Co­mien­za jui­cio con­tra asesino con­fe­so de matar y en­te­rrar a mu­jer en La­ja

En agos­to de 2016, el pre­sun­to ho­mi­ci­da, dio muer­te bru­tal­men­te a su víc­ti­ma y ade­más, le ro­bó su vehícu­lo y jo­yas. Más de 20 tes­ti­gos pres­ta­rán su de­cla­ra­ción es­te viernes. El impu­tado arries­ga una pe­na que po­dría al­can­zar los 12 años de cár­cel.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

La ma­ña­na de es­te jueves co­men­zó el jui­cio en con­tra del úni­co impu­tado por la muer­te de Clau­dia Cru­zat ocu­rri­do en la co­mu­na de La­ja.

Por cer­ca de dos me­ses, los fa­mi­lia­res de Cru­zat no su­pie­ron na­da de ella des­pués de que la vie­ran por úl­ti­ma vez el 23 de agos­to de 2016.

Ese día, sa­lió de su ca­sa rum­bo a Los Ángeles a bor­do de su vehícu­lo pe­ro nun­ca vol­vió.

Sus cer­ca­nos no tu­vie­ron no­ti­cias de ella has­ta el 21 de oc­tu­bre de 2016, cuan­do de­tec­ti­ves de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes en­con­tra­ron el cuer­po de la mu­jer en­te­rra­do a un me­tro y me­dio de pro­fun­di­dad en un pre­dio dis­tan­te unos cua­tro ki­ló­me­tros al nor­te del puen­te Pe­ra­les.

El día an­te­rior, eso sí, fun­cio­na­rios de la Bri­ga­da de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (Bi­crim) de Cabrero y la Bri­ga­da de Ho­mi­ci­dios de Los Ángeles lo­gra­ron arrestar al hombre que es­ta­ría de­trás de su muerto y que, ade­más, se en­con­tra­ría con­fe­so.

En aque­lla opor­tu­ni­dad, es­ta per­so­na no só­lo ha­bría da­do muer­te a Cru­zat sino que, ade­más, le sus­tra­jo su vehícu­lo y jo­yas.

El au­to­mó­vil de la víc­ti­ma fue pos­te­rior­men­te ven­di­do a un gi­tano, quien ha­bría en­tre­ga­do in­for­ma­ción im­por­tan­te que ayu­dó a es­cla­re­cer es­te de­li­to.

Por eso es que no só­lo se le acu­sa al in­vo­lu­cra­do de ha­ber co­me­ti­do un de­li­to de ho­mi­ci­dio sim­ple sino que, ade­más, de hur­to.

Si bien, víc­ti­ma y vic­ti­ma­rio se co­no­cían por­que es­te úl­ti­mo efec­tua­ba tra­ba­jos de maes­tran­za en el ne­go­cio de Cru­zat, no se lo­gró acre­di­tar que man­tu­vie­ran una re­la­ción; por eso es que no ha si­do pro­ce­sa­do por fe­mi­ci­dio.

El Ser­vi­cio Na­cio­nal de la Mu­jer y Equi­dad de Gé­ne­ro (Ser­na­meg) se hi­zo par­te de es­te jui­cio co­mo par­te que­re­llan­te.

“Co­mo re­pre­sen­tan­tes de la víc­ti­ma, de la fa­mi­lia de la víc­ti­ma para ser pre­ci­sos y co­mo que­re­llan­tes, nues­tra fun­ción es co­la­bo­rar en to­do lo que po­da­mos con el fis­cal a fin de ob­te­ner una in­cor­po­ra­ción de prue­bas sa­tis­fac­to­ria y lo­grar con­de­na en es­ta cau­sa”, re­la­tó la abo­ga­da de Fe­mi­ci­dios y ca­sos de con­no­ta­ción del Ser­na­meg de la Región del Bio­bío, Alejandra Es­pi­no­za.

Asi­mis­mo, agre­gó que se hi­cie­ron par­te de es­te pro­ce­so por­que co­mo or­ga­nis­mo es­tán en con­tra de to­da ma­ni­fes­ta­ción de vio­len­cia para to­das las mu­je­res.

“Co­mo ser­vi­cio nos preo­cu­pa­mos, y es­pe­cial­men­te mi car­go tie­ne que ver con asu­mir re­pre­sen­ta­ción en aque­llos ca­sos de con­mo­ción pú­bli­ca en el que las víctimas son mu­je­res y que es­ta vio­len­cia pu­die­ra dar­se en con­tex­to de pa­re­ja”, re­la­tó la pro­fe­sio­nal.

Sos­tu­vo que, en un pri­mer mo­men­to, pa­re­cían ser los pri­me­ros in­di­cios de la in­ves­ti­ga­ción; sin em­bar­go, a es­tas al­tu­ras del pro­ce­so, aque­llo no se lo­gró acre­di­tar du­ran­te di­cho pro­ce­so.

“Lo cier­to es que es al ser un ca­so de con­mo­ción pú­bli­ca y en el que la víc­ti­ma es una mu­jer que fue bru­tal­men­te ase­si­na­da por un hombre y, ade­más, rea­li­zan­do ac­cio­nes para ocul­tar el de­li­to-, nos ha­ce­mos par­tí­ci­pes en es­tas cau­sas”, ex­pre­só Es­pi­no­za.

Mien­tras el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co so­li­ci­ta una pe­na de 10 años y un día de cár­cel por el de­li­to de ho­mi­ci­dio sim­ple y 800 días por el de hur­to, el Ser­na­meg pi­dió una con­de­na de 12 años por el pri­me­ro e igual can­ti­dad de tiem­po por el se­gun­do.

Se es­pe­ra que sean 20 los tes­ti­gos que de­cla­ren du­ran­te es­te jui­cio, el cual es­tá pro­gra­ma­do para que cul­mi­ne du­ran­te la jor­na­da de es­te viernes.

EL JUI­CIO EN CON­TRA DEL ÚNI­CO IMPU­TADO del cri­men se desa­rro­lla en el Tri­bu­nal Oral en lo Pe­nal de Los Ángeles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.