Jui­cio con­tra Ma­rio Gier­ke por VIF se­gui­rá en sus­pen­so

Es­te lu­nes par­tie­ron las au­dien­cias en el Juz­ga­do de Ga­ran­tía de Cabrero.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Con me­dia ho­ra de re­tra­so co­men­zó el jui­cio oral sim­pli­fi­ca­do con­tra el al­cal­de de Cabrero Ma­rio Gier­ke, quien per­ma­ne­ce impu­tado por el de­li­to de le­sio­nes me­nos gra­ves con­tra su es­po­sa, Dia­na Vidal.

Es­ta úl­ti­ma fue la pri­me­ra en lle­gar al Juz­ga­do de Le­tras y Ga­ran­tía de Cabrero, acom­pa­ña­da por va­rias per­so­nas, en­tre las que se en­con­tra­ban re­pre­sen­tan­tes del Cen­tro de la Mu­jer y de la Red Chi­le­na Con­tra la Vio­len­cia Ha­cia las Mu­je­res, mien­tras que mi­nu­tos más tar­de lo hi­zo el que­re­lla­do jun­to a su de­fen­sa.

Al ini­cio de la au­dien­cia se dis­cu­tió si la mis­ma se sus­pen­día y se reagen­da­ba el co­mien­zo del jui­cio oral, lue­go que la Fis­ca­lía y la par­te que­re­llan­te so­li­ci­ta­ran es­to al tri­bu­nal, ar­gu­men­tan­do la au­sen­cia de un tes­ti­go cla­ve con­si­de­ra­do para la oca­sión. Fi­nal­men­te, y des­pués que el juez a car­go de la cau­sa di­ri­mie­ra jun­to a las par­tes la con­ve­nien­cia de lo re­que­ri­do se op­tó por no ac­ce­der a lo so­li­ci­ta­do, dán­do­se co­mien­zo así al jui­cio sim­pli­fi­ca­do.

La ins­tan­cia de es­te lu­nes se pro­lon­gó más de lo es­pe­ra­do, ex­ten­dién­do­se por cer­ca de sie­te ho­ras, en­tre las 09:30 has­ta las 16:30 ho­ras, con breves in­ter­va­los que dis­pu­so el juez del ca­so.

En es­ta pri­me­ra jor­na­da el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ex­pu­so una se­rie de antecedent­es re­co­gi­dos a lo lar­go del pro­ce­so in­ves­ti­ga­ti­vo, de­bien­do la que­re­llan­te, Dia­na Vidal, de­cla­rar an­te el ma­gis­tra­do, re­la­tan­do el su­pues­to epi­so­dio de vio­len­cia del que ha­bría si­do víc­ti­ma por par­te de su es­po­so en enero pa­sa­do, el al­cal­de Ma­rio Gier­ke.

A su vez de­ta­lló otros su­ce­sos de su vi­da mien­tras vi­vió en pa­re­ja jun­to al je­fe co­mu­nal, na­rra­ción que no es­tu­vo exen­ta de evi­den­tes mues­tras de emo­ción por par­te de la mu­jer, quien en más de una opor­tu­ni­dad de que­bró al en­tre­gar su tes­ti­mo­nio.

Dia­na en su re­la­to con­tó que los he­chos de vio­len­cia de su es­po­so ha­cia ella in­clu­so son an­te­rio­res a la su­pues­ta agre­sión de la que ha­bría si­do víc­ti­ma en enero y que fue la que la mo­ti­vó a que­re­llar­se en con­tra de él, a quien acu­só, ade­más, de con­su­mir dro­gas y te­ner pro­ble­mas con el al­cohol.

Pos­te­rior­men­te, se pro­ce­dió a la ex­hi­bi­ción de fo­to­gra­fías que mos­tra­ban, a jui­cio de la que­re­llan­te, las le­sio­nes que su­frió en ma­nos y bra­zos a cau­sa de los gol­pes que Gier­ke le ha­bría pro­pi­na­do a ella el día del in­ci­den­te, el que ocu­rrió en el de­par­ta­men­to que am­bos com­par­tían en Cabrero.

En la oca­sión, tam­bién se re­pro­du­je­ron au­dios que co­la­bo­ra­rían en la in­ves­ti­ga­ción a fa­vor de Dia­na.

En el trans­cur­so de la jor­na­da la de­fen­sa de Ma­rio Gier­ke tam­bién tu­vo opor­tu­ni­dad de in­te­rro­gar a Dia­na Vidal a par­tir de los mis­mos antecedent­es que ella pro­por­cio­nó al re­la­tar su ver­sión de los he­chos, en bus­ca de ele­men­tos que des­acre­di­ta­ran o en­tra­ran en abier­ta con­tra­dic­ción con lo di­cho por ella.

Es­te mar­tes con­ti­nua­rá el jui­cio oral, co­rres­pon­dien­do tan­to a la par­te que­re­llan­te co­mo a la de­fen­sa lle­var a de­cla­rar a tes­ti­gos y en­tre­gar me­dios de prue­bas que con­duz­can a afir­mar o des­acre­di­tar la de­nun­cia de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar en con­tra del al­cal­de de Cabrero.

De no ocu­rrir aque­llo, es de­cir, que du­ran­te la jor­na­da no se com­ple­ten di­chas di­li­gen­cias el jui­cio ten­drá con­ti­nui­dad has­ta el miér­co­les, día en que se co­no­ce­ría el ve­re­dic­to del tri­bu­nal, se­gún se in­for­mó.

CRO­NO­LO­GÍA DE LOS HE­CHOS

Re­cor­de­mos que la de­nun­cia por su­pues­tas agre­sio­nes co­me­ti­das por Gier­ke en con­tra de su es­po­sa fue in­ter­pues­ta por la mis­ma víc­ti­ma, Dia­na Vidal, en enero de es­te año.

Por lo que fue impu­tado por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co co­mo au­tor del de­li­to de le­sio­nes me­nos gra­ves en el con­tex­to de Vio­len­cia In­tra­fa­mi­liar, per­pe­tra­do el 17 de enero de 2017 en la co­mu­na de Cabrero.

Ya han pa­sa­do más de 9 me­ses de lo su­ce­di­do, tiem­po que ha ge­ne­ra­do una gran in­cer­ti­dum­bre en Dia­na Vidal, quien, pe­se a es­to, hoy se en­cuen­tra tran­qui­la a la es­pe­ra del tan an­he­la­do jui­cio, así lo ma­ni­fes­tó, es­te sá­ba­do, en en­tre­vis­ta con La Tri­bu­na.

“To­do es­to es una in­cer­ti­dum­bre, don­de ade­más exis­te to­da una car­ga psi­co­ló­gi­ca den­tro de es­to, y ocu­rrió que se sus­pen­dió ha­ce un mes, pe­ro yo me en­cuen­tro tran­qui­la”.

A ello, Vidal agre­gó que “creo que hay su­fi­cien­tes prue­bas, la ver­dad siem­pre sa­le, mien­tras más uno des­me­nu­ce, la ver­dad siem­pre se va acla­ran­do más. Por ese la­do yo me sien­to tran­qui­la, y es­pe­ro que el Tri­bu­nal, que ha obra­do con jus­ti­cia, lo si­ga ha­cien­do y en las au­dien­cias que vie­nen”, con­clu­yó.

AU­DIEN­CIA EX­PLO­RA­TO­RIA

Du­ran­te el mes de agos­to, en el Juz­ga­do de Le­tras y Ga­ran­tía de Cabrero, se de­sa- rro­lló la au­dien­cia ex­plo­ra­to­ria de sa­li­da al­ter­na­ti­va.

Se tra­tó de una au­dien­cia en la que el ma­gis­tra­do Eduar­do Fritz Cas­tro le con­sul­tó al je­fe co­mu­nal si ad­mi­tía o no res­pon­sa­bi­li­dad en los he­chos que se le impu­taban, en don­de la res­pues­ta de Gier­ke fue un ta­jan­te “No ad­mi­to, por­que soy inocen­te”.

Ello obli­gó a ini­ciar - de for­ma in­me­dia­ta- la au­dien­cia de pre­pa­ra­ción de jui­cio oral sim­pli­fi­ca­do en la que se pre­sen­ta­ron las prue­bas y se dis­cu­tie­ron las ex­clu­sio­nes.

Jui­cio que co­men­zó es­te lu­nes.

PE­NAS

El de­li­to de le­sio­nes me­nos gra­ves en con­tex­to de Vio­len­cia In­tra­fa­mi­liar tie­ne una con­de­na que va en­tre los 61 a 540 días de pre­si­dio me­nor en su gra­do mí­ni­mo.

En el ca­so pun­tual de Gier­ke, la Fis­ca­lía Lo­cal de Yum­bel es­tá so­li­ci­tan­do una pena de 300 días de pre­si­dio me­nor en su gra­do mí­ni­mo.

Ade­más, la pena so­li­ci­ta­da por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co vie­ne con una ac­ce­so­ria que es la sus­pen­sión de car­gos u ofi­cios pú­bli­cos.

Es­to quie­re de­cir que, en el su­pues­to de que Gier­ke lle­gue a ser con­de­na­do y el tri­bu­nal le im­pon­ga los 300 días so­li­ci­ta­do por la Fis­ca­lía, ten­dría que ser sus­pen­di­do de sus fun­cio­nes co­mo al­cal­de du­ran­te el tiem­po que du­re la con­de­na.

MA­RIO GIER­KE Y SU DE­FEN­SA es­cu­cha­ron aten­tos el re­la­to que la que­re­llan­te en­tre­gó es­te lu­nes al tri­bu­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.