¿Dón­de es­tá Ser­na­tur?

Aho­ra só­lo que­da es­pe­rar, que in­de­pen­dien­te del go­bierno que asu­ma el 11 de mar­zo, se lo­gre po­ten­ciar de ver­dad el tu­ris­mo en la zo­na. Aquí hay per­so­nal pú­bli­co con dis­po­si­ción a tra­ba­jar en ello, pe­ro sin re­cur­sos dig­nos para aque­llo, na­da se pue­de lo­gra

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Ca­da vez que rea­li­za­mos una crí­ti­ca al tu­ris­mo en la pro­vin­cia de Bio­bío, los tra­ba­ja­do­res de la ofi­ci­na pro­vin­cial, se sien­ten afec­ta­dos. Es­ta crí­ti­ca no es para ellos. Pa­me­la Na­va­rro y su equi­po, asis­ten a una se­rie de reunio­nes, ac­ti­vi­da­des y bus­can, con sus me­dios po­der ha­cer to­do lo po­si­ble para vi­si­bi­li­zar a la zo­na y sus lu­ga­res en la co­mu­ni­dad.

La crí­ti­ca de hoy, tam­po­co apun­ta a la ofi­ci­na re­gio­nal. Ob­via­men­te para ellos, nues­tra pro­vin­cia son só­lo Los Sal­tos del La­ja, y es co­sa de ir para dar­se cuenta que no son prio­ri­dad para na­die.

La edi­to­rial de hoy, es­pe­ra­mos que lle­gue a las ofi­ci­nas de Javiera Mon­tes, sub­se­cre­ta­ria del ra­mo. Des­de ahí y del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, sa­len to­dos los re­cur­sos para po­der po­si­cio­nar el tu­ris­mo a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal.

La pro­vin­cia de Bio­bío, tie­ne el pri­vi­le­gio de con­tar con una in­men­sa can­ti­dad de lu­ga­res para el tu­ris­mo y la re­crea­ción. La Tri­bu­na, lle­va más de un año y me­dio, ca­da sá­ba­do, res­ca­tan­do uno de los lu­ga­res que se pue­den vi­si­tar. La­gos, bos­ques, re­ser­vas, lu­ga­res para ha­cer eco­tu­ris­mo, raf­ting, trea­king, museos, cas­ca­das, y una lar­ga fi­la de et­cé­te­ras que con­tri­bu­yen a dar es­pa­cio a mi­les de fa­mi­lias a dis­fru­tar de su pro­pio te­rri­to­rio, sin te­ner que gas­tar gran­des su­mas de di­ne­ro.

Pe­se a que no he­mos re­ci­bi­do nin­gún re­co­no­ci­mien­to de nin­gu­na ins­ti­tu­ción pública por es­ta la­bor y, aun­que tam­po­co la es­pe­ra­mos, he­mos in­ten­ta­do apor­tar, con­tri­buir a po­ner en es­ce­na los cien­tos de es­pa­cios que exis­ten aquí y de los que na­die ha­bla.

Es más, en el si­tio web www. chi­lees­tu­yo.cl só­lo se mues­tra lo bá­si­co, aque­llo que cual­quier per­so­na pue­de en­con­trar en goo­gle: Los Sal­tos del La­ja, An­tu­co, Al­to Bio­bío, un po­co de Los Án­ge­les y el Par­que An­gos­tu­ra.

Es mu­cho más que eso. ¿Dón­de es­tá la re­ser­va na­tu­ral de Qui­la­co o el Sal­to Rehuén de Mul­chén o las cam­pa­nas de Re­re? Na­da de eso.

Por otro la­do, no han he­cho na­da por la in­fra­es­truc­tu­ra de Los Sal­tos del La­ja. Hu­bo mu­chas pro­me­sas que nun­ca se han trans­for­ma­do en una realidad. Si us­ted va hoy, es­tá exac­ta­men­te igual que ha­ce 10 o 15 años.

Aho­ra só­lo que­da es­pe­rar, que in­de­pen­dien­te del go­bierno que asu­ma el 11 de mar­zo, se lo­gre po­ten­ciar de ver­dad el tu­ris­mo en la zo­na. Aquí hay per­so­nal pú­bli­co con dis­po­si­ción a tra­ba­jar en ello, pe­ro sin re­cur­sos dig­nos para aque­llo, na­da se pue­de lo­grar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.