Po­lí­ti­cos rea­lis­tas, só­lo pa­sa en nues­tra pro­vin­cia

“Qui­zás la Pro­vin­cia de Biobío no sea so­la­men­te el po­lo de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca del país, qui­zás no sea­mos úni­ca­men­te los res­pon­sa­bles de te­ner gran­des de­por­tis­tas y gran­des ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les, al pa­re­cer de­be­mos con­ver­tir­nos en los ciu­da­da­nos que d

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Los úl­ti­mos re­sul­ta­dos de las dos prin­ci­pa­les en­cues­tas po­lí­ti­cas del país han de­ja­do sin op­cio­nes de se­gun­da vuel­ta a la can­di­da­ta pre­si­den­cial de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na, Ca­ro­li­na Goic.

CEP re­ve­ló que la can­di­da­ta fa­lan­gis­ta só­lo tie­ne un 3.7 por cien­to de las pre­fe­ren­cias, mien­tras que Adi­mark le da só­lo un 5% del to­tal en­cues­ta­do.

Si pre­gun­ta­mos al po­der cen­tral de la DC (es­ta­cio­na­do, co­mo to­do en es­te país, en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na), nos di­rán que se tra­ta de una fo­to­gra­fía del mo­men­to y que su op­ción a La Mo­ne­da si­gue in­tac­ta. Agre­ga­rán que la ver­da­de­ra en­cues­ta se­rá el 19 de no­viem­bre cuan­do los chi­le­nos va­mos a las ur­nas a ele­gir Pre­si­den­te o Pre­si­den­ta.

La his­to­ria de los son­deos ha si­do cer­ca­na a la reali­dad y sal­vo, en ca­sos me­no­res, siem­pre apun­tan a los re­sul­ta­dos fi­na­les. Pa­ra sal­var mo­men­tos com­pli­ca­dos acu­den al “error mues­tral” que apun­ta a esos ins­tan­tes don­de los can­di­da­tos son muy pa­re­jos y su pro­nós­ti­co pue­de fa­llar.

Los cier­to es que si con­si­de­ra­mos los acier­tos v/s las fa­llas, CEP y Adi­mark es­tán en lo co­rrec­to y a se­gun­da vuel­ta pa­sa­rían Se­bas­tián Pi­ñe­ra y Ale­jan­dro Gui­llier.

Con esos datos en las ma­nos, los de­mo­cra­ta­cris­tia­nos de la Pro­vin­cia de Biobío fue­ron cla­ros y re­co­no­cie­ron que su car­ta a la pre­si­den­cia no tie­ne op­cio­nes an­te el se­na­dor in­de­pen­dien­te y la pe­rio­dis­ta.

Así las co­sas la pre­si­den­ta dis­tri­tal de la DC, Alejandra Hua­man­ga y el con­se­je­ro (que va por la re­elec­ción) Ma­riano Ruiz-es­qui­de re­co­no­cie­ron que su can­di­da­ta no lo­gra des­pe­gar en las en­cues­tas a la vez que desea­ron po­der su­bir en las mis­mas.

Lo an­te­rior pue­de te­ner dos in­ter­pre­ta­cio­nes al in­te­rior de un par­ti­do que nos te­nía acos­tum­bra­dos a co­sas gran­des co­mo, por ejem­plo, dos pre­si­den­tes de la Re­pú­bli­ca, tras el re­torno de la de­mo­cra­cia en 1990.

Asis­ti­mos al fin de unos de los par­ti­dos po­lí­ti­cos más im­por­tan­tes de La Re­pú­bli­ca o bien a la rein­ven­ción de unos de los par­ti­dos po­lí­ti­cos más im­por­tan­tes de Chi­le.

Mien­tras es­pe­ra­mos ello, ana­li­za­mos en de­ta­lle las pa­la­bras de Hua­man­ga y Ruiz-es­qui­de y des­cu­bri­mos ho­nes­ti­dad y pe­ti­ción de tra­ba­jo pa­ra de­vol­ver a la fa­lan­ge el lu­gar que le per­te­ne­ce en la his­to­ria re­pu­bli­ca­na.

Qui­zás la Pro­vin­cia de Biobío no sea so­la­men­te el po­lo de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca del país, qui­zás no sea­mos úni­ca­men­te los res­pon­sa­bles de te­ner gran­des de­por­tis­tas y gran­des ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les, al pa­re­cer de­be­mos con­ver­tir­nos en los ciu­da­da­nos que de­vol­va­mos la cre­di­bi­li­dad al mun­do po­lí­ti­co.

Aun­que no de­be­ría­mos ha­cer­lo, pues hay co­sas que de­bie­ran ser nor­ma­les, les da­mos las gra­cias por es­tas pa­la­bras que re­fle­jan la ver­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.