DISFAGIA Y FONOAUDIOLOGÍA

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: En nues­tro país te­ne­mos ci­fras sig­ni­fi­ca­ti­vas de di­ver­sas en­fer­me­da­des que afec­tan a nues­tro ce­re­bro, en­tre ellas en­con­tra­mos: ac­ci­den­tes ce­re­bro­vas­cu­la­res, en­fer­me­dad de Par­kin­son, Alz­hei­mer, de­men­cias, trau­ma­tis­mos en­ce­fa­lo­cra­nea­nos, en­tre otras. Las men­cio­na­das en mu­chas oca­sio­nes ge­ne­ran disfagia, es de­cir, pro­du­cen una di­fi­cul­tad pa­ra tra­gar.

Nues­tro ce­re­bro co­man­da to­das nues­tras fun­cio­nes y el tra­gar, o tam­bién lla­ma­da de­glu­ción, no es la ex­cep­ción. Es­te ti­po de pa­cien­tes co­mien­zan con di­fi­cul­ta­des en el pro­ce­so de ali­men­ta­ción, ob­ser­van­do “ato­ros” o tos al mo­men­to o des­pués de tra­gar, pre­sen­tan di­fi­cul­ta­des en los mo­vi­mien­tos de la len­gua, en el se­lle de los la­bios, en la mas­ti­ca­ción, en la sa­li­va­ción, en­tre otros.

En Chi­le la pa­to­lo­gía más pre­va­len­te es el ac­ci­den­te ce­re­bro vas­cu­lar y ge­ne­ra di­fi­cul­ta­des de­glu­to­rias le­ves, mo­de­ra­das y se­ve­ras. En las pri­me­ras men­cio­na­das, por lo ge­ne­ral, se re­quie­re es­pe­sar los lí­qui­dos o frag­men­tar­los. Las si­guien­tes eta­pas ya co­mien­zan con mo­di­fi­ca­ción de con­sis­ten­cias de ali­men­tos, res­tric­cio­nes y/o mo­di­fi­ca­cio­nes con los lí­qui­dos, uso de ma­nio­bras de­glu­to­rias, en­tre otros. Las más se­ve­ras ne­ce­si­tan de al­gún ti­po de ali­men­ta­ción al­ter­na­ti­va co­mo es el uso de son­das tran­si­to­rias o per­ma­nen­tes.

Es por es­to la ne­ce­si­dad de la in­ter­ven­ción en la disfagia, ya que al­te­ra la ca­li­dad de vi­da, el desem­pe­ño en el ám­bi­to so­cial, el ré­gi­men de ali­men­ta­ción, los as­pec­tos emo­cio­na­les y mo­ti­va­cio­na­les así co­mo tam­bién al­te­ra­cio­nes nu­tri­cio­na­les y res­pi­ra­to­rias co­mo ocu­rre en el ca­so de las neu­mo­nías as­pi­ra­ti­vas.

Co­mo fo­no­au­dió­lo­ga de­di­ca­da al área su­gie­ro es­tar pen­dien­te del pro­ce­so de ali­men­ta­ción de nues­tros fa­mi­lia­res o pa­cien­tes que pre­sen­ten es­te ti­po de an­te­ce­den­tes por to­do lo men­cio­na­do y por­que, co­mo se di­jo, pue­de im­pac­tar ne­ga­ti­va­men­te en su ca­li­dad de vi­da. Ca­ro­li­na Hen­rí­quez Es­pe­jo. Aca­dé­mi­ca de Fonoaudiología U. San Se­bas­tián

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.