Ley de in­clu­sión es­co­lar y su real sis­te­ma de ad­mi­sión

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Mó­ni­ca Co­lin Ara­ve­na Je­fa Pro­vin­cial de Edu­ca­ción Bio­bío

La Re­for­ma Edu­ca­cio­nal im­pul­sa­da por la Pre­si­den­ta Michelle Ba­che­let tie­ne en­tre sus prin­ci­pa­les ejes el ase­gu­ra­mien­to del ac­ce­so y la ca­li­dad igua­li­ta­ria a la edu­ca­ción. En es­te sen­ti­do la Ley de In­clu­sión Es­co­lar en­tre­ga las con- di­cio­nes pa­ra que los ni­ños, ni­ñas y jó­ve­nes que asis­ten a co­le­gios que re­ci­ben sub­ven­ción del Es­ta­do pue­dan re­ci­bir una for­ma­ción in­te­gral.

Es­ta ini­cia­ti­va per­mi­te que las fa­mi­lias ten­gan la po­si­bi­li­dad de ele­gir el es­ta­ble­ci­mien- to que más les gus­te, sin que eso de­pen­da de su ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca. Aho­ra es el Es­ta­do quien apor­ta­rá re­cur­sos pa­ra re­em­pla­zar gra­dual­men­te la men­sua­li­dad que pa­gan las fa­mi­lias.

La ley ade­más eli­mi­na el lu­cro en los es­ta­ble­ci­mien­tos que re­ci­ben apor­tes es­ta­ta­les, lo que sig­ni­fi­ca que to­dos los re­cur­sos pú­bli­cos de­ben ser in­ver­ti­dos pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de la edu­ca­ción que re­ci­ben nues­tros ni­ños, ni­ñas, jó­ve­nes y adul­tos.

Tam­bién ter­mi­na con la se­lec­ción ar­bi­tra­ria, lo que per­mi­ti­rá que los pa­dres, ma­dres y apo­de­ra­dos pue­dan ele­gir con li­ber­tad el co­le­gio y el pro­yec­to edu­ca­ti­vo que pre­fie­ran pa­ra que sus hi­jas e hi­jos.

En torno a la im­ple­men­ta­ción de la Ley de In­clu­sión Es­co­lar han sur­gi­do ma­las in­ter­pre­ta­cio­nes que ge­ne­ran mi­tos. Uno de es­tos es un su­pues­to uso de tóm­bo­las pa­ra evi­tar que los co­le­gios si­gan se­lec­cio­nan­do a los alum­nos y alum­nas. Es­to no tie­ne re­la­ción con es­te cuer­po le­gal, ya que en el ca­so de que exis­tan más pos­tu­lan­tes que cu­pos dis­po­ni­bles en un es­ta­ble­ci­mien­to, se uti­li­za­rá un sis­te­ma alea­to­rio pa­ra asig­nar las va­can­tes, com­pues­to por dos soft­wa­res a los cua­les po­drán op­tar los co­le­gios. Las pos­tu­la­cio­nes se rea­li­za­rán a tra­vés de una pla­ta­for­ma en in­ter­net, que con­ta­rá con me­ca­nis­mos que evi­ta­rá ma­ni­pu­la­cio­nes.

He­mos ob­ser­va­do en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción no­ti­cias so­bre gran­des fi­las pa­ra ac­ce­der a cu­pos y sor­teos de es­tos a tra­vés de tóm­bo­las, me­ca­nis­mos que no son par­te de la Re­for­ma im­pul­sa­da por el Go­bierno de la Pre­si­den­ta Michelle Ba­che­let. Muy por el con­tra­rio: la Ley de In­clu­sión Es­co­lar es­ta­ble­ce, en­tre otras co­sas, el fin a la se­lec­ción en los pro­ce­sos de ad­mi­sión en los es­ta­ble­ci­mien­tos mu­ni­ci­pa­les, par­ti­cu­la­res sub­ven­cio­na­dos y de ad­mi­nis­tra­ción de­le­ga­da del país, pa­ra que to­das las ni­ñas, ni­ños y jó­ve­nes ten­gan las mis­mas opor­tu­ni­da­des de ac­ce­der a una edu­ca­ción de ca­li­dad, in­clu­si­va y equi­ta­ti­va.

Ba­jo es­te mar­co se crea el Sis­te­ma de Ad­mi­sión Es­co­lar, cu­ya im­ple­men­ta­ción ha si­do gra­dual, par­tien­do el año pa­sa­do en la re­gión de Ma­ga­lla­nes y de la An­tár­ti­ca Chi­le­na, con­ti­nuan­do el 2017 con las re­gio­nes de Ta­ra­pa­cá, Co­quim­bo, O’hig­gins y Los La­gos y pro­si­guien­do, el 2018, con el res­to del país, lo que in­clu­ye a la re­gión y pro­vin­cia de Bio­bío.

A es­te me­ca­nis­mo pos­tu­la­ran quie­nes in­gre­sen por pri­me­ra vez a un co­le­gio mu­ni­ci­pal o par­ti­cu­lar sub­ven­cio­na­do, los que deseen cam­biar­se a otro es­ta­ble­ci­mien­to mu­ni­ci­pal o par­ti­cu­lar sub­ven­cio­na­do, o quie­nes vuel­van a in­gre­sar al sis­te­ma edu­ca­ti­vo.

La Ley de in­clu­sión es­co­lar es­ta­ble­ce, en­tre otras co­sas, el fin a la se­lec­ción en los pro­ce­sos de ad­mi­sión en los es­ta­ble­ci­mien­tos mu­ni­ci­pa­les, par­ti­cu­la­res sub­ven­cio­na­dos y de ad­mi­nis­tra­ción de­le­ga­da del país, pa­ra que to­das las ni­ñas, ni­ños y jó­ve­nes ten­gan las mis­mas opor­tu­ni­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.