Sín­dro­mes cru­za­dos, ¿Qué son, co­mo pre­ve­nir y qué ha­cer?

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

Afec­ta ge­ne­ral­men­te a per­so­nas jó­ve­nes que bus­can una ac­ción de­ter­mi­na­da, rea­li­zar tra­ba­jos con pe­sos en los gim­na­sios, sa­lir a tro­tar, prac­ti­car al­gún de­por­te, en­tre otros.

Sín­dro­mes cru­za­dos, es una al­te­ra­ción pro­du­ci­da por no­so­tros mis­mos, es­to da­do a los es­tí­mu­los que le brin­da­mos a nues­tro cuer­po, la ma­yo­ría de las per­so­nas cuan­do co­mien­za a rea­li­zar una ac­ti­vi­dad fí­si­ca o a rea­li­zar un de­por­te, no ha­ce el tra­ba­jo mus­cu­lar ne­ce­sa­rio pa­ra el desa­rro­llo de ese ejer­ci­cio, lo que con­lle­va a que los múscu­los tra­ba­jen de for­ma asi­mé­tri­ca, dan­do pa­so, a des­equi­li­brios en­tre ellos y por con­se­cuen­cia pro­du­cir una al­te­ra­ción, tan­to en ar­ti­cu­la­cio­nes co­mo en los pro­pios múscu­los. Afec­ta ge­ne­ral­men­te a per­so­nas jó­ve­nes que bus­can una ac­ción de­ter­mi­na­da, rea­li­zar tra­ba­jos con pe­sos en los gim­na­sios, sa­lir a tro­tar, prac­ti­car al­gún de­por­te, en­tre otras.

El pro­ble­ma real no es ha­cer de­por­te, sino, el ha­cer lo ne­ce­sa­rio, pa­ra que es­te sea be­ne­fi­cio­so y un apor­te en nues­tras vi­das. Uno de ellos es el sín­dro­me cru­za­do su­pe­rior, es el más vis­to den­tro de nues­tra so­cie­dad, se pro­du­ce por ma­las prác­ti­cas, pos­tu­ras o eje­cu­ción de ejer­ci­cios. Ocu­rre que el múscu­lo pec­to­ral se acor­ta, pro­duc­to que se en­cuen­tra más tra­ba­ja­do, per­so­nas que ha­cen pe­sas en g im­na s i o s , que rea­li­zan más ejer­ci­cios de es­te múscu­lo, ge­ne­ran un so­bre uso del mi smo, dan­do pa­so a que se pro­duz­ca una al­te­ra­ción, es­to es que los hom­bros, tien­den a ir­se ha­cia de­lan­te, dan­do pa­so a que se ge­ne­re una cur­va, en la zo­na dor­sal de la es­pal­da, es­to no es lo úni­co que pro­du­ce, si no, que tam­bién, do­lor de es­pal­da, una al­te­ra­ción a ni­vel cer­vi­cal, las per­so­nas que tie­ne es­te sín­dro­me, a me­nu­do, su­fren de do­lor de cue­llo, ca­be­za, man­dí­bu­la y es­pal­da, por­que al su­frir es­to en la zo­na su­pe­rior, ha­ce que las otras par­tes del cuer­po más cer­ca­nas de­ban mo­di­fi­car­se, pa­ra ayu­dar a que la per­so­na pue­da rea­li­zar sus ac­ti­vi­da­des de la vi­da dia­ria. Si ve­mos es­te úl­ti­mo pun­to de vis­ta, ten­dría­mos a raíz de so­lo un pa­trón mo­di­fi­ca­do, se pro­du­cen va­rias al­te­ra­cio­nes aso­cia­das.

Otro sín­dro­me, que ha ido en au­men­to en es­te úl­ti­mo tiem­po, es el de ca­de­ra, su­ce­de que los múscu­los de la zo­na lum­bar y glú­teos se en­cuen­tran dé­bi­les, es­to lle­va a que la zo­na an­te­rior sea más fuer­te, ha­cien­do que la ca­de­ra ro­te ha­cia de­lan­te, ha­cien­do que se pier­da las cur­va­tu­ras nor­ma­les que se en­cuen­tran en nues­tra co­lum­na, pro­du­ce, do­lor en la es­pal­da ba­ja, ca­de­ra, ro­di­lla y to­bi­llo, en al­gu­nas oca­sio­nes pue­de afec­tar a la zo­na su­pe­rior, ge­ne­ran­do un sín­dro­me cru­za­do do­ble. Es im­por­tan­te sa­ber, que es­te ti­po de al­te­ra­cio­nes, son mo­di­fi­ca­bles, con ejer­ci­cios de for­ta­le­ci­mien­to, pa­ra las zo­nas más dé­bi­les y elon­ga­cio­nes, pa­ra las zo­nas más fuer­tes, me­jo­rar, las pos­tu­ras de eje­cu­ción en los de­por­tes o prác­ti­cas de ejer­ci­cios, si eres prin­ci­pian­te, ase­só­ra­te bien an­tes de rea­li­zar un ejer­ci­cio y/ o de­por­te. Si su­fres de al­guno de es­tos sín­dro­mes, de­bes evi­tar, ejer­ci­cios que es­tén li­ga­dos a mu­chos re­bo­tes, los im­pac­tos fuer­tes, no reali­ces ejer­ci­cios de pe­so, con los múscu­los más fuer­tes, de lo con­tra­rio acen­túas más el pa­trón ad­qui­ri­do por la al­te­ra­ción. Eres res­pon­sa­ble de tu sa­lud y de tu cuer­po, por lo que de­bes tra­ba­jar de ma­ne­ra con­tro­la­da y cons­cien­te, pa­ra evi­tar es­te ti­po de al­te­ra­cio­nes.

Án­ge­lo Me­za Ca­rras­co Ki­ne­sió­lo­go, Post­gra­do en Reha­bi­li­ta­ción Fun­cio­nal Le­sio­nes De­por­ti­vas, Uni­ver­si­dad CAECE, Ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.