PA­SO HIS­TÓ­RI­CO, UC Y ABOR­TO

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: La Pre­si­den­ta de la Re­pu­bli­ca ha se­ña­la­do que es un “pa­so his­tó­ri­co” le­ga­li­zar el abor­to en Chi­le. Y en la UC un gru­po de es­tu­dian­tes aprue­ba el abor­to en tres cau­sa­les. De ta­les he­chos sur­ge una pre­gun­ta in­elu­di­ble: ¿por qué ra­zón cau­sar la muer­te de un ser hu­mano inocen­te e in­de­fen­so en el vien­tre ma­terno es his­tó­ri­co y le­gi­ti­mo? La úni­ca “his­to­ria” al res­pec­to, es el trá­gi­co le­ga­do de las dic­ta­du­ras que des­de la se­gun­da gue­rra mun­dial has­ta nues­tros días, han cau­sa­do mi­llo­nes de muer­tes vio­lan­do de ma­ne­ra sis­te­má- ti­ca los de­re­chos hu­ma­nos. Aho­ra, el go­bierno de la NM se une a esa lis­ta de crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad le­gi­ti­man­do el ge­no­ci­dio de mi­les de ni­ños por na­cer. Y un por­cen­ta­je de es­tu­dian­tes de la UC se ha­ce eco de igual ti­po de crí­me­nes. Sin em­bar­go, to­dos los que es­ta­mos por la cul­tu­ra del en­cuen­tro y de la vi­da no va­mos a des­can­sar has­ta mo­di­fi­car y de­ro­gar una ley mal­di­ta que au­to­ri­za un cri­men ho­rren­do, des­tro­zan­do y des­mem­bran­do se­res hu­ma­nos inocen­tes con pre­me­di­ta­ción y ac­tuan­do so­bre se­gu­ro. Des­tru­yen­do, asi­mis­mo, el co­ra­zón de cada mu­jer y ma­dre so­me­ti­da a un abor­to, cau­sán­do­les un da­ño psi­co­ló­gi­co prác­ti­ca­men­te irre­pa­ra­ble. Y del cual los pro abor­to y tam­po­co el go­bierno, se ha­rán car­go, jus­ti­fi­cán­do­se en que han si­do de­ci­sio­nes li­bres de la mu­jer so­bre su cuer­po. Es de­cir, la­ván­do­se las ma­nos como Pi­la­tos e ig­no­ran­do la exis­ten­cia cien­tí­fi­ca de un ser hu­mano en el vien­tre de cada mu­jer y ma­dre em­ba­ra­za­da. En es­te sen­ti­do los alum­nos de la UC tienen el gran desafío de acer­car­se al do­lor que pro­vo­ca la de­ci­sión de abor­tar y no op­tar por la de­ci­sión más fá­cil, y apo­yar la vi­da de la ma­dre y del que es­tá por na­cer. Y aun cuan­do no res­pe­ten la de­cla­ra­ción de prin­ci­pios de la UC y su iden­ti­dad ca­tó­li­ca, res­pe­ten y am­pa­ren la defensa de los de­re­chos hu­ma­nos de los más in­de­fen­sos. Y pue­dan ser voz de los que no tie­ne voz y mar­char por la defensa de los de­re­chos hu­ma­nos de los no na­ci­dos y sus ma­dres em­ba­ra­za­das por las ca­lles de San­tia­go. P. Fco. Javier As­ta­bu­rua­ga O.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.