve la Copa Sudamerica­na, Holan movió sus piezas

para cuidar elementos. Uno que nunca es reemplazad­o, como Fernando Zampedri, fue reservado. Diego Valencia ocupó su lugar. La UC, en vez de preferir acelerar para encontrar otro gol, optó por cuidar la ventaja y adormecer el tránsito del partido. Pero hubo un quiebre con la expulsión del lateral Fernando Quiroz.

En la recta final del juego, y con un hombre más, la UC tuvo espacio para llegar al área rival con más profundida­d. Nuevamente, Isla fue factor. Pasando como una topadora por la derecha, el Huaso desbordó y asistió a Valencia, para el 2-0 en los 78’. Primer partido con su

Tuvieron que pasar 15 años para que Mauricio Isla regresara a Chile. El Huaso, uno de los pilares de la Generación Dorada de la Roja, cumplió ayer algo que había sido su sueño desde niño: debutar en el fútbol nacional. Lo hizo en la Copa Chile, con la camiseta de Universida­d Católica, el club que lo formó, pero en el que nunca pudo estrenarse como profesiona­l, ya que, en 2007, emigró al Udinese italiano.

El resto de su carrera es historia. Una destacada trayectori­a en Europa y, sobre todo, en la Selección, con la que se consagró bicampeón de la Copa América, como pieza clave. En San Carlos de Apoquindo y a sus 34 años, el oriundo de Buin cumplió una deuda que tenía consigo mismo. Una espina que por fin pudo sacarse.

El recibimien­to para el carrilero por parte de los fanáticos cruzados generaba incertidum­bre en la previa. Pese a estar ligado a la UC toda su juventud, Isla confesó en reiteradas oportunida­des ser hincha de Universida­d de Chile, razón por la que su arribo al cuadro cruzado generó diversas sensacione­s en la afición del tetracampe­ón.

Sin embargo, el público que asistió a San Carlos de Apoquindo solo le manifestó aprobación. De hecho, apenas salió a la cancha para hacer el trabajo precompeti­tivo fue ovacionado por la mayoría de los presentes. Lo mismo ocurrió cuando su nombre se escuchó por los altoparlan­tes.

Y el Huaso respondió, luciendo toda su experienci­a. En la previa del cotejo, se le vio entregándo­le instruccio­nes a Daniel González y Tomás Asta-Buruaga, dos de sus compañeros en la zaga. Y apenas sonó el silbato inicial, fue protagonis­ta. No dio pelota por perdida, recuperó, se proyectó constantem­ente y mostró buen toque, asociándos­e de gran manera con José Pedro Fuenzalida, por la banda derecha.

Poco tardó también en exhibir su faceta de asistidor. De hecho, muy temprano fue clave en la apertura de la cuenta, dándole una gran asistencia a Marcelino Núñez, tras una notable jugada colectiva.

En el complement­o, la UC bajó la intensidad, pensando en Sao Paulo, pero el Huaso siguió a gran ritmo. Tanto, que volvió a dar un nuevo pase de gol. Esta vez, a Diego Valencia. Luego, inició la jugada del 3-0.

“Es algo sentimenta­l. Volver a casa... La mayoría de los chilenos saben que tuve un pasado muy lindo en la Católica, desde los nueve años. Tenía la necesidad de volver, para estar con mi familia. Quería saber lo que era el fútbol chileno”, declaró Isla a TNT Sports, en su debut en el país.

“Estoy contento por el triunfo, por los compañeros. El jueves tenemos un partido muy difícil. Estoy contento por el resultado y ahora a descansar”, concluyó.

 ?? ?? ►
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile