IBE­RIA

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Mi co­ra­zón ya no en­tra en mi pe­cho: de or­gu­llo y de mie­do. Ha­ce años que no te­nía la ale­gría de vi­vir un ini­cio de cam­peo­na­to tan her­mo­so, tan real y tan úni­co.

Ya que­dó fue­ra Co­lo Co­lo, aho­ra vie­ne Wan­de­rers y ha­blo así por­que me agran­dé, por­que Ibe­ria me de­ja ser así y por­que go­lea­mos a Ran­gers.

Aho­ra el mie­do vie­ne a dia­rio, Luis Lan­de­ros tie­ne los días con­ta­dos en Ibe­ria. Es­toy se­gu­ro que tras eli­mi­nar a Co­lo Co­lo, las grúas de Pri­me­ra Di­vi­sión ya pu­sie­ron sus ojos en él y sé que se irá, por aho­ra me en­can­ta­ría que ce­rra­ra el se­mes­tre y si no es así só­lo me que­da dar­le las gra­cias co­mo hin­cha, por ayu­dar­me a ser fe­liz en es­te di­fí­cil ofi­cio de ser aman­te de un club de se­gun­da en pro­vin­cia. Car­los He­rre­ra Hin­ca de Ibe­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.