Vue­los Los Án­ge­les - Santiago

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Jor­ge Vé­jar Mour­gues

Diario La Tri­bu­na in­for­mó am­plia­men­te, la reu­nión con­vo­ca­da por nues­tro go­ber­na­dor pa­ra im­pul­sar la fac­ti­bi­li­dad de una lí­nea aé­rea pa­ra la ciu­dad, la asis­ten­cia fue nu­me­ro­sa y los par­ti­ci­pan­tes ex­pre­sa­ron só­li­dos ar­gu­men­tos apo­yan­do es­ta ini­cia­ti­va que pue­da co­nec­tar­nos con Santiago. Nue­va­men­te, La Tri­bu­na, el día sá­ba­do ha in­for­ma­do de la con­cre­ción de un im­por­tan­te apor­te del go­bierno pa­ra em­pe­zar ac­cio­nes de cie­rre pe­ri­me­tral y otros apor­tes lo­gra­dos en los úl­ti­mos días.

En la reu­nión téc­ni­ca rea­li­za­da pos­te­rior a la pri­me­ra reu­nión, se ana­li­za­ron va­rios tó­pi­cos, sien­do el pro­ble­ma bá­si­co, la ca­pa­ci­dad de la lo­sa y de la pis­ta de ate­rri­za­je que es de 58 to­ne­la­das y los avio­nes que po­drían ope­rar son los AIR BUS 320 -200 de 180 pa­sa­je­ros y 65 to­ne­la­das.

Es­ta lí­nea es­tá in­gre­san­do al país y ne­ce­si­ta au­men­tar sus ser­vi­cios pa­ra op­ti­mi­zar cos­tos, y no­so­tros es­ta­mos es­pe­ran­do sus ser­vi­cios, es de­cir, nos ne­ce­si­ta­mos mu­tua­men­te su nom­bre “Jet Smart” son las lí­neas lla­ma­das low cost.

La al­ter­na­ti­va de avio­nes más pe­que­ños, que pa­re­ce solución fá­cil, los Boeing 737-200, ya no son una reali­dad en el país.

La me­to­do­lo­gía de cálcu­lo de la lo­sa, lle­gan­do a 58 to­ne­la­das, es­tá re­la­cio­na­da con la fre­cuen­cia de ate­rri­za­jes que se ha­cen dia­ria­men­te, y en es­te sen­ti­do pa­ra en­ten­der­lo en for­ma fá­cil y a mo­do de ejem­plo: Si la fre­cuen­cia de ate­rri­za­jes es, 80 dia­rios con 58 tons. La vi­da útil se­rá 20 años y es es­pe­ra­ble que des­pués de ese tiem­po apa­rez­can fi­su­ras. Aho­ra, si la fre­cuen­cia es de 40 ate­rri­za­jes dia­rios con 65 tons. se­rá di­ga­mos 6 años. Nues­tra reali­dad se­rá de 2 0 4 o 6 ate­rri­za­jes dia­rios, con 65 to­ne­la­das có­mo se­rá el com­por­ta­mien­to de la lo­sa. Vein­te años ¿? Es lo que hay que de­ter­mi­nar; la ma­triz de cálcu­lo, la tie­nen los ex­per­tos. Es­ta es la me­to­do­lo­gía que se de­be re­vi­sar, pa­ra ello hay que te­ner la vo­lun­tad y esa fue la in­quie­tud que se lle­va­ron los téc­ni­cos de go­bierno asis­ten­tes.

La ta­rea pen­dien­te es lo­grar que las au­to­ri­da­des y téc­ni­cos en la ma­te­ria de la DGAC y di­rec­ción de ae­ro­puer­tos ha­gan el es­fuer­zo de to­mar es­ta ta­rea en for­ma po­si­ti­va, bus­can­do lle­gar a una solución, sin pa­ra­pe­tar­se en lo que ya es­tá he­cho que es el ca­mino de la res­pues­ta fá­cil, sin lu­gar a du­das se re­que­ri­rán re­cur­sos de in­ge­nie­ría con el ob­je­to de ha­cer el re­cálcu­lo a las fre­cuen­cias po­ten­cia­les de vue­lo de nues­tra ciu­dad. Por eso, pa­ra que nos re­sul­te ne­ce­si­ta­mos el apo­yo de – es­pe­cial­men­te- nues­tros par­la­men­ta­rios y de los pos­tu­lan­tes a par­la­men­ta­rios pa­ra que se com­pro­me­tan a in­cen­ti­var a los téc­ni­cos y los je­fes de los téc­ni­cos que mues­tren que es­ta es una ne­ce­si­dad sen­ti­da y re­cla­ma­da por la ciu­dad.

Es­te ob­je­ti­vo es un ejem­plo cla­ro de que in­de­pen­dien­te del co­lor po­lí­ti­co se de­be aunar es­fuer­zos en bus­ca de un bien co­mún; pa­ra se­guir for­ta­le­cien­do nues­tra ciu­dad.por otro la­do la nue­va ru­ta de do­ble vía que se cons­trui­rá unién­do­nos con Ma­lle­co, sig­ni­fi­ca que no se­ría só­lo Los Án­ge­les, sino ade­más nues­tra ve­ci­na ciu­dad de An­gol .

Las ra­zo­nes de re­que­rir trans­por­te aéreo tie­ne una ba­se muy real ya que no te­ne­mos un tren que nos co­nec­te con Santiago, co­mo lo tie­ne Chi­llán y el ae­ro­puer­to más cer­cano nos que­da a 120 ki­ló­me­tros la al­ter­na­ti­va, por tan­to, es el au­to­mó­vil o los bu­ses que nos de­jan a 4 cua­dras del ter­mi­nal ( la con­ges­tión a la lle­ga­da del ter­mi­nal es ya, al­go de lo­cos), ca­mi­na­mos pa­ra to­mar ta­xi o me­tro, arras­tran­do las ma­le­tas y ade­más car­gan­do pa­que­tes.

“In­de­pen­dien­te del co­lor (…) se de­ben aunar es­fuer­zos en bus­ca de un bien co­mún; pa­ra se­guir for­ta­le­cien­do nues­tra ciu­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.