Es tiem­po de ca­lor, no de aca­lo­rar­se

Hay que cal­mar los áni­mos. De­be­mos res­pe­tar a to­do aquel que pien­se di­fe­ren­te a no­so­tros. No por ser de iz­quier­da o de­re­cha, va­mos a re­cha­zar­lo. To­dos so­mos par­te del mis­mo Chi­le e in­de­pen­dien­te de nues­tra for­ma de ver el mun­do, que­re­mos lo me­jor pa­ra las

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Han co­men­za­do las fuer­tes tem­pe­ra­tu­ras en nues­tro país, pe­ro en me­dio de es­ta épo­ca, en­fren­ta­re­mos la se­gun­da vuel­ta pre­si­den­cial y las pos­tu­ras de am­bos can­di­da­tos, se han co­men­za­do a ra­di­ca­li­zar de­ma­sia­do.

Hay que po­ner ojo en ca­da una de las pro­pues­tas. Mu­chas se ven co­mo gran­des ideas, pe­ro la via­bi­li­dad de lle­var­las a ca­bo, no son co­sas fá­ci­les de con­cre­tar.

Lo que es cier­to es que cual­quie­ra sea la pos­tu­ra, los áni­mos han co­men­za­do a aca­lo­rar­se y car­gar­se de men­sa­jes de odio, vio­len­cia y ac­ti­tu­des que no van con el respeto de la de­mo­cra­cia. Es­tá cla­ro que hay un país di­vi­di­do y que mien­tras al­gu­nos odian a Gui­llier otros lo ha­cen con Pi­ñe­ra. Una co­sa es com­por­tar­se co­mo un fa­ná­ti­co y to­mar co­mo enemi­go a to­do aquel que pien­se di­fe­ren­te a uno y otra es ac­tuar co­mo lo ha­ce una de­mo­cra­cia, vien­do a la con­tra­par­te co­mo ad­ver­sa­rios. Es ho­ra que com­pren­da­mos que en es­ta elec­ción, am­bos can­di­da­tos bus­can a tra­vés de su vi­sión ideo­ló­gi­ca el bien co­mún. Se­ría ab­sur­do pen­sar que es­tos hom­bres, dis­pues­tos a re­pre­sen­tar a to­dos no­so­tros, quie­ran ha­cer­le da­ño a su na­ción. Lo úni­co que cam­bia es el pun­to de vis­ta de eje­cu­tar un pro­gra­ma.

Por ello, hay que cal­mar los áni­mos. De­be­mos res­pe­tar a to­do aquel que pien­se di­fe­ren­te a no­so­tros. No por ser de iz­quier­da o de­re­cha, va­mos a re­cha­zar­lo. To­dos so­mos par­te del mis­mo Chi­le e in­de­pen­dien­te de nues­tra for­ma de ver el mun­do, que­re­mos lo me­jor pa­ra las ge­ne­ra­cio­nes del fu­tu­ro. Es­co­ja el ca­mino que con­si­de­re co­rrec­to y no pier­da el tiem­po en una gue­rra de opi­nio­nes que no lo lle­va­rá a na­da.

El pró­xi­mo 17 de di­ciem­bre, se rea­li­za­rá la se­gun­da vuel­ta. Lo más im­por­tan­te de to­do, es que us­ted cum­pla con el úni­co me­ca­nis­mo ca­paz de plas­mar su opinión en la for­ma que se ad­mi­nis­tra un go­bierno. Va­ya a vo­tar.

Por nues­tra par­te co­mo me­dio de co­mu­ni­ca­ción, co­mo siem­pre, da­re­mos es­pa­cio a to­das las pos­tu­ras que quie­ran plan­tear sus te­mas al desa­rro­llo de la pro­vin­cia y el país, por­que con­si­de­ra­mos que es­te dia­rio, es una voz pa­ra us­te­des y tam­bién pa­ra to­do aquel que quie­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de sus ha­bi­tan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.